PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

Lo que vivimos hoy lo predijo un periódico de hace 100 años

La situación actual tiene tintes caóticos si se tiene el valor de mirar en esa dirección, existen tantas situaciones aquejando a nivel mundial. Desde los desastres naturales, hasta la creciente posibilidad de volver a experimentar una zoonosis, todas son partes de un mismo rompecabezas. Pero parece que la humanidad estaba destinada a atravesar por todo esto. Y no por mera casualidad sino por mano propia, pues ha encaminado al planeta en ese rumbo desde hace mucho tiempo atrás. Así lo deja entrever un artículo publicado en un periódico de hace 100 años, que predijo el cambio climático que vivimos hoy en día.

Puede parecer que el debate del desequilibrio planetario tiene apenas unas décadas en boca de los científicos y activistas que intentan emprender acciones a toda costa para minar sus consecuencias. Si se sorprende al saber que ya en la década de los años sesenta se estaban movilizando las primeras asociaciones en pro del medio ambiente, le asombrará todavía más este artículo de periódico que predijo el cambio climático hace más de un siglo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La predicción de hace más de un siglo

Para ser exactos, el 14 de agosto de 1912 el periódico neozelandés Rodney and Otamatea Times, Waitemata and Kaipara Gazette, publicó un artículo sumamente interesante que hacía un análisis sobre los costes que dejaría una sociedad carbonocentrista. En él se declara que ya en aquel momento los 2 millones de toneladas de carbono que se quemaban anualmente, agregaban 7 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. E incluso parecen haber tenido un impacto importante en años anteriores, así lo explica.

[caption id="attachment_113999" align="aligncenter" width="750"]

Google Libros[/caption]

Pese a que en aquel entonces la tecnología no se encontraba tan avanzada, ya era una sociedad basada en los combustibles de hidrocarburos. Así que las emisiones de carbono ya rondaban la atmósfera. No resultó muy complicado para los científicos visionarios de aquella época, suponer los costes que esto traería a la larga. El artículo de hace más de un siglo explica que las emisiones de carbono “tienden a hacer del aire un manto más efectivo para la tierra y a elevar sus temperaturas. El efecto puede ser considerable en unos pocos siglos".

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esto no es todo, los hechos a los que se refiere el artículo, aparecieron en otra entrada del Popular Mechanics en marzo de 1912. Titulado ‘The Remarkable Weather of 1911’, hace énfasis en los inusuales cambios meteorológicos que se suscitaron en algunas regiones del planeta. Desde entonces no se dudó en señalar directamente a las emisiones de carbono por el extraño comportamiento atmosférico. El concepto de ‘efecto invernadero’ comenzó a tomar fuerza en aquellos años, pese a que el científico sueco Svante Arrhenius lo propuso desde 1896.

El inicio de la ciencia climática

Con el uso de sus conocimientos sobre química, Arrhenius propuso que las emisiones de carbono lanzadas a la atmósfera por aquella época, ya eran suficientes para ocasionar un cambio en el clima del planeta, su trabajo se convirtió en la base de lo que hoy conocemos como ciencia climática que cada día nos enseña más sobre el daño que hemos venido ocasionando al planeta.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El artículo de agosto de 1912 culmina con una aleccionadora reflexión que sorprendente incluso tras un siglo, sigue siendo vigente:

“…. A la luz de todo lo que se sabe, es razonable concluir que el cerebro del hombre no sólo ha ideado máquinas por medio de las cuales puede viajar más rápido que el viento, navegar por las profundidades del océano y volar por encima de las nubes, pero también que indirectamente por estas mismas cosas, que cambian la constitución de la atmósfera, han llevado sus actividades más allá del presente inmediato y cercano y han modificado los procesos cósmicos mismos”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Luego de más de 100 años, seguimos intentando comprender hasta dónde nos ha llevado el estilo de vida que se gestó en la Revolución Industrial. Para aquellos hombres con una visión perspicaz como Arrhenius la respuesta era clara; la humanidad llevaría al planeta al borde del colapso. Y aunque seguimos en el camino, todavía podemos hacer una lluvia de acciones para cambiar nuestra relación con el planeta 

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD