El mar es uno de los paisajes más cautivantes e imponentes del mundo. Por esa razón, Fabien Cousteau, nieto de Jacques-Yves Cousteau, acaba de poner en práctica una nueva idea que ayuda a explorar este paisaje de vida: el laboratorio submarino más grande del mundo, que promete desenterrar los misterios de los océanos sin salir de ellos.

Bajo el nombre de Proteus (dios mitológico de los mares), este laboratorio submarino será un espacio de unos 371 metros cuadrados, habitado únicamente por investigadores del océano. Equipado con laboratorios de última tecnología, Proteus será un ecosistema de investigación pura.

oceano-laboratorio-submarino-proteus
Ocean Learning Center

Ubicado a unos 18 metros bajo el agua en la costa de Curazao, el laboratorio será como una Estación Espacial Internacional, pero del mar. No sólo permitirá un acceso sin precedentes al océano, sino que los científicos a bordo abrirán una puerta desconocida al mundo. El océano será descubierto de formas inimaginables. Habrá conferencias en vivo desde las profundidades, se establecerán conexiones a través de las redes sociales y habrá un acceso inmenso al conocimiento sobre el océano.

“La gente protege lo que ama, ama lo que comprende y comprende lo que se le enseña. Si no hacemos que el conocimiento del océano se aproveche y se comparta más, ¿cómo podemos crear un cambio significativo?”, dice Cousteau.

En medio de una urgente necesidad de rescatar los océanos, este laboratorio submarino representa una oportunidad de reconectar con el ambiente. Hay formas de aprovechar la tecnología a favor de la naturaleza y este es el mejor ejemplo de simbiosis entre ambos mundos.

mar-oceano-investigacion-ecosistema-marino-ciencia
Ocean Learning Center

También en Ecoosfera: Ahora la temperatura del océano está generando energía limpia en Hawái

 

Otros detalles sobre el laboratorio submarino

Con un diseño que maximiza la calidad de vida bajo el agua, la base del laboratorio está dividida en dos niveles conectados a una rampa curva. Un espacio social central estará rodeado por módulos que albergarán viviendas, instalaciones médicas, laboratorios y baños.

Habrá ojos de buey y tragaluces que ayudarán a atraer tanta luz natural como sea posible, mientras que unas luces de espectro completo se encargarán de recibir los rayos UV cada día. Este laboratorio submarino será un hogar para los nuevos residentes del arrecife.

No se trata de ser un simple visitante, el objetivo es volverse parte del mar. Vivir bajo el agua será un regalo de la tecnología y permitirá cambiar nuestra perspectiva de este maravilloso ecosistema. Además, esta base ayudará a mitigar los riesgos o desafíos del buceo. Será una forma de pasar más de 24 horas de forma segura en el océano. Gracias a este proyecto, a partir de ahora será posible explorar un hábitat submarino de forma indefinida.

laboratorio-submarino-proteus-fabien-cousteau
Ocean Learning Center

“El desafío consiste en entusiasmar a más personas, e ilustrar cómo la exploración submarina es tan impresionante como la exploración espacial. Además, es igual de importante, sino es que más importante” – (Cousteau).

Descubramos desde otra visión nuestra conexión con el planeta. Aprovechemos la tecnología para unirnos más a la naturaleza, para descubrirla y amarla en todo sentido. Rachel Carson siempre nos invitó a despertar el asombro hacia la verdadera riqueza de la Tierra, y este laboratorio submarino es la manera perfecta de hacerlo.

 

Sigue leyendo: ¿Qué es el sonido que surge del fondo del océano Ártico?