El agua es el recurso más valioso del que la humanidad depende para subsistir, pero qué pasa cuando la región que se habita sufre la crudeza de los climas áridos al grado de quedarse sin agua.  Está la opción de perecer en el camino o intentar lo inimaginable. Exactamente,  Amla Ruia la ‘madre del agua’, hizo lo inimaginable y  logró abastecer de agua a más de 300 aldeas en la región desértica de la India.

presa de agua

Paani Mata 

Su nombre es Amla Ruia, pero en el mundo la conocen como ‘Paani Mata’ o la ‘madre del agua’ por abastecer del líquido vital a más de 300 aldeas. Ruia se encargó de fundar el Aakar Charitable Trust, una asociación sin fines de lucro que otorga subvenciones a las áreas rurales locales. Todas estas áreas tienen algo en común; se ubican al oeste de India, en la región más desértica de Rajastán.

madre del agua Amla Ruia

Ruia se encargó de gestar el nacimiento de un lago en medio del pleno desierto y es sorprendente cómo logró llevar agua hasta las zonas más áridas de su país. La ‘madre del agua’ entendió bien los sistemas antiguos para la recolección del agua. Así que, aplicando estos conocimientos tradicionales y la construcción de presas de contención, logró involucrar a las comunidades en el megaproyecto.

india mujer agua

De las sequías a la esperanza 

Se inspiró en las severas sequías que azotaron su país en los años 2000 y 2003. Observando las crudas imágenes de las malas condiciones que los agricultores y ganaderos atravesaron en aquella época, Ruia decidió que debía hacer algo al respecto. En primera instancia observó las medidas del gobierno para intentar minar la sequía y decidió que proporcionar pipas de agua no era la solución para el enorme problema. En cambio, pensó una manera más sostenible de ayudar a los aldeanos a la par de al medio ambiente.

madre del agua Amla Ruia

Pronto se zambulló en un mar de información para estudiar los problemas y las posibles soluciones del agua en su comunidad. Tradujo sus intenciones en la construcción de represas de contención cerca de las aldeas. Sus esfuerzos han sido tan imparables que a día de hoy, ha logrado construir 300 represas de control que han visto el aumento en la calidad de vida en los aldeanos.

Rajastán pasó de ser un lugar desértico y sin posibilidades para sus habitantes de crecer sus ingresos, a una comunidad donde ahora se siembran más de tres cosechas al año, lo que era impensables en el pasado.

madre del agua Amla Ruia

Un engranaje interconectado

Pero el sólo hecho de abastecer de agua, no sólo impactó positivamente en la ganadería y agricultura. Cada engrane está conectado con un todo, así la sociedad se construye intrínsecamente desde todas sus verticales. Gracias a que las madres de la comunidad ya no deben recorrer grandes cantidades de distancias para abastecer de agua su hogar, la descendencia femenina de sus comunidades ahora tiene la posibilidad de asistir a la escuela.

amla ruia

Y así es como la ‘madre del agua’, inspirada por el sufrimiento de otros, logró transformar el escenario hacia una manera sustentable de obtención del recurso para las comunidades más necesitadas de la India. Los impactos positivos en las más de 300 aldeas de Rajastán son el legado más preciado de Amla Ruia, que ahora tiene 71 años.

Sigue leyendo: La historia de la “Madre de los bosques”: en lugar de tener hijos, plantó miles de árboles