Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

MEDIO AMBIENTE

La Escalera al Cielo es real y está en China

Por: Ecoo sfera8 de septiembre de 2022

La montaña Tianmen de Zhangjiajie en China, es vista por muchos como una auténtica Puerta al Cielo, por su aspecto etéreo que parece unir al mundo de los mortales con la divinidad celestial. Su vista se ve enriquecida con los cientos de escalones que ascienden hasta ella y por los que diariamente suben miles de visitantes.

La Puerta al Cielo en Tianmen

La aventura comienza desde el centro de Zhangjiajie en el provincia china de Hunan. Los visitantes se enfrascan en un viaje en teleférico que los transporta hasta la montaña de Tianmen. Durante media hora el vehículo aéreo atraviesa una distancia de poco menos de 8 kilómetros y asciende por 1,250 metros de altura.

En la cima de la montaña yace la llamada Escalera al Cielo, una estructura de 999 escalones que poco a poco conducen hacia lo más alto de la montaña Tianmen, hasta que finalmente el viaje culmina con la impresionante vista del arco formado naturalmente de mayor altura en todo el planeta.

Allí la gran montaña da vida a una escultura que parece planeada por los hombres, pero que más bien ha sido labrada por la historia geológica. Las rocas prehistóricas se entrelazan en la cúspide de Tianmen para formar el magnífico arco que deja cruzar los rayos del sol. Es por esto que se le ha llamado como Puerta al Cielo, pues parece un portal hacia otra dimensión, una especie de entrada hacia la divinidad celestial donde los dioses se comunican con los humanos.

El arco tiene una altura de 128 metros y se extiende a lo largo de 55 metros de ancho en lo más alto de Tianmen. Llegar hasta él no es para nada sencillo, además del ascenso en teleférico, una vez que se llega a la cima de la montaña, la procesión debe continuar a pie. Se deben subir uno a uno los 999 escalones de la llamada Escalera al Cielo en donde el número 9 es sagrado, pues la escalinata se dobla 99 veces sobre sí misma antes de finalmente llegar a la Puerta al Cielo.

Una formación antigua sagrada

Desde luego que el gran paisaje que ofrece el arco natural no ha estado ahí por siempre. Hasta el año 263 d.C. solía ser un acantilado común. Pero eso cambió cuando en aquel año la formación geológica cedió ante el ímpetu del paso del tiempo y formó un arco natural. Aunque muchos aseguran que su formación es más bien un misterio, lo que eleva todavía más el enigma de la montaña que según el budismo tiene un carácter sagrado.

Para aquellos que deciden visitar el portal hacia lo divino, también hay otras secciones para admirar. Aparte de la belleza de la escalinata que desemboca en el arco, se puede visitar el Templo de Tianmenshan que fue construido en el año 870 d.C., y es el centro budista más importante del oeste de Hunan. También se puede caminar por el geoparque circundante lleno de naturaleza pasiva y en donde también hay pasarelas que cuelgan de los acantilados, algunas de ellas de cristal que permiten mirar hacia el vacío.

Las asombrosas vistas dejan claro por qué los habitantes de China creen que se trata de un lugar sagrado, la unión entre el reino de los dioses y los mortales.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: