Inspirando una revolución de conciencia cotidiana

Cultiva la inspiración necesaria para ponerte en acción y unirte al rediseño de paradigmas que hoy nos corresponde.

Cuando uno piensa en la palabra universo, mira hacia allá afuera. Pocas veces se observa hacia adentro, en la vida propia, donde la magia cotidiana construye el resultado de la experiencia. Cada minuto de cada hora de un día… ese es el universo, el único, desde la perspectiva que importa, la tuya y la de cada hombre y cada mujer. 

Ecoosfera conciencia contemporanea-1

Parafraseando al futurista Bucky Fuller, cada faceta de nuestra experiencia es una modificación del universo.

Todas esas experiencias conscientemente aprehendidas y comunicadas infinitamente son el resultado de microuniversos en entera conexión cósmica; algo similar a un gran cerebro que funciona con la voluntad y la valentía de todos. En este sentido, funcionar como un todo podría ser el equivalente a un cambio constante, y en la vida de la especie humana, a una evolución.

inspirando-una-revolucion-de-conciencia-cotidiana-
Lukasz Wierzbowski

Pero para lograr esta evolución el planeta requiere de una estimulación frecuente y saludable, que purifique los engranes de la conciencia global. Esa es la información. La información es parte esencial del ser humano, y al combinarla con la acción generamos conocimiento. La conciencia individual encuentra una manera de aprender de cada una de las experiencias entrando, a través de la información, en sintonía con el macrocosmos, el universo de la colectividad. 

Así, la conciencia global se transforma

encontrar sentido a la vida filosofia simple minimalismo zen
Ecoosfera

¿Cómo?

Editando lo micro podemos cambiar el paradigma macro… Respirando fuerte y encontrando ahí bienestar, dedicando un minuto a la meditación del presente por cada hora de un día; disfrutando del poder de los alimentos naturales y su influencia física y metafísica; descubriendo, en cada paseo por las calles, que el cielo es distinto… Esquivando la ignorancia y leyendo un libro todos los días; reciclando, rehusando y transformando el concepto de basura; comprando menos, necesitando menos; adoptando, plantando, meditando, participando, inspirando para construir más conciencias; conociéndose a uno mismo antes de conocer al otro, experimentando la realidad compartida como ciudadano, ciudadana y seres humanos; buscando la forma de estar en acuerdo, en ritmo y sintonía…

Esa es la conciencia contemporánea

Ecoosfera conciencia contemporanea-1

Como especie, tenemos un lenguaje, tenemos las herramientas (hoy digitales) y tenemos la valiosa capacidad de trascender el tiempo a través de la información y la memoria. Vivamos para imaginar, promover y practicar la conciencia hacia un nuevo paradigma. Inspiremos y encaucemos la participación colectiva, en el diseño de una mejor realidad para todos.

Este texto es una franca invitación a una transformación que se ha hecho necesaria. Un cambio en el estilo de vida, pero también en la relación con el entorno. Ecoosfera promueve la difusión de información para contribuir a la evolución que el planeta necesita, es nuestra manera de invitarte a replantear un diálogo con tu entorno, con las personas y con la magia orgánica que nos rodea.

Tenemos la esperanza de que al leer este texto –o cualquiera de nuestro sitio web–, se cultive en ti la inspiración necesaria para ponerte en acción y unirte al rediseño de paradigmas que hoy nos corresponde (hoy más que nunca). 



¿Cómo se ve (y siente) un sueño lúcido?

Algunos factores a tener en cuenta para distinguir si estás soñando lúcido (y cómo aprovechar la experiencia onírica).

Construyo mis sueños para no despertar.

-Georges Méliès

 

Si realmente quieres tener un sueño lúcido vas a tenerlo. La mente humana, más que el mundo real, influye en la creación de este tipo de sueños; una valiosa aproximación de la conciencia al interior inconsciente.

suenios lucidos-suenos-como se siente-02

En anteriores momentos, Ecoosfera ha hablado sobre cómo es viable controlar a nuestro favor la experiencia onírica, e incluso volverlo un espacio para el aprendizaje de ciertas prácticas que nos podrían ser de ayuda en la vigilia, o arrobadoras lecciones karmicas para entender nuestro propio yo de una forma más intuitiva. Creas o no en lo anterior, los seres humanos tenemos la certeza de que los sueños son “reales”, pues todos los hemos experimentado, y la ciencia, cada vez está más cerca de afirmar su propósito en nuestras vidas. 

Tenemos, por ejemplo, la tecnología onírica de investigadores japoneses, que básicamente está trabajando por reconstruir los sueños y traducirlos en una pantalla con imágenes de internet.  O los recientes estudios de la neurociencia que afirman cabalmente que los sueños pueden ayudar a sanar heridas psicológicas. Y por si no fuese suficiente, hay investigaciones rudimentarias y bastante serias que han descubierto que la improvisación musical actúa bajo un proceso cerebral similar al de un sueño

Todas estas aseveraciones científicas son importantes para alimentar la creencia, sin embargo, nunca serán más confiables que la experiencia misma. Así, en pleno siglo XXI, uno puede empezar a hacer vital la práctica de la experiencia onírica lúcida, es decir, hacernos conscientes de que estamos soñando y hacer, ahí, lo que para esta época es imposible.

El arte de educar a través de la alucinación (o la psicología)

suenios lucidos-suenos-como se siente

Algo similar al sueño pudo haber sido el cine, cuando los hermanos Lumière pusieron, por vez primera, la experiencia cotidiana frente a los ojos de los hombres. El cine podía parecer aterrador para quien experimentaba la imagen de un tren que viajaba a toda velocidad hacia él, o incluso una experiencia imposible a la que podría llamarse una alucinación. Aún así, el cine ha sido un potente educador de la conciencia –no hace falta mencionar que el propio Hollywood ha utilizado la gran pantalla para introducir modas, estilos de vida, conceptos sociales o incluso posturas políticas para educar a las masas–, tanto o más como lo fue el teatro en su época, (otra de las herramientas artísticas más astutas para educar a los pueblos). En esencia, se trata de la representación de la experiencia humana, puesta enfrente para su entendimiento. El sueño no está lejos de esto, y es a través de los complejos procesos cerebrales que podemos comenzar a incentivar un sistema neurológico educativo, o al menos en lo que concierne al aprendizaje sobre quiénes somos, por qué pensamos de esa forma y cómo interactuamos frente a estímulos. 

Ver un sueño lucido

suenios lucidos-suenos-como se siente-03

Quienes hemos tenido la fortuna de experimentar uno o varios sueños lúcidos, sabemos que siempre se sienten diferentes: un sentimiento de horror miedo, e inclusive dolor, pueden aparecer ahí; por otro lado, el entusiasmo, felicidad y asombro pueden manifestarse… Todo lo que se siente ahí será obra nuestra, si así lo deseamos. 

Pero existe una constante en ellos, y es, a grandes rasgos, el hecho de que uno puede pasearse, volar, o hacer aparecer ciertos hechos a voluntad, e inclusive sentirles como reales, a pesar de saber que estamos soñando. 

Según algunos estudiosos de este fenómeno, en el sueño lúcido predominan una serie de características claramente notables:

Conciencia de ubicación

Si se está soñando lúcido, el enfoque se amplia cabalmente. El sentido del espacio abre su cauce y el soñador, a diferencia de cualquier otro sueño normal, puede distinguir en dónde está o qué acción está realizando.Al mismo tiempo, quienes han experimentado uno aseguran haber estado en lugar específicos, que no habían visitado jamás, durante la vigilia. 

Conciencia de que se está soñando

Es el rasgo más común. En cualquiera de los casos la persona puede despertar si así lo decide porque está consciente de que es un sueño. 

La memoria

En el mundo de los sueños la memoria no actúa como en la vigilia, puesto que algunas partes del cerebro se encuentran inactivas. Esto quiere decir que difícilmente podemos hacer uso de ella, a largo plazo. 

Movimientos oculares

Este es uno de los más fascinantes. Cuando una persona persigue una pelota o cualquier objeto con la mirada, ésta hace un movimiento que se le conoce como de “seguimiento suave”. Dicho movimiento no se puede fingir, puesto que sólo si el cerebro está detectando movimiento con la vista puede llevarse a cabo. Recientemente se descubrió que cuando una persona entra en un sueño lúcido, los movimiento oculares de “seguimiento suave” durante éste, son muy similares a los que ocurren durante la vigilia, mientras que es cualitativamente diferente del seguimiento sacádico que tiene lugar cuando imaginamos. Dicho de otra forma, para el cerebro, la experiencia visual que ocurre durante el sueño es más parecida a la percepción de objetos reales que a la imaginación, demandar que para nuestra mente, el sueño es verdadero y no producto de la fantasía. 

suenios lucidos-suenos-como se siente-0

Y entonces, ¿cómo se siente un sueño lúcido?

Como tú quieras que se sienta. Si bien es cierto, cuanto más trabajes en tus sueños más fácil te será controlar las sensaciones a tu favor –porque, de entrada, no estamos calificados para controlar cada aspecto del sueño si no trabajamos en ello. Para lograrlo, entonces, necesitas hacer uso de la constancia y tener una una gran expectativa. A muchos les funciona hacerse preguntas durante el sueño.

Un consejo para estimular la experiencia lúcida es asegurarse de dormir bien (estas infusiones para inducir el sueño podrán ayudarte), comer ciertos alimentos que estimulen el sueño (aquí hay algunos) y por supuesto, mejorar hábitos para que el cuerpo influya en la mente (prueba haciendo ejercicio, respirando bien y mejor, comiendo bien y eliminando los factores más estresantes de tu vida con diez minutos de meditación). Todos estos factores son una especie de aleación para que tu cuerpo-mente se concentre en lo que es importante, y finalmente poder acceder con maestría a ese otro universo, el de la mente. 

 

*Arte: Amy Friend

 

*Referencias científicas:

Nature Communications

Psychology Today

Dream Studies Org

How To Lucid



The Pollination Project: el decisivo poder de las pequeñas acciones

Bajo el lema “son los individuos ordinarios los que tienen el potencial de hacer cosas extraordinarias” esta organización altruista busca encausar enormes cambios al invertir en micro-empresas.

Bajo el lema “son los individuos ordinarios los que tienen el potencial de hacer cosas extraordinarias” esta organización altruista busca encausar enormes cambios al invertir en micro-empresas.

¿Quién tiene un mayor potencial para cambiar el mundo: un magnate con un espíritu altruista o un grupo grande de personas con la intención de trabajar hacia una meta? Ariel Nesser, fundador y presidente del Pollination Project apuesta por estos últimos, los miles de portadores de semillas del cambio. 

“No buscamos al próximo Martin Luther King o Ghandi”, explica Nessel. “Estados Unidos no mejora cuando tenemos un mejor presidente o mejores políticas. Mejora cuando cada ciudadano toma las riendas –es entonces que el mundo cambia.”

Nessel se basa en su experiencia personal, ya que cuando era un adolescente y caminaba por la playa, un hombre le entregó un panfleto con información sobre las crueles técnicas para criar ganado. Ocho años después, cuando caminaba por ahí de nuevo, el mismo hombre le entregó el mismo material, y en esa segunda ocasión Nessel sí reaccionó, y de la mejor manera imaginable. 

sara buckley art-pequenas acciones the pollination project cambio esta en personas proyectos

Cómo parte de esta nueva visión, Nessel decidió dedicar su vida a esparcir estos valores. En enero de 2013 fundó el Pollination Project, cuya meta principal es seleccionar y apoyar a individuos con una beca de mil dólares (otorgados diariamente), monto que será destinado a “expandir compasión” en áreas como la protección ambiental y de animales, justicia social, salud y bienestar, y arte y cultura.  

El proyecto funciona de manera sencilla: los candidatos envían sus solicitudes, una vez recibidas, Nessel o sus socios, muchos de los cuales fueron becados por el proyecto, analizan las propuestas y deciden a quienes otorgarán el apoyo. En el último año han sembrado 365 proyectos, 119 de estos se encuentran afuera de Estados Unidos y 10 de ellos fueron para menores de 18 años. 

como hacer un cambio nuevos paradigmas the-pollintation-Ariel Nessel-project-poder-de-las-pequenas-acciones

El Pollination Project es sustentado por donaciones, todos los que desean participar pueden hacerlo, no importa su edad. Lo que Nessel nos recuerda con este proyecto es que el cambio, como la excelencia, se cultiva todos los días a través de nuestras acciones. Es así que Ariel Nessel, con acciones a microescala, marca el paso para un nuevo altruismo, uno en el que todos podemos ser partícipes.

 

*Imágenes: Sarah Buckley / via synapticstimuli.com