La nave espacial que Elon Musk, el CEO de Tesla, quiere construir para ir a Marte no es un plan sencillo. Sin embargo, considerar una nave que albergue a 50 personas o más es mucho mejor que el plan desarrollado por la NASA (Mars Direct).

marte-viaje-espacio-elon-musk

Musk tiene entre manos la construcción de toda una flota de naves que transporten materiales, personas y todo lo necesario para una ida y regreso de Marte. No obstante, los viajes al planeta rojo implican muchas más cosas que las simples ganas de descubrir el espacio.

Considerando que el empresario e investigador gastaría cerca de 20 millones por cada nave, el precio del boleto para el viaje a Marte rondaría los 300,000 dólares. Y, seamos sinceros, algunos estarán dispuestos a gastar esa cantidad, pero otros tantos preferirán mantener un equilibrio en la cartera.

El sueño de conocer el espacio no es tan accesible, aunque haya naves para más de 100,000 personas. Además, no sólo son los costos de transporte. Para mantener la nave espacial se necesitará una infraestructura orbital, construcciones orbitales, naves interplanetarias y otras cosas que conecten y aseguren el viaje al planeta rojo.

nave-espacial-cosmos-viaje

Hay muchas vertientes que considerar en este arriesgado plan turístico a Marte. Tal vez la NASA no ha desarrollado nada igual porque ha considerado más complicado crear una nave para 100 personas que una cápsula para cinco astronautas, pero incluso para ellos la misión ha sido complicada.

Ambos planes implican grandes costos, gran tecnología y mucho que pensar y planear. Pero mentes como la de Elon Musk nos han impulsado a desarrollar cosas que primero creemos imposibles y que años después, por ejemplo hacen posible que un hombre pise la luna.

Marte es el siguiente objetivo en los planes espaciales de muchas agencias y aficionados de la astronomía. Aún no sabemos cómo llegar, qué hacer cuando estemos allá o cómo salir. Pero todo ocurre paso a paso y, por ahora, apenas vamos en el comienzo.

En una mininave o un cohete inmenso, el objetivo es hacer algo trascendental en Marte. Especializarnos en el aterrizaje, la exploración, la supervivencia y el regreso. Mientras tanto, podemos ir reuniendo unos cuantos miles de dólares para enviar a nuestros hijos, nietos o tataranietos a un viaje por Marte.

marte-planeta-espacio
NASA

 

Sigue leyendo: El viaje interestelar: ¿ciencia ficción o es posible flotar entre las estrellas?