Después de leer un libro, nada es lo mismo. Cada página es abrir un mundo nuevo, un espacio de creatividad e imaginación. Pero más allá de la fantasía que experimentamos al leer fascinantes historias, nuestro cerebro también goza de un efecto único al leer una novela.

Piensa en el libro que más te ha gustado: ¿qué sientes al pensar en esa historia? ¿te emociona tanto que quisieras ser parte de ella? No es una locura decir que una novela deja huella en nosotros, eso tiene algo de verdad.

leer-mente-beneficios

De acuerdo con la neurociencia, al leer provocamos una conexión entre la corteza temporal izquierda del cerebro y el área que recibe la información sobre el lenguaje. Pero leer no sólo crea un simple enlace, con cada párrafo aumenta la energía en él.

Asimismo, mientras esta actividad se intensifica conforme lees durante varios días, la conectividad aumenta y se dirige hasta la corteza encargada de la actividad motora sensorial primaria. Es decir, al leer las neuronas del cerebro se activan de forma que crean una sensación vinculada a la acción que se está describiendo.

lectura-mente-beneficios-ciencia-novelas

También en Ecoosfera: Grandes razones por las que deberías leer libros

 

Entendiendo la benéfica obsesión por leer 

Transportarnos gracias a las palabras no es por sí solo un acto creativo. En todas sus formas y tiempos, la lectura incrementa el placer mental. Las neuronas se llenan de energía, la atención se concentra en las conexiones y el cerebro se carga de una ola de identificación fascinante.

Realmente estamos dentro de la historia, eligiendo ser personajes distintos, el acento de nuestras palabras, el ambiente, los escenarios, la música; una infinidad de creación visual se origina en el cerebro. La ciencia lo comprobó a través de imágenes de resonancia magnética funcional donde las redes cerebrales asociadas con la lectura de historias experimentan cambios al menos durante unos días tras leer una novela.

libros-lectura-beneficios-leer

Nuestra mente es misteriosa en cada centímetro que la conforma. Y, casi como con los sueños, al leer una novela ocurre una especie de engaño a nuestro cerebro. Conforme vamos avanzando en la lectura es posible que la mente no logre discernir entre la realidad y la imaginación, por lo tanto, transforma la lectura en una experiencia vívida para el cerebro. En un estudio se comprobó que:

Los cambios neuronales que encontramos asociados con la sensación física y los sistemas de movimiento sugieren que leer una novela puede transportarte al cuerpo del protagonista. 

Es un hecho: las novelas son una forma extraordinaria de activar la mente. No solamente por sus beneficios obvios como el conocimiento, sino porque son literalmente una experiencia para el cerebro. ¿Cuál es tu favorita?

 

Sigue leyendo: Leer ficción: un consejo de Haruki Murakami para lidiar con el sufrimiento del mundo