El gobierno de Indonesia planea construir una nueva capital, pues la actual, Yakarta, es la ciudad de más rápido hundimiento en el mundo

La vida de Yakarta está íntimamente ligada al agua: sus 10 millones de habitantes tienen al mar de Java por un lado, y 13 ríos corriendo a través de la ciudad. Esto no es un buen pronóstico a largo plazo, pues en algunas zonas de la ciudad el promedio de hundimiento es de 1 a 15 centímetros anuales, 25 centímetros en algunas zonas.

El investigador Heri Andreas, del Instituto de Tecnología de Bandung, ha estudiado el hundimiento de Yakarta durante los últimos 20 años y señala que: “Según nuestros modelos actuales, para el 2050, cerca del 95% de Yakarta del Norte estará sumergida”.

Diques por toda la ciudad mantienen el agua a raya, ¿pero por cuánto tiempo? (Imagen: BBC)

Medios internacionales han reportado que el presidente de Indonesia, Joko Widodo, podría mudar la capital a la isla principal del archipiélago, Java. Lo cierto es que la idea de mover la capital no es nueva, pero las administraciones anteriores no han puesto una fecha clara para que esto suceda.

Los pronósticos más optimistas del gobierno anticipan que la nueva capital podría estar lista en 10 años.

Yakarta se está hundiendo sobre todo a causa de la desecación de los mantos acuíferos, lo cual provoca también desabasto de agua y contaminación. En muchas zonas los pobladores deben extraer agua directamente del subsuelo para su vida diaria, pero al hacerlo, la tierra se hunde y el terreno se vuelve inestable. Por su parte, los ríos están tan contaminados que resulta imposible utilizar el agua para las tareas diarias.

La situación se agrava porque las leyes son muy laxas respecto del agua: prácticamente cualquiera que pueda cavar un pozo, puede utilizar el agua que encuentre. El gobierno solamente aporta 40% del agua que necesita el país.

La Gran Garuda

 

Islas artificiales… ¿en un archipiélago con miles de islas naturales?

Otro proyecto para contener el aumento en el nivel del mar es la Gran Garuda, un muro exterior de 32 kilómetros, a través de 17 islas artificiales, que costará 40,000 millones de dólares. Su objetivo será crear una laguna artificial que capte el agua de lluvia y evite que ésta inunde la ciudad en la temporada pluvial. Sin embargo, sus beneficios serán solamente temporales, en caso de que logre costearse.

No obstante, a pesar del hundimiento considerable, los desarrolladores inmobiliarios siguen construyendo departamentos de lujo. Una razón más por la que mover la capital de sitio parece retrasarse.

Al igual que muchas otras ciudades del mundo, el aumento en el nivel de los mares afecta a Yakarta en gran parte a causa del calentamiento global y la expansión térmica. El derretimiento de los casquetes polares y el incremento de la temperatura debido a los gases de efecto invernadero provoca que el agua marina busque hacia dónde extenderse, y los candidatos naturales son las ciudades costeras.

 

* Imagen principal: New Mandala

El gobierno de Indonesia planea construir una nueva capital, pues la actual, Yakarta, es la ciudad de más rápido hundimiento en el mundo

La vida de Yakarta está íntimamente ligada al agua: sus 10 millones de habitantes tienen al mar de Java por un lado, y 13 ríos corriendo a través de la ciudad. Esto no es un buen pronóstico a largo plazo, pues en algunas zonas de la ciudad el promedio de hundimiento es de 1 a 15 centímetros anuales, 25 centímetros en algunas zonas.

El investigador Heri Andreas, del Instituto de Tecnología de Bandung, ha estudiado el hundimiento de Yakarta durante los últimos 20 años y señala que: “Según nuestros modelos actuales, para el 2050, cerca del 95% de Yakarta del Norte estará sumergida”.

Diques por toda la ciudad mantienen el agua a raya, ¿pero por cuánto tiempo? (Imagen: BBC)

Medios internacionales han reportado que el presidente de Indonesia, Joko Widodo, podría mudar la capital a la isla principal del archipiélago, Java. Lo cierto es que la idea de mover la capital no es nueva, pero las administraciones anteriores no han puesto una fecha clara para que esto suceda.

Los pronósticos más optimistas del gobierno anticipan que la nueva capital podría estar lista en 10 años.

Yakarta se está hundiendo sobre todo a causa de la desecación de los mantos acuíferos, lo cual provoca también desabasto de agua y contaminación. En muchas zonas los pobladores deben extraer agua directamente del subsuelo para su vida diaria, pero al hacerlo, la tierra se hunde y el terreno se vuelve inestable. Por su parte, los ríos están tan contaminados que resulta imposible utilizar el agua para las tareas diarias.

La situación se agrava porque las leyes son muy laxas respecto del agua: prácticamente cualquiera que pueda cavar un pozo, puede utilizar el agua que encuentre. El gobierno solamente aporta 40% del agua que necesita el país.

La Gran Garuda

 

Islas artificiales… ¿en un archipiélago con miles de islas naturales?

Otro proyecto para contener el aumento en el nivel del mar es la Gran Garuda, un muro exterior de 32 kilómetros, a través de 17 islas artificiales, que costará 40,000 millones de dólares. Su objetivo será crear una laguna artificial que capte el agua de lluvia y evite que ésta inunde la ciudad en la temporada pluvial. Sin embargo, sus beneficios serán solamente temporales, en caso de que logre costearse.

No obstante, a pesar del hundimiento considerable, los desarrolladores inmobiliarios siguen construyendo departamentos de lujo. Una razón más por la que mover la capital de sitio parece retrasarse.

Al igual que muchas otras ciudades del mundo, el aumento en el nivel de los mares afecta a Yakarta en gran parte a causa del calentamiento global y la expansión térmica. El derretimiento de los casquetes polares y el incremento de la temperatura debido a los gases de efecto invernadero provoca que el agua marina busque hacia dónde extenderse, y los candidatos naturales son las ciudades costeras.

 

* Imagen principal: New Mandala