Un manatí con la piel marcada con el apellido ‘Trump’ fue avistado en el río Homosassa, ubicado en el condado de Citrus, en Florida. El diario local Citrus Country Chronicle, difundió el pasado lunes 11 de enero, información sobre el animal marino junto con una serie de fotografías. El hallazgo de un manatí con la piel marcada con el apellido ‘Trump’ es el epítome de que el egoísmo e ignorancia humana. 

En un inicio el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, informó que el apellido del actual presidente de aquella nación, había sido marcado con restos de algas en el lomo del animal. No obstante, más tarde el Centro para la Diversidad Biológica para los Estados Unidos, examinó al manatí y descubrió que en realidad se trata de heridas graves talladas en el lomo del ejemplar.

El hecho se trata en definitiva de acoso y maltrato en contra del animal marino, por ello funcionarios del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU ya comenzaron las investigaciones pertinentes para dar con el o los responsables. El acoso a un manatí es un delito penal federal punible con una multa de hasta 50 mil dólares y hasta un año de cárcel.

El manatí es una especie marina muy tranquila que se encuentra en peligro de extinción. Están protegidos por diversas leyes que cuidan la preservación de estos seres marinos, que han sido duramente castigados por la pérdida de su hábitat en los últimos años.

La creencia del valor nulo de los animales

El hecho de tallar la piel de un animal como si se tratase de una simple valla publicitaria es uno más de los hechos que atentan contra la vida de otros seres . El egoísmo nuevamente invade los límites del respeto mutuo. El ser humano al colocarse en el centro del todo, como el único ser que posee raciocinio, infravalora todo lo que lo rodea.

No obstante, es justamente este pensamiento el que nos está llevando hacia una destrucción inminente. La misma ONU ha dicho que “sostenemos una guerra suicida contra la naturaleza”. Esa ominosa creencia de pensar que los animales no merecen vivir con dignidad, no es más que un producto de una humanidad cada vez más desgastada y en desconexión con lo realmente importante. Es pertinente preguntarse ¿Qué nos hizo pensar que somos 

Sigue leyendo: El sufrimiento de los manatíes de Florida, como el turismo los afecta (VIDEO)