Investigadores observan por primera vez en la historia la erupción de un agujero negro al ‘comerse’ una estrella

Investigadores de Finlandia y España han conseguido ser los primeros en observar de forma completa el fenómeno.

Es la primera vez que se observa uno de los fenómenos más potentes del universo: la erupción de un agujero negro. El núcleo de una galaxia situada a 150 millones de años luz desgarró una estrella y emitió un potente chorro de energía.

Es la primera vez que los científicos pueden admirar con tanto detalle un evento así.

Y ha sido un grupo de investigadores de Finlandia y España quienes han captado de forma directa, por primera vez en la historia, la formación y expansión del chorro de material expulsado por el agujero negro.

En un estudio publicado en la revista Science, los expertos explican cómo fueron capaces de cazar, analizar y fotografiar esta erupción producida tras una explosión que se pudo detectar desde la Tierra en el 2005 en el núcleo de la galaxia, aproximadamente a 150 millones de años luz del planeta.

El descubrimiento, dijeron los científicos, fue una sorpresa. La explosión infrarroja inicial se descubrió como parte de un proyecto que buscaba detectar explosiones de supernovas en pares de galaxias en colisión.

Hasta ahora, los científicos habían sido capaces de detectar unos pocos fenómenos similares y analizarlos, pero nunca se había podido observar la erupción de un agujero negro de forma tan detallada.

Estudiar este tipo de eventos puede ayudar a los científicos a comprender mejor el medio en el que las galaxias se desarrollaron hace miles de millones de años.

investigadores-observan-por-primera-vez-erupcion-agujero-negro
Foto: El Confidencial

La erupción de un agujero negro y su importancia científica

A veces, si los astrónomos tienen mucha suerte, pueden ver cómo una pobre estrella es destruida por los agujeros negros.

Las explosiones resultantes, que generan increíbles chorros de energía y materia, son tan espectaculares como interesantes, porque contienen mucha información útil.

La mayoría de las galaxias tienen en su centro una gigantesca y misteriosa acumulación de materia, tan densa que ni siquiera la luz puede escapar de su gravedad.

estrellas-raras-via-lactea-curiosidades

Estos extraños ‘objetos’ reciben el nombre de agujeros negros supermasivos, y alcanzan masas incluso miles de millones de veces superiores a las del Sol.

Sólo se puede saber de ellos por lo que se infiere por las distorsiones de la luz en su entorno y por su efecto sobre los movimientos de otras estrellas.



Nueva imagen muestra cómo es el universo profundo (mírala) 📷 ✨

Ahora podemos contemplar galaxias perdidas, gracias a la luz de las estrellas.

Qué duda cabe: observar el universo es observarnos a nosotros mismos. Por eso es un placer que haya sido actualizada la imagen del universo profundo, que reclama para nuestro disfrute la luz de las estrellas que habitan esta zona cósmica desconocida. 

Captar esta imagen fue posible gracias al trabajo de un grupo de astrónomos, cautivados por la idea de desentrañar los misterios del cosmos. Los investigadores pertenecen al Instituto de Astrofísica de Canarias y a la Universidad de La Laguna.

universo-profundo-imagen-actualizada-fotografia-hubble7

 

Las galaxias perdidas

Con ayuda de las imágenes que ha tomado a lo largo del tiempo el telescopio espacial Hubble, los investigadores pudieron crear una nueva imagen, que nos permite apreciar incluso las galaxias más lejanas y grandes

Las fotografías del Hubble fueron tomadas durante 230 horas de observación,
lo que arrojó en 2012 la primera imagen del universo profundo:

universo-profundo-imagen-actualizada-fotografia-hubble

No obstante, el método de combinación en ese momento no permitía captar los objetos más borrosos. O, dicho en otras palabras: la tecnología fotográfica no era suficientemente sofisticada.

Mediante un innovador proceso de combinación de imágenes, los astrónomos pudieron recuperar la luz de las estrellas que normalmente era sofocada por las galaxias más grandes. Según los investigadores, esto equivalió a recuperar visualmente una galaxia entera.

El proceso permitió develar que el tamaño de las galaxias antes “perdidas” en la imagen original, son mucho más grandes de lo que se creía. Además, ahora se aprecian áreas grises que antes se diluían en la imagen.

Alejandro Borlaff, quien dirigió este proceso, dijo para Science Daily:

Lo que hemos hecho es regresar a las imágenes originales, tal como se observaron en el Hubble. Mejoramos el proceso de combinación, buscando una mejor calidad de imagen no sólo para las más pequeñas y distantes galaxias, sino también para las regiones extendidas de las galaxias más grandes.  

Si esto es lo que se logró en menos de 1 década, ¿te imaginas qué podremos contemplar –y descubrir– de nuestro universo en algunos años más?



Es posible viajar a otra dimensión: pero no en cualquier agujero negro

¿Cuáles son los agujeros negros idóneos para realizar un viaje hiperespacial?

De los agujeros negros no sabemos más que lo que las matemáticas y la física pueden decirnos. Apenas el año pasado saciamos un poco de nuestra curiosidad, ya que un grupo de científicos pudo fotografiar por primera vez la erupción de un agujero negro.

Eso hace de estos fenómenos cósmicos algo irresistible para nuestra imaginación, que se derrama pensando en las –literalmente– infinitas posibilidades que ofrecen los agujeros negros. Quizá una de las inquietudes más comunes, tanto para la comunidad científica como para los astrónomos aficionados, es si es posible realizar viajes hiperespaciales a través de los agujeros negros.

Según Stephen Hawking y otros investigadores, la teoría de la relatividad es aplicable a los agujeros negros. Esta hipótesis les llevó a plantear que transitarlos sin desintegrarse es posible. Pero precisamente porque las leyes del espacio-tiempo son ahí muy distintas, es probable que nuestros recuerdos fuesen borrados al arribar a otra dimensión tras viajar en un agujero negro. No obstante, se han hecho nuevos hallazgos: se ha comprobado que un viaje a través de estos portales podría no afectarnos tanto como se ha pensado, porque no todos los agujeros negros son iguales.

¿Cuál sería el agujero negro indicado para viajar a otra dimensión?

https://www.theguardian.com/cities/2019/jan/21/redefine-skyline-how-ho-chi-minh-city-erasing-heritage-vietnam

A partir de investigaciones inspiradas por la película Interstellar una película que abre reflexiones muy terrenales también–, la física Caroline Mallary, de la Universidad de Massachusetts Dartmouth, probó que los agujeros negros masivos son los que mejores condiciones proveen para los viajes hiperespaciales a otras dimensiones.

El agujero negro de ficción que Mallary usó como modelo es el Gargantúa: un agujero negro masivo con 100 millones de veces la masa del sol y de rotación rápida. Inspirándose en él, Mallary hizo su propio modelo en computadora, el cual captura los efectos físicos más significativos que sus características podrían tener sobre una nave espacial o cualquier objeto grande que cayera en un portal como el Gargantúa.

Pese a que la llamada “singularidad” de los agujeros negros apunta a que en su interior las leyes del universo se cancelan y todo es como un instante infinito, la caída de una nave no generaría efectos sobre los pasajeros que pasaran por la llamada singularidad de su “horizonte interno”. A su vez, lo originado por la rápida rotación del agujero crearía ciclos de estiramiento y compresión en la nave; pero éstos tampoco serían significativos.

Así, Mallary pudo verificar con su modelo a computadora que los efectos de un agujero negro como el Gargantúa tendrían un límite –una finitud– sobre aquello que transitara por ellos.

¿Qué significa esto para el futuro de los cosmonautas?

agujeros-negros-efectos-viajar-otra-dimension-viajes-hiperespaciales-5

Quizá que sí podemos llegar a otras dimensiones. Porque no debemos olvidar que lo más seguro es que no estemos solos y que nuestro universo no sea el único. Aunque según el profesor de Mallary, Gaurav Khanna, el próximo paso será estudiar los agujeros negros en un contexto más realista, es decir: en términos astrofísicos.

De ahí bien podría surgir la próxima hoja de ruta para todo el que quiera aventurarse a descubrir otras dimensiones. Aunque esto sigue siendo terreno más de la fantasía que de la realidad.