Duncan Jurman desde muy pequeño comprendió la importancia de las mariposas y al notar el decrecimiento en sus poblaciones, decidió ayudar a su conservación para salvarlas de la extinción. Durante 12 años, ha ayudado a florecer decenas de jardines a la par de enseñar a más gente, la importancia de cultivar flores donde las mariposas puedan recoger su alimento.

conservación mariposas
Bring Butterflies Back

Salvar al planeta no es cuestión de edades ni es intrínseco de los adultos. Los niños parecen comprender de mejor manera el respeto que debemos ostentar hacia la naturaleza. Y pese a que su corta edad y falta de experiencia podrían tomarse como una desventaja, es justamente esta su más grande fortaleza, gracias a que su capacidad de asombro y amor incondicional siguen intactos, pueden aportar grandes enseñanzas al mundo. Duncan Jurman ahora tiene 17 años, pero ha estado cuidando que las mariposas no lleguen a la extinción desde que tenía tan sólo 5 años.  

Duncan Jurman

De la curiosidad a la conservación 

Desde que tenía 4 años quedó fascinado por las diferentes formas en que las orugas pueden disfrazarse para mantenerse a salvo en entornos potencialmente hostiles. Pronto se interesó en su metamorfosis y reproducción. Comprendió que para ello, las orugas y mariposas requieren de ciertas flores para poner sus huevecillos y alimentarse. No obstante, conforme pasaron los años y en su camino a la escuela, se percató de que poco a poco las mariposas iban haciendo menos presencia.

Duncan Jurman conservación mariposas
Bring Butterflies Back

Así que decidió compartir con sus compañeros de escuela los conocimientos que adquirió durante sus investigaciones. Comenzó repartiendo semillas de girasoles y otras flores esenciales para estos lepidópteros, con la finalidad de convertir su condado en un santuario vibrante para evitar su extinción. Ese fue el comienzo de un camino que ayudaría a salvar a más de 5 mil mariposas e involucraría más tarde a alumnos, docentes, padres y directores de escuelas.

enseñando sobre conservación de mariposas
Bring Butterflies Back

Duncan cree firmemente que cada flor plantada es un hogar potencial y una fuente de alimentos para orugas y mariposas. En su jardín ha logrado criar y liberar a 5 mil ejemplares de mariposa, pero está seguro de que muchas más manos se pueden sumar a la causa.

Traer a las mariposas de vuelta

Actualmente ya tiene 17 años, pero su amor por la naturaleza se fortalece con la edad. Ahora tiene su propia organización llamada Bring Butterflies Back, que se encarga de brindar información para la conservación de las mariposas. A través de ella, Duncan quiere llegar hasta más ojos para compartir su experiencia e inspirar a otros a ayudar a estos maravillosos insectos.

vivero de Duncan Jurman
Bring Butterflies Back

Las mariposas se encuentran en peligro de extinción y está en nuestras manos salvarlas. De las aparentes acciones más pequeñas, puede germinar un gran proyecto para salvaguardar la biodiversidad. Tal como Duncan tomó su decisión a tan corta edad, es decisión nuestra seguir la vía de la conservación o pasar de largo ante la situación.

Sigue leyendo: Sembrando plantas de algodón podrías ayudar a salvar a las mariposas monarca