En el transcurso de 48 días, la expedición de limpieza marina más grande del mundo, logró extraer toneladas de plástico del océano en lo que se conoce como la Gran mancha de basura en el Pacífico. Ocean Voyages Institute, una organización sin fines de lucro para ayudar a preservar los océanos del mundo, organizó la titánica misión.

limpieza marina plástico océano

La limpieza de Ocean Voyages Institute es hasta ahora la más grande que se ha llevado a cabo en la zona de la mancha del Pacífico. Esta área remota del océano que se ubica entre California y Hawái, es un vórtice donde la basura se arremolina por montones en las aguas marinas. Una abrumadora cantidad de plásticos derivados de la pesca, así como plásticos de un solo uso se amontonan en la zona formando islas completas de basura. Por esta razón se le ha denominado de distintas maneras como Isla de basura, Isla tóxica, Continente plástico o Gran mancha de basura del Pacífico.

redes fantasma

Las redes, el máximo peligro 

La expedición de limpieza del instituto, logró extraer la asombrosa cantidad de 103 toneladas de basura del océano. Los objetos que más aparecieron en la recolección fueron equipos de pesca comercial y ‘redes fantasma’. Estas últimas son redes de pesca arrojadas por la borda en lugar de desecharse de manera adecuada. Lamentablemente y como es de esperarse, el equipo de expedición encontró numerosos esqueletos de tortugas enredados entre los escombros. Una muestra de que las toneladas de basura que se desechan al océano están causando un daño abismal en los ecosistemas marinos.

esqueleto tortuga en red fantasma

También en Ecoosfera: Más cubrebocas en el mar que medusas (las consecuencias ambientales de la pandemia)

El equipo celebró la limpieza marina más grande del mundo y las toneladas de plástico que lograron extraer del océano. Mary Crowley, fundadora y directora ejecutiva de Ocean Voyages Institute, comentó al respecto:

“Superamos nuestro objetivo de capturar 100 toneladas de plásticos de consumo tóxicos y redes ‘fantasmas’ abandonadas. En estos tiempos difíciles, continuamos ayudando a restaurar la salud de nuestro océano, que influye en nuestra propia salud y la salud del planeta. Los océanos no pueden esperar a que estas redes y escombros se descompongan en microplásticos que perjudican la capacidad del océano para almacenar carbono e intoxicar la frágil red alimentaria oceánica”.

esqueleto de tortuga en red fantasma

Un largo camino por delante

La cantidad de desechos plásticos resulta significativa, no obstante, los desechos humanos que aún yacen en el océano son de proporciones importantes. El equipo celebró esta pequeña victoria, pero está consciente de que hay mucho trabajo por delante. Se estima que en la mancha de basura todavía quedan 80 mil toneladas métricas de plástico. El equipo espera escalar la expedición de limpieza con tres barcos más trabajando durante meses para recolectar más basura que finalmente será llevado a tierra para su reciclaje.

microplásticos

“No tengo ninguna duda de que nuestro trabajo es hacer que los océanos sean más saludables para el planeta y más seguros para la vida silvestre marina, ya que estas redes nunca más enredarán o dañarán a una ballena, delfín, tortuga o arrecifes”, finaliza Crowley.

limpieza marina océano pacífico

limpieza marina de plástico océano

*Imágenes cortesía de Ocean Voyages Institute.

Sigue leyendo: 633 buzos rompen récord de limpieza marina más grande del mundo