Meditar para aclarar la visión: una conversación con el cineasta David Lynch (🎥)

Para David Lynch, la meditación es una práctica que le ha permitido trabajar sentimientos negativos y convertirlos en energía creativa.

Uno de los aspectos más curiosos sobre la meditación es que es una actividad tan íntima, tan personal y silenciosa, que solamente es posible identificar a un meditador por sus acciones, sus palabras, sus pensamientos. Así es como el director de cine y artista excéntrico David Lynch se revela, una vez más, como practicante asiduo en un cortometraje dirigido por uno de sus hijos, Austin Lynch, y Stella McCartney.

Durante los 9 minutos de Curtain’s Up, Lynch describe el maravilloso lenguaje del cine que le permite comunicar ideas abstractas a través de un vistazo de su propio proceso creativo.

La comunicación que el arte permite (en este caso el cine) es tan íntima y personal como la meditación misma. Lynch habla sobre el círculo, invisible y solamente palpable en el interior de nuestras emociones, que existe y va de la audiencia hacia el filme y de regreso. Esta complejísima relación que hay entre cada persona y lo que está presenciando, lo que ello le mueve y cómo le conmueve.

Pero para este famoso director, la meditación no sólo se parece al momento en que nos sumergimos en una película sino que envuelve la propia vida del artista y, con ello, su vida creativa.

De acuerdo con Lynch, toda creación comienza con una idea, que bien puede ser muy simple pero servirá como anzuelo para ir revelando el todo de la obra. El trabajo del creativo, también meditador, es cultivar ese mundo de ideas; por lo general, las más burdas y pequeñas, como los pececillos en el agua, se hallan en la superficie, pero a medida que expandes tu conciencia, tendrás la posibilidad de acceder a los peces grandes y gordos que nadan en las profundidades.

 

Poner a los demonios a meditar

Pese a que Lynch es también creador de imágenes francamente perturbadoras, aclara que a través de la meditación ha trabajado los sentimientos de miedo, ansiedad, depresión e ira que solían envolverlo antes de comenzar a meditar. Agrega que, pese a que todos estos sentimientos puedan ser hermosos para la historia de un filme, pueden ser venenosos para el artista, quien debe tener claridad al crear y la posibilidad de pescar y poner a su alcance las ideas.

Y es que de eso se trata el trabajo meditativo, de tener claridad, de aprender a mirar la realidad tal cual es y estar bien con ello. En una maravillosa conversación entre David Lynch y Patti Smith años atrás, el cineasta confesaba:

Es hermoso para mí cuando suceden muchas cosas que no controlo, que la naturaleza se interponga y no sea limpio o bonito, que no sea muy perfecto; hay algo allí que es realmente hermoso para mí.



Poesía submarina: las mejores fotografías del Ocean Art Underwater Photography 2019

Estas fotografías son una invitación a sumergirnos para conocer otros mundos.

Últimamente la fotografía área se ha vuelto la predilecta de los aficionados de la fotografía, ya que los drones nos han permitido ver la Tierra en una hipnótica abstracción. Pero a veces olvidamos que hay otros mundos.

Las profundidades marinas son espacio de la más sublime poesía visual. De una poesía violenta, como siempre es cualquier poesía. Porque en esa suerte de galaxia submarina se libran grandes luchas: confluyen dualidades, como el orden y el caos, la luz y la oscuridad, de una manera apabullante. Algunas veces, las fotografías de National Geographic nos lo recuerdan.

Pero, ¿sabías que existe un concurso dedicado a premiar las mejores fotografías del océano?

Es el Ocean Art Underwater Photography Competition.

Este año, las fotografías ganadoras y las menciones honoríficas te harán sentir que te has sumergido en el océano y estás nadando entre las más extrañas especies que pueblan el ecosistema más grande del mundo,y te harán ver de otra manera el océano.

La selección de este concurso se divide en varias categorías: desde las más técnicas, como Gran angular, Macro y Supermacro, hasta las más educativas, como Comportamiento de la vida marina, y las más artísticas, como Arte submarino y Retrato. Incluso los moluscos nudibranquios tienen su propia categoría –aunque bien podrían tener su propio concurso–.

Aquí te mostramos una selección de fotografías del Ocean Art Underwater Photography Competition, que bien podrían despertar tu empatía por el mundo submarino, al que hemos llenado de espantoso plástico.

La mejor fotografía

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Devil Ray Ballet”, Duncan Murrel

Fotografías ganadoras por categoría

Wide-Angle Category

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography
“Gentle Giants” François Baelen

Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Ancistrocheirus” Jeff Milisen

Cold Water

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-5
“Grey Seal Face”, Greg Lecoeur

Nudibranchs

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Inside the Eggs”, Flavio Vailati

 

Supermacro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Hairy Flames”, Edison So

Novice DSLR

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Special Encounter”, Alvin Cheung

Mirrorless Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Atlantic Spotted Dolphins”, Eugene Kitsios

Mirrorless Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2

Mirrorless Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“My Babies”, Fabrice Dudenhofer

Compact Wide-Angle

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Dancing Jellyfish”, Melody Chuang

Compact Macro

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2-66
“Hairy Shrimp”, Sejung Jang

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Chimaera”, Claudio Zori

Compact Behavior

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Cannibal Crab”, PT Hirschfield

Underwater Art

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Disco Nudi”, Bruno Van Saen

Reefscapes

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Mangrove”, Yen-Yi Lee

Algunas menciones honoríficas

mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Waves”, Stefano Proakis
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Croc in the Mist”, Christina Barringer
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Sheep on the shot”, Chun Ho Tam
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Porcelain Plume”, Wayne Jones
mejores-fotografias-oceano-2019-especies-marinas-underwater-photography-2
“Seal face” Greg Lecoeur.

 



Cómo alimentar nuestra creatividad todo el tiempo: Patti Smith y David Lynch te explican

En una conversación sin pretensiones, la madre del punk y el cineasta más impredecible de todos los tiempos nos regalan algunas hints para estimular la creatividad.

Cuando dos grandes espíritus se reflejan uno en el otro, cada uno brilla más que por separado. Es lo que le pasó a la estruendosa Patti Smith y el ecléctico David Lynch, quienes compartieron un diálogo como parte de los nuevos segmentos de la BBC titulados Newsnight Encounters.

Gracias a su breve interacción es posible ver nuevas cosas que permanecían ocultas o pasaban de largo sobre estas legendarias figuras, representantes de la música y del cine, respectivamente. Por ejemplo: ¿de dónde provienen sus ideas artísticas, que tanto han impactado al mundo del arte?

Como dice en la charla, a Patti Smith la inspiración para una canción le vino de una aparición fantasmática: la del encanecido guitarrista Jerry García. Al parecer, el espectro quería desvanecer todos los complejos que Smith cargaba respecto a su edad, pues la artista estaba pasando por una especie de crisis. De paso, García le regaló una canción (que, por cierto, es genial) que terminó titulándose “Grateful”, precisamente a modo de agradecimiento al fantasma del guitarrista.

¿Y Blue Velvet, la épica película de Lynch? ¿De dónde surgió la inspiración para algo así?

Smith, sin rodeos, le pregunta a Lynch:

Todos tenemos esta habilidad chamánica [haciendo referencia a su experiencia fantasmática]. Algunos hacen más uso de ella. ¿Has tenido esta experiencia?

Y Lynch responde:

Supongo que en frases. Es cómo si en el otro cuarto hubiera un rompecabezas, y todas las piezas estuvieran juntas. Pero a mi cuarto me voy llevando pequeñas piezas una por una. La primera pieza que me llevo es un fragmento de todo el rompecabezas, pero me enamoro de este fragmento […] Lo guardo, lo escribo, y yo digo que tener ese fragmento es como un imán que atrae a los otros, cada vez más rápido.

Además, Lynch fue obviamente inspirado por la canción “Blue Velvet” de Bobby Vinton, de la cual, con los años, comenzó a “surgir” algo al escucharla (pues al principio no le gustaba). Lo que se originó a partir de la canción eran las imágenes de “labios rojos en la noche, en un carro, y jardines verdes bien cuidados” .

Luego le vino a Lynch la inolvidable imagen del oído entre el césped (una de las primeras escenas de Blue Velvet). Y bueno: el cine no volvió a ser el mismo.

Entre estos fantasmas y rompecabezas podemos hallar lo que hace geniales a estos artistas. Parece que la inspiración es algo que encontramos al tener una intuición permanentemente abierta a cualquier cosa que se presente.

Para Patti Smith y David Lynch, la creación que surge de esta inspiración no tiene hoja de ruta; es un proceso que sólo puede atenerse al azar. Sin embargo, ello también implica “reconectarse con el mundo y el arte”, como dice Smith, y “hacer lo mejor que puedas”, como señala Lynch.

Una lección que nos sirve para saber que la creatividad es sobre todo paciencia, simpleza y ganas de compartir algo con el mundo.