Si hay un paisaje en esta tierra que despierte la sensación de rendición ante la falta de palabras para describir el sentimiento de libertad al que evoca, ese es el Valle del Rift. Ocasionado por una gran fractura que ha dejado expuestas zonas profundas de la tierra, está partiendo a África y se espera que en el futuro esta quede dividida en dos. Pero además de sus imponentes paisajes que hablan de la dinámica de nuestro planeta, el Valle del Rift alberga uno de los lagos más misteriosos que existen. El lago Natron es un lugar casi inhóspito, sólo unas cuantas especies se aventuran a navegar por él ya que es capaz de convertir en estatuas de sal a todo aquello que desafíe su naturaleza. Es tan bello como pernicioso.

lago Natron en Tanzania

El lago Natron se encuentra en pleno corazón de Tanzania, por donde cruza el Valle del Rift en África. Habita un espacio alejado de poblaciones grandes y su ecosistema está limitado a unas pocas especies que han desarrollado las habilidades para sortear su peligrosidad. Es uno de los sitios más sorprendentes que existen a la par de extraño. La razón es muy simple, todo aquello que se acerque demasiado a sus aguas terminará convertido en

El lago Natron tiene una composición única en el mundo 

La composición del lago es única pues sus aguas son la última parada de la ceniza volcánica proveniente del estratovolcán Ol Doinyo Lengai. Un volcán conocido por tener registros de lanzamiento de tefra y lavas con composiciones únicas de carbonato en el mundo. Aunado a que la temperatura del cuerpo del agua supera los 60°C y tiene PH alcalino entre 9 y 10.5, todas estas características vuelven al lago Natron uno de los más peligroso del mundo.

Es tan peligroso que cualquier criatura viva que no tenga las condiciones para soportar estas características, morirá al instante y terminará convertido en estatua de sal. Los carbonatos presentes en la composición del agua petrifican a los organismos vivos, pero es la temperatura elevada y el pH alcalino lo que ocasiona que sea un lugar inhóspito. Sólo el alga roja y las tilapias alcolapia se atreven a tomar al lago Natron por hogar.

lago Natron

La única ave que se acerca voluntariamente al espejo carbonatado formado en la superficie del agua son los flamencos enanos. Con sus grandes picos filtran el agua y se alimentan del alga rojiza a la que por cierto, deben su color rosado. Fuera de estas especies, el ecosistema está bastante limitado y por el contrario, todo aquel organismo que por error se acerque demasiado terminará calcificado y perdurarán bajo la forma de estatuas de sal.