6 increíbles lecciones de la película “Luis y los marcianos” para los niños (y los adultos)

Ir al cine con los más pequeños puede ser más que un imperativo paternal y convertirse en un momento de aleccionadora recreación.

Para muchos podría ser tentador dejarlo todo para empezar una nueva vida. Pero, ¿y si en lugar de dejar sólo nuestra casa o el país en el que residimos, pudiéramos marcharnos para siempre del planeta que habitamos?

Esa es la posibilidad que Luis, un solitario niño de 11 años, debe sopesar en Luis y los marcianos, una película alemana dirigida por los hermanos Wolfgang Lauenstein y Christoph Lauenstein, quienes ganaron un Premio de la Academia por su corto Balance en 1989.

En Luis y los marcianos todo gira alrededor de un carismático niño, Luis, quien vive con su padre, un ufólogo dormilón y despistado que aunque quiere mucho a su hijo, está muy ocupado en su trabajo.

 

luis-y-los-marcianos-pelicula-animada-estreno-mexico-cinepolis

Por su parte, Luis se ocupa en ir a la escuela, pero es evidente que su padre está tan obsesionado con buscar vida extraterrestre que a veces se olvida de él. Eso hace a Luis presa fácil de una extraña mujer interesada en mandarlo a un internado, de quien tendrá que huir, no sin la ayuda de unos curiosos seres extraterrestres recién llegados del espacio exterior.

Si bien Luis y los marcianos es una película para niños, no dejará indiferente a los adultos, lo cual demuestra que ir al cine con los más pequeños puede ser más que un imperativo paternal, y convertirse en un momento de entretenida reflexión para niños y adultos.

Luis y los marcianos es una película original donde la amistad, el compromiso y la ayuda mutua son valores presentes, en una sencilla pero atrayente narrativa que no te puedes perder.

Por mientras, aquí te dejamos seis lecciones de esta tierna película que se estrenará el 10 de agosto en salas Cinépolis.

¿Qué nos enseña Luis y los marcianos?

 
 
 
¿Qué esperas para reconectar con tus hijos, hermanos o sobrinos (y de paso, con tu infancia)?


Todo lo que debes saber sobre el cometa verde que se verá a simple vista este domingo ☄️

No te pierdas la visita a nuestra órbita del cometa verde “fantasma”.

Nos encantan los meteoros, en especial los que destacan por ser más brillantes, y en ese fulgor, nos permiten apreciarlos a simple vista. Es el caso del cometa 46P / Wirtanen que este domingo 16 de diciembre podrá ser mayormente visible en los cielos oscuros de nuestro planeta Tierra. 

De acuerdo con información de la NASA, este cometa verde “fantasmal” hará su acercamiento más próximo el domingo, volando a solo 7,199,427 millas (11,586,350 kilómetros) de nuestro planeta (aproximadamente 30 veces la distancia a la luna) en la constelación de Tauro. Se trata de uno de los cometas más brillantes en años, gracias a que Wirtanen entra dentro de los 10 cometas más cercanos de los últimos 60 años. Dicho esto, estamos ante una oportunidad muy importante para los astrónomos de estudiar de cerca a este astro lumínico con telescopios terrestres.

Así que este Domingo 16 de diciembre tienes una cita con los cielos oscuros de tu ciudad. Te recodemos encontrar un espacio enteramente oscuro, libre de contaminación lumínica artificial, para poder disfrutarlo al máximo. Como dato adicional, se sabe que se podrán ver meteros en forma de luces de fuego verdes, y la presencia de una lluvia de estrellas Gemínidas que tuvo su punto más alto hace un par de días.

El cometa verde Wirtanen continuará viéndose todo el mes y, aunque con menor intensidad, podrá pescarse con un poco de suerte y un telescopio terrestre. 



El #CambioClimático es migración: ONU en la COP24

Sí: el cambio climático y la migración se relacionan más de lo que crees.

Estos últimos días, la COP24, o 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, ha estado en boca de todos, y no es un asunto menor. ¿De qué va?

Desde el 2 de diciembre, cientos de expertos reunidos en Polonia se han partido la cabeza discutiendo un asunto urgente: hay que frenar el calentamiento global, ahora o nunca. 

Las naciones del mundo tienen ya bastante en qué pensar sólo con esto, pero no es todo. A la par de las negociaciones en Polonia, varios países por la ONU están firmando un tratado en Marrakech que los compromete a encontrar soluciones para la crisis migratoria global. 

Los expertos en cambio climático de hecho han dedicado varias sesiones a tratar el conflicto  migratorio en la COP24, pero a ver, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

Países inhabitables

La gente se desplaza por muchas razones. Algunos buscan una vida mejor, otros huyen de la violencia y ahora muchos lo harán debido al calentamiento global, según detalló la responsable del área de migración en la COP24: 

El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar.

Actualmente se cuentan 258 millones de personas que viven fuera de su país de origen y la cifra sólo aumentará cuando los estragos del cambio climático alcancen su punto máximo.

Pensémoslo así: si una persona se dedica a la agricultura y constantemente es víctima de sequías, ¿qué otra opción le queda más que irse? Ante terremotos destructores y huracanes que arrasan con poblaciones enteras, ¿por qué no buscaríamos otro lugar? 

¿Por qué importa? 

 La movilidad humana no se reserva a unas cuantas fronteras o un par de países. La noticia de la Caravana Migrante no se quedó sólo en México u Honduras, sino que recorrió el mundo. Esto se debe a que el fenómeno migratorio es tan global como el cambio climático.

El planeta está en riesgo, pero también los derechos humanos.

El sufrimiento generalizado de las personas que buscan refugio en otros países es el argumento principal de líderes como Angela Merkel, presidenta de Alemania y Charles Michel, primer ministro de Bélgica.

Merkel incluso llegó a comparar la crisis de la migración con el final de la Segunda Guerra Mundial, evento que desencadenó la creación de la ONU en primer lugar. Aun así, hay varias naciones (como Estados Unidos) que no tienen esa perspectiva. 

Empiezan los retos 

La magnitud global de la migración ha causado temor en algunos países. Estados Unidos continúa en debacle mientras que Australia, Chile, Italia, Polonia, entre otras se han negado a firmar el acuerdo.

En donde algunos ven una crisis de derechos humanos, otros ven un problema de soberanía. ¿Cómo permitir el libre paso de personas por sus fronteras? ¿Y los límites? 

En la COP24 se toma una posición pacífica. La prioridad está en evitar y minimizar el sufrimiento totalmente innecesario del que hablamos. 

Cuando entra el cambio climático a la mezcla los retos son aún mayores. La ONU ha propuesto la financiación de proyectos que tomen en cuenta los pronósticos meteorológicos, así como un análisis de los riesgos del calentamiento global que además incluya las rutas de movimiento humano.

Es casi obvio que estas soluciones requieren de la cooperación internacional, pero el celo de algunas naciones por sus fronteras es un problema grave. Detrás de las declaraciones de líderes como Donald Trump hay suposiciones que el Secretario General de la ONU ha identificado como falsas.

Para él, los compromisos internacionales no atacan la soberanía de los países, son un paso adelante hacia la resolución de problemáticas que traspasan continentes. Quizá la crisis del calentamiento global sirva para recordarnos que ninguna nación es una isla. Esta problemática nos incumbe a todos. 

¿Cómo participar del cambio? Toma acciones reales con esta guía.