Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

MEDIO AMBIENTE

Ríos de lava azul electrizante brotan de este volcán

Por: Ecoo sfera29 de marzo de 2022

Aunque alrededor del mundo existen miles de volcanes activos, no todos son iguales ni funcionan de las mismas formas. Cada uno es peculiar y trae consigo sus propias características que los vuelven únicos, como Dallol el volcán más bajo del planeta y el más caliente de todos, por lo que se ha ganado el nombre del ‘infierno’ de la Tierra. Pero además de este, encontramos otras formaciones volcánicas enormemente impresionantes, aunque quizá la más electrizante de todas es el volcán Kawah Ijen que arroja ríos de luces de azules vibrantes desde su cráter.

El lago más grande de ácido clorhídrico

Sabemos que el mero hecho de observar, aunque sea en fotografías o videos, la explosión volcánica de las enormes formaciones magmáticas, es ya de por sí impresionante. Con sus dramáticas y a la par, hermosas erupciones los volcanes nos recuerdan el poderío de la naturaleza y la vulnerabilidad del hombre. Pero más allá de la reflexión misma que nos deja mirar este tipo de eventos, hay que reconocer que existe una experiencia estética en el proceso.

Los ríos de lava que se deslizan sobre la tierra nos dejan perplejos ante su indomable rojo incandescente. No obstante, existe un volcán completamente distinto a otros, aunque no por eso deja de ser hermoso, por el contrario, eleva la experiencia de observación pues su explosiva llama es de color azul.

El volcán conocido como Kawah Ijen es un estratovolcán que se encuentra en la frontera de Banyuwangi y Bondowoso en Indonesia. Quizá sea el volcán más hechizante de todos, no sólo por su lago color turquesa que es el lago más grande del mundo formado por ácido clorhídrico, sino porque erupciona lanzando inusuales resplandores de color azules electrizante que dejan perplejo a cualquiera.

No es lava azul

Aunque este fenómeno fácilmente puede confundirse con lava, lo cierto es que se trata de algo muy distinto. El brillo que se expande como gas plasmático entre los caminos borrascosos del volcán, es la consecuencia de la combustión de gases sulfúricos. Estos gases emergen desde el corazón del volcán y escapan por las grietas de la tierra a alta presión y a temperaturas exacerbadas. Al salir violentamente desde el centro y a una temperatura que alcanza los 600ºC, chocan de lleno con las condiciones atmosféricas y reaccionan encendiéndose en llamas que superan los cinco metros de altura.

Algunos de estos gases se condensan durante el proceso, convirtiéndose en azufre líquido que escurre por las laderas y forma ríos de fuego azul vibrante. Es por esto que en ocasiones se confunde con lava azul, porque a la vista este tipo de combustión también fluye como si se tratara de magma, sin embargo, no es así.

No es de sorprenderse que en las laderas del volcán Kawah Ijen se encuentren condiciones completamente extrañas como su lago de ácido clorhídrico que se formó gracias a que el volcán emitió cloruro de hidrógeno, que posteriormente reaccionó con el agua, formando ácido clorhídrico altamente condensado con un pH de casi 0.

Este no es el único tesoro geológico que puede encontrarse cerca del volcán. Cuando los gases expulsados por Kawah Ijen se enfrían, depositan azufre en estado sólido a su alrededor. Por ello, las laderas cercanas al volcán se han vuelto una fuente de azufre para los mineros locales que venden las piezas de rocas a los visitantes de la región. Pero sin duda la mayor cualidad del volcán Kawah Ijen es su color electrizante y la forma tan peculiar que tiene al hacer erupción, que no se asemeja a ningún otra formación magmática en el mundo.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: