Cuando se trata de estructuras complejas no necesariamente debe de estar peleada la modernidad con la naturaleza. La arquitectura sustentable cada día gana más relevancia entre los amantes de la construcción y el diseño, que incorporan los paisajes verdes de manera muy innovadora. Uno de los proyectos que más relevancia ha ganado actualmente es Tropicalia, el invernadero más grande de todo el mundo.

tropicalia
Coldefy

Diseñado por el arquitecto Thomas Amarsy de la firma francesa Coldefy, el proyecto se erguirá en la nación de los Campos Elíseos para 2024. Tropicalia será el invernadero tropical más grande del mundo, que se extenderá sobre un área de 20 mil metros cuadrados en Côte d’Opale, al norte de Francia. Esta es una verdadera ‘burbuja de armonía’ cuyo propósito es volver a conectar a los citadinos con la naturaleza, en una región donde a menudo el clima es severo.

invernadero más grande mundo
Coldefy

Siguiendo el cuestionamiento y la reflexión de cómo es que nos estamos relacionando con la naturaleza, Tropicalia pretende generar conciencia sobre los temas medioambientales. Proporcionará una experiencia inmersiva a una temperatura regular de 28°C con una rica biodiversidad de flora y fauna. Una vasta cubierta de flores exóticas le darán vida a es megaproyecto dedicado a la naturaleza y se entretejerán con cascadas y jardines acuáticos. Además, también será el hogar de diversas especies como mariposas, colibríes, tortugas y peces amazónicos.

Un pedacito de ecosistema

Más que un invernadero de tamaño colosal, este será un pequeño ecosistema en medio de la ciudad. La ausencia de postes de carga y la altura de más de 30 metros, se conjugarán para ofrecer una experiencia inmersiva completa, a la par de cuidar de la naturaleza y su exótica belleza. El diseño de la cúpula a base de cojines de aire EFTE presurizados elimina la necesidad de dar un mayor soporte en la estructural. Por lo tanto, no se encontrarán obstáculos que remitan a la sensación de una construcción artificial.

invernadero más grande mundo
Coldefy

Las construcciones de este tipo, están surgiendo cada vez más en las ciudades como un recordatorio de lo realmente importante; la conexión con la Madre Tierra. Y aunque los espacios libres y naturales son lo más idóneo, un pedacito de ecosistema en medio de la ciudad siempre es un punto positivo.

Sigue leyendo: Haarkon: paseos por invernaderos