Lluvia de estrellas agosto 2018, la mayor del año: las Perseidas

¿Cómo, cuándo y dónde verlas? Este 12 y 13 de agosto ocurrirá la “mejor” lluvia de estrellas de 2018: las Perseidas.

El cielo nocturno es generoso, y si ya se te olvidó eso, te invitamos a contemplarlo un rato durante las noches del 12 y 13 de agosto. La “mejor” lluvia de estrellas del 2018, las Perseidas, se registrará justo esos días y promete ser una verdadera delicia.

¿Por qué? Se dice que va a ser la mejor ducha de estrellas que te puedas dar en el año, ya que esta vez el cielo presenciará una media luna (cerca de la luna nueva) antes de la media noche, lo que significa que las estrellas podrán verse con claridad después de esa hora.

Se espera que este año (al igual que en el 2016), los fanáticos del cielo puedan ver alrededor de 60 y 70 meteoros por hora, pero incluso podrían ser entre 150 y 200. 

 

¿Desde dónde puedes ver la lluvia de estrellas? 

Las Perseidas desfilan cada año y se pueden observar prácticamente en todo el hemisferio norte –esto incluye Europa, Estados Unidos, México, Centroamérica y una parte de Sudamérica, sobre todo Colombia y Venezuela–. Aunque se podrán ver en gran parte de América, recomendamos a todos los espectadores que elijan un lugar alto y de preferencia donde no haya luces artificiales fuertes. 

horarios fechas lluvia de estrellas perseidas 2018 donde ver

 

¿Cuándo ver la lluvia de estrellas?

Todos los años a mediados de julio y hasta la tercera semana de agosto, las Perseidas adornan los cielos. Este 2018 los mejores días para ver la lluvia de estrella son las noches del 12 y 13 de agosto, que es el punto máximo en las 5 semanas de duración del fenómeno. El mejor momento es sin duda la madrugada; idealmente, un par de horas antes del amanecer. 



Los volcanes de Bali están conectados (a pesar de las millas de distancia)

A pesar de la astronómica distancia, estos volcanes están conectados y han logrado dinamitar juntos, por ejemplo, con la erupción masiva de 1963.

El azoro que la cercanía de un volcán puede despertar es sorprendente pero, ¿y si te enteraras que, a pesar de las millas, los volcanes pueden estar conectados bajo tierra? Algo así como un acto poético de la tierra por mantener unido lo que es evidente y debe estar junto…

En Bali, el Agung y el Monte Batur se encuentran a 11 millas (18 km) de distancia, pero su separación es sólo aparente. Unas fotografías de satélite han revelado que debajo de su imponente aspecto yace una compleja estructura que los mantiene unidos. Así es: hay un vínculo entre ambos que trasciende la distancia.

¿Qué une a estos dos gigantes? Al parecer, se trata de un lazo de fuego. Expertos de la Universidad de Bristol teorizan que el magma contenido en ellos no se mueve sólo hacia arriba, sino que viaja también en sentido horizontal. Esta unión interna provoca reacciones vinculadas más allá de la localización. El Agung puede hacer que el Monte Batur “despierte” y viceversa.

Esta unión explicaría por qué el Agung lanzó súbitas humaredas en el 2017 después de años de dormitar. También es la razón detrás de uno de los eventos más trágicos del siglo pasado. En 1963, el Agung explotó en una erupción masiva que arrasó con todo a su paso. Pocos momentos después del incidente, el Monte Batur también entró en erupción. El infortunado incidente sirvió para avivar la curiosidad de los geólogos. Ahora, se piensa que la conexión de estos volcanes puede servir para predecir erupciones futuras.

El motivo detrás de este vínculo que supera la distancia sigue investigándose. Lo que es cierto es que prueba que los vínculos en la naturaleza no necesariamente se rigen por las reglas espaciales que conocemos. Además de las posibilidades de prevención que ofrece este hallazgo, la idea de pensar en un mundo interconectado más allá del espacio-tiempo es fascinante. 



La primera lluvia de estrellas del año es esta noche: las cuadrántidas ✨

Las estrellas cuadrántidas iluminarán el cielo la madrugada del 3 al 4 de enero. Disfrútalas al máximo con estos tips.

Ya es 2019 y la naturaleza comienza un nuevo ciclo. Este nuevo año se bautizará con un espectáculo asombroso: la lluvia de estrellas cuadrántidas. Este grupo de astros recibe su nombre de la constelación que les dio origen, Quadrans Muralis.

El 3 y 4 de enero podrás admirar su brillo sin apuros, pues se presentarán buenas condiciones meteorológicas. Aquí unas cuantas recomendaciones para olvidarte del frío y dedicarte a contemplar uno de los mejores eventos del año. 

Esta lluvia es casi exclusiva del hemisferio norte, donde será posible ver unas 25 cuadrántidas por hora. No olvides alejarte de la iluminación urbana, especialmente si vives en la Ciudad de México. Para esta localidad, la mejor hora para comenzar a verlas es a las 2:00am. Se pronostica que la lluvia dure hasta el amanecer, aproximadamente a las 7:00am.

Si planeas quedarte un buen rato afuera, no permitas que el frente frío estropee tu experiencia. Recuerda llevar ropa apropiada, unas bebidas calientes y una manta para cubrirte.

Una vez que estés en tu sitio favorito, presta atención: no hay una dirección predecible en la que debas mirar, así que tendrás que buscarlas un poco con la mirada. No hay necesidad de usar binoculares o telescopio, lo único que necesitarás es un poco de paciencia. 

Observar las estrellas de esta manera, recostado y acompañado de algún ser querido, es una de las experiencias más gratificantes del mundo. Para conocer la mejor hora para verlas de tu localidad, puedes visitar el portal TimeAndDate y seleccionar tu ciudad.