PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

NASA encuentra superemisores de metano desde el espacio

La misión EMIT (Eartg Surface Mineral Dust Source Investigation) de la NASA se encuentra cartografiando la prevalencia de minerales clave en los desiertos que producen polvo en nuestro planeta, para poder avanzar en la comprensión que tenemos de los efectos del polvo en el clima. Pero EMIT ha probado tener otra capacidad, poder detectar la presencia de metano, un gas de efecto invernadero.

Imagen: NASA/JPL-Caltech

El metano en la Tierra

El metano es responsable de aproximadamente el 30% del aumento de temperaturas a nivel global actualmente. Es menos abundante que el CO2 en la atmósfera pero es 28 veces más potente como gas invernadero y permanece en la atmósfera por una década, a diferencia de los miles de años que llega a permanecer el CO2.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esto ha indicado que reducir sus emisiones podría reducir varios grados celsius del calentamiento global que se tiene proyectado para la mitad del siglo, lo que ayudaría a mantener el objetivo del Acuerdo de París sobre limitar el aumento de la temperatura promedio de la Tierra.

Detección de superemisores de metano

EMIT fue instalado en la Estación Espacial Internacional el pasado julio, y desde entonces ha detectado más de 50 superemisores en Asia central, Oriente Medio y el suroeste de Estados Unidos. Las superemisores son instalaciones normalmente en los sectores de combustibles fósiles, los residuos o la agricultura que emiten metano en altas proporciones.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imagen: ASA/JPL-Caltech

La observación es posible debido a que el metano absorbe la luz infrarroja con un patrón llamado huella espectral, el cual el espectro de imágenes del EMIT puede discernir con gran exactitud y precisión. Las nuevas observaciones se derivan de la cobertura del planeta desde la órbita de la estación espacial y de la capacidad del EMIT para escanear franjas de la superficie de la Tierra de decenas de kilómetros.

El control de las emisiones de metano es fundamental para limitar el calentamiento global. Este nuevo y emocionante desarrollo no sólo ayudará a los investigadores a localizar mejor la procedencia de las fugas de metano, sino que también proporcionará información sobre cómo se pueden abordar rápidamente”, dijo Bill Nelson, administrador de la NASA.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las observaciones de metano del EMIT se dieron mientras los científicos verificaban la precisión de los datos minerales del espectrómetro de imágenes y continuará recogiendo mediciones de minerales superficiales en regiones de África, Asia, América del Norte y del Sur y Australia.

Imagen: NASA/JPL-Caltech

EMIT detectó una columna de metano de unos 3.3 kilómetros de largo al suroeste de Carlsbad, Nuevo México en la cuenca del Pérmico, esta es uno de los mayores yacimientos petrolíferos del mundo. En Turkmenistán identificó 12 columnas procedentes de infraestructuras de petroleo y gas al este de la ciudad de Hazar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Estos datos serán de ayuda para comprender mejor el papel que desempeñan la partículas de polvo en el aire en el calentamiento y enfriamiento de la atmósfera y la superficie de la Tierra. “Estamos ansiosos por ver como los datos minerales del EMIT mejoran la modernización del clima”, dijo Kate Calvin, científica en jefe y asesora principal de la NASA. “Esta capacidad de detección de metano de EMIT da la oportunidad para medir y monitorear los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático”.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD