Entre las ricas selvas de Latinoamérica, el jaguar se resguarda como el principie felino prehispánico. Con una mirada latente y un caminar venerable ha hecho del continente americano su hogar. A lo largo y ancho de la región se hace visible su presencia, aunque ahora la conquista de las selvas de Latinoamérica por la minería y el tráfico ilegal hacen de su supervivencia un reto ambiental.

Con un nombre proveniente de la lengua Tupí-Guaraní, el “yaguara” (el que caza de un salto) ha perdido más del 50% de su hábitat. Entre México, Belice, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Guatemala y muchos más se intenta recuperar su valiosa presencia ancestral. Sin embargo, el principal reto para garantizar su presencia en casi toda América Latina es acabar con la minería y disminuir el atractivo del tráfico ilegal.

jaguar animal

El jaguar y su lucha en las selvas de Latinoamérica

En la Reserva Natural de Surinam Central, ubicada en Surinam, se lleva luchando varios años contra la caza furtiva. Las redes de tráfico se han constituido con mayor fortaleza en comparación con las redes de conservación.

La mayor consecuencia de estas acciones ha sido el tráfico hacia China de elementos del jaguar como su piel, colmillos, garras y otras partes del cuerpo. Pero, la caza no lo es todo. La minería y tala también ponen en particular riesgo al rey de Latinoamérica.

Ahora sabemos que la destrucción de sus hábitats naturales expulsa a este rey felino de sus tierras. El suelo contaminado, la extracción de metales y la devastación del ecosistema entero se traduce en una pérdida de la vida.

jaguar
Pexels

Pero esto no es solo en Surinam, en Bolivia se cree que al menos 200 jaguares podrían perderse al año. Este es un número estimado, ya que no tienen registro de las muertes de todos los ejemplares a causa del tráfico ilegal.  

En Colombia se perdieron alrededor de 22,00 hectáreas de selva debido al fuego. Esto se traduce en una disminución de la colonia del jaguar a un mediano o largo plazo. Por ahora, 34 poblaciones de jaguar en Colombia están en peligro, 25 en peligro crítico y 8 extintas.

Mientras tanto en México las cosas no son distintas. El comercio ilegal de las partes del jaguar se hizo más visible a partir de la perdida de Pac-man, un jaguar monitoreado por científicos mexicanos.

jaguar animal

El valor ancestral del Rey jaguar

Por décadas se ha creído que el león es el rey de los felinos, pero viajando por las selvas de Latinoamérica sabemos que el jaguar se gana un lugar especial. El enigmático felino habitante de los bosques y selvas se encuentra presente desde siglos atrás.

En los vestigios prehispánicos se observa más de una vez al jaguar. El rey felino es asociado con un espacio nocturno, con la fertilidad, con la destrucción, el poder y la muerte. Desde una visión mesoamericana, los jaguares eran animales relacionados a las deidades del inframundo.

La razón de este vínculo yace en que vivían en cuevas o escondidos en el interior de los montes y selvas. Pero lejos de dotar al animal de un sentido negativo, el jaguar venía a ser un símbolo del poder del corazón de la Tierra y la parte oscura del universo. 

jaguar latinoamerica
WWF

En las selvas intrincadas y las abruptas montañas vivía el jaguar, en aquel ámbito salvaje y desordenado de la naturaleza. El espacio que el ser humano no podía habitar, aquel que era sagrado por resguardar a los dioses protectores.

A la llegada de los españoles se sabe que el jaguar también se hizo presente.  De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, el “tigre anda y bulle en las sierras, y entre las peñas y riscos, y también en el agua, y dicen es príncipe y señor de los otros animales. Es bajo y corpulento y tiene la cola larga. La cabeza grande y los ojos relucientes como brasa.”

jaguar selva

En muchos sentidos el jaguar de la selvas de Latinoamérica representa magia, conexión con la oscuro y profundo de la Tierra. Por esa razón queremos asegurarnos de salvar su presencia, garantizar que siga su legado en las tierras latinas.

Una forma en la que puedes ayudar a salvar al rey jaguar y firmando la petición de WWF México que busca exigir a los gobiernos de la ruta del jaguar la protección de sus territorios ¿estás listo para convertirte en guardián del rey? Firma aquí

Referencia: Valverde Valdés, María del Carmen, “El jaguar entre los mayas. Entidad oscura y ambivalente”, Arqueología Mexicana núm. 72, pp. 47-51.

Sigue leyendo: El jaguar se debate entre la vida y el mercado negro en México