En medio de la noche, los espíritus vengativos de Onryō hacen justicia por su muerte. Al menos esto dice la mitología japonesa, la cual asegura que los cuentos de yurei extraen las más espeluznantes historias sobre fantasmas iracundos, vengativos y llenos de rabia.

Terriblemente temidos por la cultura japonesa, los espíritus de Onryō son fantasmas que aparecen en el mundo de los vivos impulsados por el deseo de vengarse de algún mal durante su vida terrenal.

fantasmas-japoneses-espiritus-yurei-onryo
Utagawa Kuniyoshi, s. XIX

¿Quiénes son los espíritus de Onryō de la mitología japonesa?

Fascinados por causar desastres naturales, los espíritus vengativos son catalogados en la tradición de los fantasmas japoneses como aquellos que habitan el purgatorio. Reconocidos bajo el nombre de Onryō, estos seres son la rabia cósmica que habita la Tierra.

A menudo las historias sobre estos fantasmas tratan sobre celos corrosivos, crímenes pasionales, venganzas reales, etc., que trascienden en forma de rabia cósmica y viajan entre la vida y la muerte.

espiritus-yurei-onryo-fantasmas-japon

Estas historias sin duda se inspiran por eventos aristocráticos y sociales de Japón. Algunos cuentos hablan sobre dinastías y en especial hay una muy interesante. Esta es la obra de 1825 de Yotsuya Kaidan, la cual cuenta la compleja venganza de Oiwa, una mujer desfigurada que busca cobrar su muerte a su esposo samurái, Iemon.

La interpretación popular apunta a que Oiwa es reconocida como un espíritu Onryō, con un rostro distorsionado, un cabello largo y negro y un vestido funerario que ondea lúgubremente. Su primer interpretación se dio en el período Edo bajo el nacimiento del teatro kabuki.

Después de convertirse en una obra, la historia de Oiwa se imprimió en un sorprendente libro. Sin embargo, la mitología japonesa consideró que esto no era suficiente y también se creó la película Ringu. Esta adaptación de 1990 se ganó un lugar en la lista de los monstruos cinematográficos favoritos de Japón.

El origen cultural de los Onryō

Muchos espíritus deambulan por las islas japonesas, pero hay algunas bondadosos y otros no tanto. Los Onryō entran en la clasificación de espíritus vengativos y este grupo puede contener desde monstruos, criaturas, espíritus y otros fenómenos inexplicables conocidos como los yokai, es decir, “misterios hechizantes”.

espiritus-yurei-fantasmas-japon
Utagawa Kuniyoshi, s. XIX

Los yokai son una especie de existencia sobrenatural que se manifiesta de maneras siniestras. Por ejemplo, puede causar enfermedades, incendios, tormentas y todo tipo de cosas malas. Pero ¿cómo calmar a un espíritu vengativo de la mitología japonesa?

Las creencias apuntan a que los espíritus Onryō se pueden apaciguar con un acto de justicia. Después de todo, lo que buscan es limpiar el recuerdo de su vida en la Tierra. No obstante, malos o buenos, Japón sigue adorando las historias fantasmales y busca garantizar la felicidad eterna a todos estos espíritus molestos.

Sigue leyendo: El peso del alma: un viaje desde Egipto hasta la actualidad