En el pleno corazón de los paisajes alemanes, yace un bosque mágico que cautiva a cualquiera que se atreva a adentrarse en él. Guarda tanto misticismo en él que incluso fungió como inspiración para crear el cuento de ‘La Bella Durmiente’, pero el acechante cambio climático está ocasionando que el bosque agonice y corra el riesgo de desaparecer.

Inspiración para ‘La Bella Durmiente’

El cuento de ‘La Bella Durmiente’ ha estado rondando entre el imaginario colectivo desde que la tradición oral lo hizo trascender. Si bien no están claros los orígenes principales del cuento, se sabe que existen dos versiones que podrían haber surgido primero. Por un lado, está la versión del francés Charles Perraut, y por otra la de los alemanes, los hermanos Grimm. En esta última, el bosque del Parque Nacional de Reinhardswald frente al mítico castillo de Sababurgo, fungió como una inspiración para el cuento de ‘La Bella Durmiente’. El paisaje evoca a un lugar lleno de magia, donde la arquitectura del castillo antiguo frente al bosque completamente verde, hacen del paisaje un lugar extraordinario.

bosque bella durmiente alemania

El bosque está muriendo

El bosque de Renhardswald está muriendo lentamente, agonizante ante el paso inminente del cambio climático. Alemania es uno de los países que ha atravesado durante los últimos años por una serie de consecuencias climáticas devastadoras. Inundaciones sin precedentes que han arrasado con todo a su paso en ciertas regiones, en otras áreas las sequías han hecho de las suyas dejando completamente seco el paisaje. Los bosques están sufriendo las consecuencias y Renhardswald no es la excepción.

bosque bella durmiente en alemania

Actualmente el bosque encantador que inspiró ‘La Bella Durmiente’ se ha transformado en un paraje desolado. Los árboles que solían erguirse con ímpetu desde la raíz, se han convertido en troncos fantasmales, casi secos por completo. Y aunque no todo el parque se encuentra bajo las mismas condiciones, si no se actúa a tiempo, el bosque entero podría desaparecer por completo. Pero, ¿qué ocasionó semejante desastre? La respuesta es simple, el cambio climático.

Un asesino silencioso 

Una serie de cambios en el clima han traído el desequilibrio natural permitiendo que las sequías permeen en sus lares. A su vez, esto ha impulsado el crecimiento desmedido de poblaciones de escarabajos que se han convertido ya en una plaga. Cuando el clima es demasiado seco y cálido, los escarabajos corren hacia los troncos de los árboles para resguardarse dentro de ellos. Una vez ahí, absorben las pocas reservas de agua en los seres arbóreos. Además, ponen sus huevos debajo de las capas externas de los troncos y cuando las larvas nacen, se alimentan de ellos. Minando cualquier posibilidad de defenderse ante la plaga.

plaga de escarabajos

El bosque está muriendo lentamente y seguirá en ese camino si la humanidad en conjunto no actúa urgentemente para salvar a los bosques y los biomas naturales, tan importantes para mantener el equilibrio planetario. Esta es tan sólo un ejemplo de la devastación natural a la que estamos llevando al planeta.