PUBLICIDAD

MEDIO AMBIENTE

Descubre las Colinas de Chocolate (que nadie puede comerse)

El planeta Tierra no deja de sorprendernos. Lugares asombrosos que parecen sacados de un sueño ofrecen experiencias surreales. Tal es el caso de un sitio conocido como las Colinas de Chocolate.

Imagina contemplar un sensacional paisaje por sus peculiares colores emulan un delicioso paisaje comestible grandes formas de bombón. Este lugar existe y está en la isla Bohol, en Filipinas. Las Colinas de Chocolate son un grupo de pequeñas montañas de color marrón que se pueden admirar desde unos metros de distancia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La razón por la que este curioso lugar adquirió su nombre es que al iniciar la época de lluvias en la Isla de Bohol, la hierba que cubre estas pequeñas montañas pasa de ser verde a adquirir una tonalidad café. Este color se observa de manera uniforme porque en su superficie no crecen grandes árboles, ni arbustos.

Las formaciones rocosas no son demasiado altas, pues miden entre 30 y 50 metros. Sin embargo, son tan numerosas que no se sabe con exactitud cuántas de ellas hay en este lugar. Se tienen identificadas con precisión 1268 colinas pero algunas estimaciones calculan hasta 1776. Esta impresionante vista está dispersa en un área de 50 kilómetros cuadrados.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La romántica leyenda detrás de las Colinas de Chocolate

El origen de este inquietante lugar es desconocido, pero cerca de ellas existen algunas leyendas de amor. Se cuenta que un apuesto y joven gigante llamado Arogo se enamoró de una mujer mortal con la que no podía estar. Ante la frustración de no ser correspondido, el gigante lloró enormes lágrimas de chocolate que se trasformaron en las colinas.

Pero los especialistas en Geología tienen una explicación menos romántica sobre la formación de estas colinas. La teoría explica que fueron formadas a través de la erosión de enormes piedras marinas calizas y arrecifes de coral que surgieron del océano. A través de millones de años fueron tomando la forma de conos y adquirieron su color característico.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hotels.com

Las montañas están colocadas sobre una capa de arcilla rugosa por lo que los visitantes de las Colinas de Chocolate no pueden escalar debido a su terreno irregular. Para su observación es necesario ingresar a una plataforma desde donde pueden apreciarse a la distancia.

Este impresionante sitio es el tercer Monumento Geológico Nacional de Filipinas desde 1988. También estuvo cerca de convertirse patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, aunque la solicitud no ha sido aprobada.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD