John Oliver es como un payaso de Shakespeare: un cómico capaz de señalar las inequidades e injusticias del mundo actual sin perder la sonrisa, siempre conservando la perspectiva humana y el humor (algo que comparte con Sacha Baron Cohen, además de la nacionalidad británica).

Desde 2014, Oliver es titular de Last Week Tonight with John Oliver en la cadena HBO, el cual, a diferencia del frenético ritmo de noticieros, se diferencia por un estilo de noticias “lento”, revisando un tema cada semana. Lo que nos lleva a su primer consejo:

 

Está bien llegar tarde

Parece que el trabajo de los noticieros es traer la noticia al mundo antes que nadie. Pero en realidad se trata de una intención, más que de una buena práctica; en la vida real, todos estamos llegando siempre tarde.

“Todos llegan tarde a todas partes”, dice Oliver; “Puedes estar conectado todo el día, todos los días, y aún así técnicamente vas a llegar tarde, porque lo que ocurrió esta mañana parece haber ocurrido hace muchísimo tiempo”.

 

Elije tus batallas

A partir de la era Trump, la información que fluye en Internet es volátil, impredecible, y cuenta con una gran capacidad de “enganchar” a los usuarios. No se trata sólo de un ecosistema digital minado de fake news, sino de la implicación emocional que tienen las noticias para nosotros como usuarios.

La solución a esto, al igual que con el punto anterior, es tomarse un momento para pensar antes de tuitear, responder, o comentar una noticia. Hay asuntos o temas que son más importantes que otros, al menos para ti; los que no son tan relevantes, es mejor dejarlos pasar.

Elegir tus batallas evitará que te agotes por la sobrecarga de frentes de combate informativos que se abren cada día.

En palabras de Oliver,:”En tu cabeza intentas llegar a un punto de equilibrio constante: ¿qué de todo aquello con lo que te bombardean día con día vale la pena como para detenerse un momento y discutirlo?”.

 

Cuando es importante, hay que decirlo

El ritmo del ciclo de noticias no es constante. Hablar o no de un tema también es una decisión editorial. Y en ocasiones, recuperar un tema del que nadie habla también es una decisión editorial.

Si algo parece demasiado importante como para dejarlo de lado, tal vez lo sea. En 2017, los medios no cubrieron una manifestación de supremacistas blancos en la cual una mujer fue asesinada. La producción de Last Week Tonight decidió abordar el tema de cualquier modo, pues al ignorarlo habrían estado dando por sentado que no era importante.

Aunque estar informados de lo que ocurre en el mundo es un derecho, debemos tomar en cuenta los consejos de John Oliver para no ahogarnos en el flujo noticioso. Ve despacio, elige tus batallas, y lucha por aquellas que valen la pena.

 

También en Ecoosfera: Con esta guía podrás surfear los medios digitales evitando la manipulación de las noticias falsas