Mismos cimientos, nuevas y verdes edificaciones. Bajo esa idea el arquitecto Steven Mankouche ha creado Afterhouse, un invernadero a ras del suelo. Una nueva forma de aprovechar el suelo urbano abandonado, para el cultivo con energía natural.

invernaderos urbanos casas abandonadas proyecto Afterhouse 5

Tomar lo olvidado y convertirlo en nuevos puntos de acceso a la agricultura urbana. De eso se trata Afterhouse: casas irreparablemente dañadas por el desuso, el vandalismo o los desastres naturales, cuyos cimientos pueden aprovecharse para construir un invernadero geotérmico semisubterráneo. En lugar de demoler las ruinas y dejar las tierras abandonadas, la propuesta es deconstruir la casa y devolverle la vida en verde.

Concreto, fuerza de trabajo, plomería y recuerdos. Luego podremos, de seguro, recoger algunos frutos.

 

invernaderos-urbanos-casas-abandonadas-naturaleza-0
Flower House

Mankouche se inspiró en la Bolivia contemporánea y la Italia del Renacimiento, donde en los invernaderos se utiliza el calor de la tierra y se expanden considerablemente las posibilidades de cultivo sin el uso de energía adicional. Así, los plátanos crecen en los Andes y los limones crecen en Milán.

En Bolivia, actualmente se usan los Walipini, ingeniosas huertas subterráneas que pueden resistir el clima extremo del Altiplano. Con su aspecto tosco de tejados casi al ras del suelo, pueden pasar fácilmente desapercibidos en medio del paisaje árido y sepia del Altiplano boliviano.

invernaderos urbanos casas abandonadas proyecto Afterhouse 1

Erradicar los terrenos baldíos y arruinados de toda la ciudad podría ofrecer una alternativa a las demoliciones totales y reducir los costos ecológicos y económicos que producen.

El desmontaje de cada cimiento en una construcción abandonada conlleva el tratamiento de una gran cantidad de contaminantes como el plomo y el asbesto, y la necesidad de acarrear tierra fresca para estabilizar el terreno.

 

Rescatar lo abandonado y darle un nuevo valor

invernaderos-urbanos-casas-abandonadas-naturaleza
Flower House

Una idea que puede servir de ejemplo para todos. Particularmente para las grandes ciudades, que cada vez suman más concreto a sus espacios y que por diversas razones no pueden plantar más árboles (aunque esto también ayudaría), es esencial. Rescatar los espacios públicos es parte de las acciones que se deben llevar a cabo como parte de una estrategia libre de violencia, contaminación y fragmentación social.

 

* Imagen principal: Flower House