Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

MEDIO AMBIENTE

Detectan floraciones de algas nocivas sospechosas

Por: Ecoo sfera23 de agosto de 2022

Autoridades de Alemania y Polonia advirtieron la semana pasada de una catástrofe ecológica después de que más de cien toneladas de peces muertos aparecieron en el sur del río Oder. En un primer momento la incertidumbre de qué podría haber estado sucediendo invadió a los científicos, sin embargo, las investigaciones realizadas dieron con un agente silencioso que detono el desastre. Se trata de Primnesio, un tipo de alga dorada que genera un tipo de toxinas que en grandes cantidades es mortal para los peces. De confirmarse la teoría, hay que destacar que el crecimiento de algas en el río no sería un fenómeno natural, sino que respondería a un problema causado por el hombre debido a las toneladas de vertidos industriales.

¿Qué está pasando en el río Oder?

Los pescadores polacos comenzaron a notar problemas cerca de Otawa, a unos 400 kilómetros del mar, a finales de julio y a la fecha han retirado 100 toneladas de peces muertos del rio, mientras que del lado Alemán se han retirado cerca de 30 toneladas.

La alga Primnesio es dominante en todas las muestras del río Oder y representa al menos la mitad de la biomasa algal total del río. Nunca se había observado un desarrollo masivo semejante en las aguas dulces del cuerpo acuoso.

Muchas de las criaturas se encuentran en una lucha por sobrevivir ya que los bajos niveles de oxigeno y las temperaturas altas del agua aumentan la concentración de sustancias adversas como la proliferación de algas tóxicas o la contaminación química por lo que se pueden destruir ecosistemas enteros de agua dulce, según lo dicho por Tobias Goldhammer, investigador de la IGB (Instituto Leibniz de Ecología de Aguas Dulces y Pesca Continental).

Algas Prymnesium y su efecto en el ecosistema acuático

Gracias a investigaciones previas se sabe que cuando el alga está presente en grandes cantidades supone que la concentración de toxina es muy alta, sin embargo, aún es necesario investigar más sobre las primnesio para determinar la cantidad exacta de la toxina.

“Ahora lo que falta es la caracterización genética de la cepa de algas. Se han descrito más de 50 cepas de Primnesio, que difieren mucho en cuanto a sus requisitos ambientales y a la producción de toxinas. En la actualidad, las toxinas se clasifican en tres grupos, cada uno de los cuales consta de más de diez toxinas diferentes; esto supone un reto importante a la hora de determinarlas”, declaró Jan Köhler, científico del IGB.

Si los niveles de sal no disminuyen y seguimos experimentando veranos excesivamente calurosos y secos, este tipo de desarrollos masivos tóxicos podrían volver a producirse en el futuro.

Los datos satelitales arrojaron la respuesta

La floración masiva de algas en el río Oder se puede detectar mediante datos de satélite. Los expertos de Brockmann Consult han procesado los datos del satélite europeo Copérnico Sentinel 2 en colaboración con el Instituto Leibniz de Ecología de Aguas Dulces y Pesca Interior (IGB) y el AG Modeling Methods in Remote Sensing de la Universidad de Leipzig y han calculado las concentraciones de clorofila.

Los datos por satélite tienen un gran potencial para ayudar a esclarecer el desastre del Oder. Los nuevos resultados ayudarán a comprender mejor la actual floración de algas tóxicas de primnesio combinando los datos de vigilancia ecológica acuática y las muestras de agua con los datos de satélite.

“Cuanto antes podamos identificar la causa de esta catástrofe ecológica, antes podremos empezar a gestionar y limitar las consecuencias ulteriores”, dijo Tim PcPhie, jefe de la comisión.

Las autoridades locales temen que el agua contaminada o los peces muertos puedan fluir río abajo hasta la laguna de Szczecin, donde el Oder desemboca en el mar Báltico, pues las toxinas de estas algas podrán no ser perjudiciales para los seres humanos pero para los peces y mariscos son letales.

Este es un claro ejemplo del profundo desequilibrio que pueden sufrir los ecosistemas debido a la incidencia de la mano humana. Si bien el alga marina no es mortal por sí sola, cuando se le orilla a la reproducción en masa debido al desequilibrio de su hábitat, puede resultar en un desastre total para las especies que cohabitan con ella.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: