Más allá del fetiche por la juventud eterna, algo es indudable: la vida se disfruta más cuando cuidamos de nuestro cuerpo y nuestra mente. Y esto puede llevarnos a descubrir el secreto de la longevidad, sin necesidad de recurrir a elixires de la inmortalidad como el encontrado recientemente en una tumba china.

Es por eso que tantas personas se han interesado por la longevidad. Porque como han demostrado los habitantes de las famosas “zonas azules”, el tiempo que vivimos y la calidad con la que lo hacemos depende de nuestros hábitos: de lo que nos alimentamos, fundamentalmente, pero incluso de cómo lo hacemos. También de las actividades que realizamos y hasta del aire que respiramos. Por eso es más fácil que la gente que habita las costas del mundo tenga una vida más larga y sana.

Pero sumar años a la vida también depende de la calidad de nuestras relaciones afectivas, de si tenemos mascotas o no, y otro cúmulo de factores. ¿Existe uno más importante que otro? Si no podemos adoptar todos los buenos hábitos que quisiéramos, ¿a cuáles deberíamos poner prioridad? ¿Y por qué las mujeres viven más que los hombres?

Una útil infografía de David McCandless, fundador de Information is Beautiful, da respuesta a estas preguntas de manera muy sencilla y didáctica. Las métricas fueron elaboradas a partir de datos arrojados por diversos estudios, y se basan en el impacto que se dice que ciertas prácticas tienen sobre la longevidad –aunque ninguna es determinante–.

infografia-longevidad-incrementar-como-tener-vida-larga

Según esta infografía, que va de arriba hacia abajo en grado de menor a mayor importancia y de izquierda a derecha en cantidad de años, los factores determinantes para tener una vida larga y saludable son seis:

  • No fumar o dejar de fumar // si renuncias a los 25 años, tendrás 5 años más de vida
  • Comer saludable // Sobre todo, la dieta mediterránea y japonesa
  • Tener herencia de longevidad // Por ejemplo, hermanos
  • Ejercitarte más // 150 minutos de caminata a la semana
  • Vivir en una zona muy por encima del nivel del mar

Aunque aún falta evidencia para concluirlo, otros factores que parecen tener mucho peso son comer menos, ser polígamo y tener más orgasmos. Como sea, son hábitos que, de no traernos longevidad, por lo menos nos traerán bienestar en el presente, ¿no crees?