Un total de 674 incendios fueron detectados en la selva de Brasil en menos de 1 mes. El medioambiente se deteriora rápidamente debido a los incendios ilegales y junto a él también se encuentran los indígenas del Amazonas, quienes luchan con las llamas. Los incendios ocurren por razones naturales pero, lamentablemente, en Brasil suceden más bien por causas humanas.

Hoy en día, en la Amazonia hay alrededor de 700 incendios importantes. Cerca de medio millón de hectáreas se quemaron en los últimos 3 meses. El riesgo no sólo se mide en pérdidas naturales, sino también en relación con los territorios indígenas afectados.El 86% de las llamas se han expandido en zonas indígenas y el peligro para sus comunidades es latente.

“Todos están asustados y preocupados. El año pasado, el mundo entero vio cómo los incendios forestales consumían el Amazonas. Este año se ve aún peor”, indica Sonia Guajajara, líder de la Asociación de Pueblos Indígenas de Brasil.

Densas nubes de humo se concentran en la selva y afectan enormemente la salud de las comunidades indígenas del Amazonas. En plena época de pandemia, esto resulta una amenaza directa para la supervivencia.

También en Ecoosfera: Conoce al escuadrón de élite que busca detener la destrucción del Amazonas

 

Incendios vs indígenas del Amazonas

Por si la explotación e invasión ilegal no fueran suficiente, las comunidades indígenas de la selva en Brasil enfrentan solas la presión de las llamas. Aisladas en medio de la vegetación, luchan con pocos recursos para mitigar el fuego. El gobierno no se ha hecho presente. Incluso, el presidente Jair Bolsonaro continúa con los recortes a los fondos de la agencia ambiental de Brasil, mientras que su administración presiona abiertamente a los indígenas para abandonar la zona y permitir la entrada de minería y agroindustria en las reservas.

indigenas-amazonas-selva-conservacion-incendios-forestales

Hasta ahora, los territorios de Parque do Xingu y Parabubure son los más afectados por los incendios. Parabubure perdió cerca de 11,295 hectáreas, un área dos veces mayor que la isla de Manhattan, y todo se quemó en menos de 1 semana.

“Esta es la primera vez que ocurre un incendio como este aquí. Los animales, los pájaros, los vemos huir del fuego. Es horrible. Afecta nuestra forma de vida y nuestra supervivencia”, comenta Petsirei O Dumhiwe, líder indígena.

Las imágenes satelitales indican que los indígenas del Amazonas están rodeados de fuego. Pocos espacios en la selva están libres de actividad humana o fuego. Los frondosos bosques verdes están rodeados de zonas en llamas y se avista el peligro más cerca que nunca.

“El fuego está rodeando nuestra tierra y sólo va a empeorar. Aún quedan meses de incendios por delante. Te despiertas por la mañana y ves nubes de humo en el horizonte. Los pueblos indígenas ya tienen sistemas inmunológicos más débiles. Agregue covid y el humo, y seremos aún más vulnerables”, agrega Bitate Uru Eu Wau Wau, coordinador de la Asociación Japaú.

Entre la espada y la pared, los grupos indígenas sobreviven aislados. Sin embargo, entre las llamas, la explotación y la ilegalidad se desvanecen rápidamente las ideas de lucha, de cultura y de equilibrio ambiental.

selva-amazonas-indigenas-conservacion-incendios

 

Sigue leyendo: Incendios del Amazonas facilitan nueva legislación para explotar territorios indígenas en Brasil