Las estaciones petroleras en medio del océano son como bombas de peligro inminente. Se sabe que su permanencia en estos ecosistemas es frágil, pero la vida sin este recurso es aún impensable para la humanidad. A lo largo del tiempo el crudo ha permanecido en nuestra rutina, pero también lo hacen distintas consecuencias de su uso, una de las más preocupantes: el derrame de petróleo en el mar.

Ya sea por una ruptura en el sistema, una fuga, etc…, un derrame de petróleo muchas veces se convierte en la peor pesadilla ambiental. Algunos lamentarán las pérdidas económicas del recurso, pero para otros son capaces de ver que esto supone un impacto en la naturaleza que en muchas ocasiones es irreversible.

El derrame más reciente supone 3,000 barriles de petróleo desahogados en la costa del sur de California, escenario que declara un desastre ecológico. Poco después de que la planta de posproducción de crudo presentara fallas se dejaron ver pájaros y peces muertos en las costas.

La fuga que se localiza a unos ocho kilómetros de la costa de Huntington Beach no ha podido ser reparada y el petróleo ya comenzó a llegar a las playas de california. Se estima que la extensión de la mancha de derrame de petróleo abarca alrededor de 33,7 km2.

Hasta ahora, la Guardia Costera del lugar calificó la situación como “un gran derrame de petróleo”, razón por la que invitaron a los habitantes a permanecer alejados de las costas. Sin embargo, para el ecosistema marino ni siquiera hubo advertencias.

Las consecuencias del derrame de petróleo en California

El alcance de un derrame de petróleo tiene implicaciones graves para la vida marina. Distintas especies pueden perder la vida en corto plazo, pero también los expertos advierten sobre problemas ambientales que tomarían meses o incluso años.

Un derrame de tal magnitud puede tener efectos adversos en la reproducción de algunos animales o bien en el desarrollo de algunas crías. Asimismo, conservacionistas expresaron preocupación por los hábitats de humedales en el área.

petroleo california
AP Photo/Ringo H.W. Chiu

“El petróleo ya se ha infiltrado en muchos de nuestros humedales en Huntington Beach y el área de Talbert. Y queremos hacer todo lo posible para evitar que se filtra aún más en esa área.” – Katrina Foley, supervisora del condado de Orange para CNN.

Las autoridades han utilizado barreras absorbentes para eliminar la mayor cantidad posible de petróleo del agua. Sin embargo, hasta ahora sólo se ha eliminado cerca del 2,4% del derrame total. En este sentido, algunas de las principales consecuencias del derrame que puede experimentar el mar son: ecosistemas frágiles, pérdida de aves y mamíferos y alteración de la cadena alimenticia global.