Las legendarias ideas de Albert Camus sobre la felicidad

Las ideas de Camus invitan a repensar el significado de la felicidad.

Contra la injusticia eterna, el hombre debe hacer justicia, y para protestar contra el universo del dolor, debe crear felicidad.
Albert Camus

 

El filósofo y escritor Albert Camus vivió una época difícil. Sus mejores obras de literatura exploran el lado más oscuro de la conciencia humana después de las guerras mundiales. Su vida personal fue igual de tumultuosa, marcada por el exilio y la muerte.

Ante esto, se entiende por qué el ganador del Premio Nobel de Literatura afirmó que la felicidad era un crimen. En un mundo azotado por la masacre, había cierto escepticismo en torno a esta emoción. ¿Por qué, y para qué, ser felices?

La sociedad que hoy nos acoge, ha puesto la felicidad a nuestro alcance. Para algunas personas ésta se encuentra en las posesiones materiales y el éxito económico. Para otras, el mundo sigue siendo tremendamente desigual.

En este sentido, la felicidad también podría verse como una acción egoísta. ¿Cómo estar contentos cuando no todos son libres de serlo? Aunque esta visión puede parecer pesimista, en realidad es todo lo contrario.

La felicidad que Camus rechaza es la superficial, la obligada, la que se antepone a todas las demás emociones. Él comprendía que el dolor es un sentimiento necesario para alcanzar una vida con propósito.

A pesar de reconocer el absurdo de la vida en sí misma, Camus fue un firme creyente de la libertad de vivir. Como dijo en su magistral obra El mito de Sísifo:

El acto más importante que realizamos cada día es tomar la decisión de no suicidarnos.

Ante un mundo absurdo y sin sentido, en el que rendirse sería sencillo, la voluntad de seguir vivos es lo más preciado. Pero esta voluntad no debe centrarse en la búsqueda de una felicidad egoísta, sino en la conciencia de que estamos vivos, de que podemos ser libres y tenemos el derecho a rebelarnos.

Este metafórico “rechazo a la felicidad” también aboga por no excluir otras emociones. No hay por qué sentir humillación ante la tristeza, la frustración y el enojo, pues forman parte de la complejidad de la vida. Es más: son la vida misma, y nos permiten enfrentarnos a las dificultades.

En fin, la felicidad va más allá de los placeres hedonistas. Su búsqueda es un crimen sólo cuando la vemos como una obligación. En un universo absurdo, no hay una única manera de vivir una vida excelente.

Para este gran escritor, determinar nuestra propia manera de sentir la plenitud, procurar la felicidad de los demás y no escapar de la melancolía son los pasos hacia una vida llena de significado. 



Blue Monday: hoy es el día más deprimente del año…

El “Blue Monday” es el día más triste del año, al menos en el hemisferio norte.

¿Te sientes especialmente triste hoy? No eres el único. En muchos lugares del mundo llueve y hace frío, los excesos de las fiestas navideñas han hecho estragos en más de un bolsillo y para muchos, los propósitos de Año Nuevo no han resultado. Este es el efecto del “Blue Monday” (“lunes triste”), que refiere al tercer lunes de enero, el día más triste del año

 

¿Qué es el “Blue Monday”? 

Todo empezó por los cálculos del psicólogo estadounidense Cliff Arnal, que en el año 2005 emprendió la curiosa tarea de determinar cuál era el peor día de todo el año a nivel universal. Sumando factores como el clima, los propósitos fallidos y la falta de motivación, Arnal seleccionó esta fecha. A pesar de las críticas de sus colegas por la falta de rigor científico en el estudio que realizó, el lunes triste sigue siendo tema de discusión en todo el mundo.

¿Será que le vemos algo de verdad a sus hallazgos? Sea o no pura pseudociencia, el Blue Monday provoca una inundación de mensajes de ánimo y consuelo en las redes sociales. Esto demuestra que las 24 horas más deprimentes del año no tienen por qué ser terribles, pues hay algo en la tristeza colectiva que une a las personas.

Después de todo, la melancolía es una emoción necesaria: es el motor de cambio que nos acerca a sensaciones más positivas. Estar triste te ayuda a reflexionar sobre tus deseos, te mantiene en el presente e incluso puede llegar a desatar la creatividad. Lo único que hay que hacer es permitirnos sentirla como un estado transitorio del ser, sin aferrarnos a ella.

¿Qué hacer en este día? Quizá sea bueno dedicarse a contrarrestar algunas de las fallas cometidas en el año, recuperar la motivación o simplemente recordar que la tristeza no tiene por qué ser negativa: de hecho, saber experimentarla sin prejuicios está relacionado con el bienestar físico. Que este “Blue Monday” sirva para apreciar una emoción más de la infinita gama de sensaciones que nos hacen humanos. 

 

* Imagen principal: Maya Beano