PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

Horsetail, la cascada que escurre fuego líquido

Enormes caídas de agua que descienden a grandes velocidades de las montañas ya son de por sí espectáculos naturales dignos de admirar. Pero cuando una de ellas parece aventar una gran cantidad de fuego líquido, el paisaje se vuelve épico. Así es la cascada de fuego llamada Horsetail que desciende desde los relieves intrincados del Parque Yosemite.

Yosemite es uno de los parques naturales más importantes del mundo. Ubicado a 320 kilómetros al este de San Francisco, California, alberga una cantidad impresionante de acantilados de granito, así como ríos cristalinos y también es el hogar de bosques de secuoyas gigantes. Decenas de cascadas fluyen por sus acantilados, aunque algunas de ellas lo hacen únicamente durante algunas temporadas del año.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Fuego líquido natural

La cascada de Horsetail es uno de estos fenómenos naturales estacionales que sólo se pueden observar durante unos pocos meses del año, durante los cuales se precipita desde el borde del acantilado llamado ‘El Capitán’. El enorme monolito de granito tiene una impresionante altura de casi un kilómetro y a través del cual corren dos arroyos que descienden en pendiente desde aproximadamente 500 metros sobre las losas empinadas, rociando la niebla antes de continuar por otros 150 metros hasta el final del pie del acantilado.

Pero no es precisamente la gran altitud de la cascada la que caracteriza a Horsetail, sino su colorido fuego líquido. La cascada se activa durante el final del invierno y principios de la primavera, pero es en unos cuantos días de febrero cuando se convierte en el increíble espectáculo conocido como la ‘cascada de fuego’.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Durante estos días, las condiciones ambientales se conjugan para que la llama ardiente líquida se precipite hacia los pies del acantilado. El extraño fenómeno se debe a la posición de la Tierra y el lugar exacto en donde inciden los rayos del sol.

Aquellos que viajan hasta el sitio, explican que se trata de un fenómeno que sorprende no sólo por su colorido fuego, sino porque sucede una vez que el sol se pierde en la línea del horizonte. Es durante este momento de transición crepuscular en donde la oscuridad poco a poco domina a la luz, cuando la cascada logra atrapar los últimos destellos de claridad y de pronto, enciende su alrededor con la caída de agua que parece fuego ardiente escurriéndose por El Capitán.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

La belleza de Horsetail es una de las más difíciles de captar, pues aunque se pare en el sitio adecuado para el espectáculo, dependerá de que existan las condiciones adecuadas para que pueda admirar la cascada de fuego. Se requiere de un cielo completamente despejado de nubes y neblina, y que además, exista la cantidad necesaria de nieve para alimentar el descenso de agua, para que la magia tome forma y se manifieste el fuego líquido.

El encanto de la naturaleza puede manifestarse de distintas formas y Horstail es una de ellas, que nos recuerda la importancia de preservar los bosques milenarios que todavía sobreviven en el planeta.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD