Consumir carne al ritmo que nos acostumbró la industria es simplemente insostenible. No es cuestión de gustos, de ideologías, sabor o nutrientes, se trata de una realidad matemática (estadística) y, sobre todo, de un mínimo sentido de responsabilidad. Pero incluso podríamos estar hablando, llanamente, de supervivencia. 

“Cuando el hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble” – Buddha 

La empresa de comida rápida Kentucky Fried Chicken, que por cierto encarna un poco de lo más macabro de la industria alimentaria, presuntamente decidió unirse al cuidado de los animales y asociarse con Beyond Meat para la creación de una versión vegana de su alimento rápido.  

pollo-gallina

Beyond Meat, empresa productora de alimentos ricos en proteínas a base de plantas, ayudará a desarrollar un pollo frito vegano para KFC. Y aunque en esencia esto es bastante bizarro, también hay una moraleja valiosa en todo esto: cuando el consumo evoluciona, entonces el mercado se ve obligado a corresponderlo (incluso empresas como KFC, que son el epítome de la decadencia alimentaria).    

La estrategia del restaurante será que, por cada comida que el cliente ordene, se incluirá una pieza del nuevo Beyond Fried Chicken para que disfrute un alimento libre de maltrato animal.

También en Ecoosfera: Comprobado: las hamburguesas veganas llenan más que las hamburguesas de carne.

 

El principal desafío 

La gente será la clave en este nuevo producto. Muchas veces habrá personas que se negarán a probarlo asegurando que su sabor no será igual y negándose así a contribuir con un cambio que impactará positivamente en la industria de la comida rápida. 

Mucho depende del cambio moral y de conciencia que hagamos los seres humanos por mejorar los procesos de consumo, ¿no crees? 

Piénsalo de esta forma, tú eres el único que decide qué alimentos proporcionarle a tu cuerpo y seguro querrás alimentarte de la mejor manera: sin hormonas o químicos que alteren tu salud y con alimentos libres de crueldad animal. 

Si le das o no una oportunidad a KFC es tu decisión, pero lo que es realmente decisivo, es que entiendas que tus preferencias de consumo realmente pueden incidir en el rumbo de la industria mundial y, por ende, del planeta. 

pollo-gallina-cautiverio