Instagramers frecuentan lago tóxico para posar en selfies

A pesar de las advertencias de toxicidad, los instagramers se adentran en este lago para conseguir más likes.

Un fenómeno caricaturesco, pero que refleja dos cualidades de la actualidad, es el que acontece en un lago ubicado en Siberia. Se trata de un cuerpo de agua turquesa, al que se conoce como las “Maldivas de Novosibirsk” por su belleza. 

El problema es este lago es un repositorio de los deshechos de una planta de energía que se encuentra en los alrededores, y que el seductor y muy instagrameable tono del agua es el resultado de una alta concentración de calcio y óxido que proviene de los residuos tóxicos de las instalaciones de la Siberian Generating Company (SGK).

selfies-lugares-toxicos-peligrosos 

A pesar de las numerosas advertencias sobre no meterse al lago, muchos visitantes, comenzando por los “influencers” locales, no dudan en acercarse o incluso adentrarse con tal de lograr una buena selfie enmarcada por un precioso e inusual paisaje. 

Un instagramer que posó montado en un unicornio infalible y portando un pasamontañas explica así su búsqueda:

No es peligroso nadar aquí. Al día siguiente mis piernas amanecieron ligeramente rojizas y tuve comezón por 2 días. Pero luego todo pasó. ¿Pero qué no harías por lograr imágenes como esta?

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

🇷🇺Работяги, плавать там не опасно🚨 На следующее утро мои ноги слегка покраснели и чесались дня два, потом все прошло 🙏🏽 Но что не сделаешь ради таких снимков😋Вода на вкус немного кисловата, похожа на мел 😝 🇺🇸It,s not dangerous to swim here. The next morning, my legs turned slightly red and itched for two days, but then everything went. But what wouldn’t you do for the sake of such pictures? The water tastes a little sour 🤮 #новосибирскиемальдивы #золоотвалтэц5 #золоотвал #золоотвалнск #тэц5

A post shared by Alex (@tweezer_nsk) on

La contaminación del ambiente, y el narcisismo digital son, sin duda, dos propiedades significativas de nuestros tiempos. Y ahí, en el lago tóxico de Novosibirsk, han concertado una cita.  



Reducir los días laborales mejorará calidad de vida y del medio ambiente

Es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

¿Menos es más? Eso parece cuando se trata de los beneficios económicos, ecológicos y a la salud cuando se trabaja menos días a la semana y se tienen tres días para el fin de semana. De acuerdo con un artículo publicado en Scientific American, esta dinámica no sólo ahorra dinero, también reduce la contaminación y problemas de la salud. 

Para Lynn Peeples, autora del artículo, es posible reducir cantidades significativas de energía, emisiones de gases de efecto invernadero así como gastos médicos al disminuir los niveles de estrés, si se descansa un día más a la semana en la oficina.

La prueba contundente fue el equipo de gobernación del estado de Utah, en EE.UU., quien empezó a trabajar desde 2007 de lunes a jueves. Y en tan sólo los primeros diez meses, se ahorraron 1.8 millones de dólares en costos energéticos: “Si los empleados pasan 20 por ciento menos en el camino y los edificios de las oficinas sólo funcionan cuatro días a la semana, la energía y la congestión que nos ahorramos sería enorme.” Sin embargo, la iniciativa tuvo su fin en 2010, ya que los ciudadanos se quejaron de no tener acceso a los servicios del estado en viernes. 

Young Woman Enjoying the View

Pese a ello, los economistas David Rosnicks y Mark Weisbrot estimaron que esta dinámica pudo haber reducir la emisión de carbono en EE.UU. hasta un 3 por ciento, entre 1990 y 2002. De hecho, un reporte interino del gobierno de Utah, mostró que en su estado se redujo anualmente al menos 6 000 toneladas métricas de emisiones de dióxido de carbono. Por lo que, “si las reducciones de los gases de efecto invernadero por los desplazamientos están incluidas, entonces el estado revisaría la manera de reducir al menos 12 000 toneladas métricas de CO2 –el equivalente de 2 300 coches fuera del camino en un año–.

Además, de acuerdo con un estudio realizado en Suecia por la Sahlgrenska University Hospital, reducir un día laboral a la semana mejora la salud y productividad del empleado. De hecho, se observó que hubo una disminución considerable en enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, así como un mayor balance en los ámbitos laborales, personales y familiares. Sin mencionar una latente sensación de felicidad. 

Si bien hay pros y contras frente a esta dinámica, la realidad es que de manera organizada, podría traer numerosos beneficios tanto al individuo como a la sociedad. 



Las magníficas fotografías que nunca has visto del planeta Tierra desde el espacio exterior

Después de tres misiones al espacio y 2 mil 500 viajes alrededor del planeta, el astronauta Chris Hadfield capturó 45 mil momentos asombrosos desde el espacio exterior

Cuando se imagina al planeta, probablemente llega a la mente esta esfera azulada con manchas difuminadas de nubes y masas amorfas de tierra. Inclusive, en el caso de haber visto suficientes películas hollywoodenses, se puede ser capaz de visualizar a lo lejos el continente americano. Una imagen demasiado cliché.

A pesar de la belleza que pudiera contemplarse, no se siente esta trascendencia que merece la magnificencia de la Tierra. Por ello, después de tres misiones al espacio y 2 mil 500 viajes alrededor del planeta, el astronauta Chris Hadfield decidió capturar 45 mil momentos asombrosos desde el espacio exterior.

El objetivo de este proyecto fue demostrar la realidad de la Tierra: “Quería que fuera algo como: ‘Esto es feo, esto es extraño, esto es realmente interesante, y wow, no es algo que esperaba que se viera así’”, explica Hadfield.

Para él, las personas hablan globalmente pero muy pocas realmente ven a ese nivel (y por lo tanto, no piensan así) y,en consecuencia, se emiten juicios sin conocer a profundidad al respecto. Por ello es importante que, para empezar a tomar conciencia del cuidado que requiere nuestro planeta, se conozcan sus rincones, sus colores, sus sabores, sus olores, sus ruidos. Es ir más allá de lo que se cree conocer.