En un mundo tan grande, parece imposible comprender cómo navegan los insectos por el mundo: ¿se desplazan arbitrariamente o saben hacia dónde se dirigen? Resulta que estos pequeños habitantes podrían estar más conectados con el movimiento de la tierra y los caminos que cualquiera de nosotros.

Por ejemplo, en el caso de los escarabajos petroleros (aquellos que transportan bolas de estiércoles por el campo), la navegación por la tierra se rige por las estrellas. Gracias a las tomas instantáneas mentales que toman del cielo, comparan las posiciones de las estrellas y se guían a través de ellas para mantener el rumbo.

insectos-escarabajos-hormigas-orientacion-mundo

Esto pasa durante la noche, pero cuando el sol sale y las estrellas son poco visibles, los insectos (incluidos los escarabajos) utilizan el sol. El astro solar orienta a hormigas y todo tipo de pequeños seres a partir de puntos de referencia de acuerdo con su movimiento. De hecho, las hormigas tienen una especial relación con el sol debido a que son capaces de detectar la polarización, es decir, la excitación de electrones en el plano donde se encuentra la luz solar.

insectos-orientacion-estrellas-sol

 

Una conexión entre los insectos y el planeta

El único problema con las hormigas es que si las mueves unos cuantos kilómetros tardarán un poco en volver a orientarse. Ellas únicamente recuerdan su zona local y les cuesta adaptarse a un nuevo sitio. Esta especie tiene una vista restringida del cielo y en general eso pasa con muchos seres pequeños, incluidas las abejas.

Esto provoca que tengan pocos datos para ubicarse en el mundo. A pesar de ello, los insectos cuentan con sistemas de navegación muy sofisticados. Algunos tienen la capacidad de recordar ciertas posiciones de los cuerpos cósmicos o crear brújulas a partir de la luz.

orientacion-navegacion-insectos

Al igual que lo que hacen los seres humanos al guiarse por el paso de la luz, los insectos encuentran formas de mimetizarse con el planeta y entenderlo. Por suerte, el mundo nos otorga algunas pistas y herramientas para que no vivamos perdidos en tiempo y espacio.

 

Sigue leyendo: Datos curiosos y hasta extravagantes del sexo entre insectos