Imágenes de la Tierra para inspirar tu día (Fotografía)

Geometría, color y texturas impactantes que hacen que la superficie de la Tierra parezca un lienzo tan profundo como su diversidad.

En el poema “Song of the Open Road”, Walt Whitman escribió:

La tierra, eso es suficiente,
No quiero las constelaciones más cerca,
Sé que están muy bien donde están,
Sé que son suficientes para quienes pertenecen a ellas.

Amar la vida es amar la Tierra, pero actualmente la Tierra está sufriendo. ¿Cómo despertar colectivamente, de tal manera que seamos reales y sensibles a la belleza de la vida?

La distancia da perspectiva y ayuda a mirar sin miedo. En esta serie de imágenes se muestra un mundo misterioso y frágil, desde una óptica que invita a salir de la rutina y empezar a valorar la Tierra.

imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneTibesti_Mountains_o
Las montañas Tibesti, ubicadas principalmente en Chad, con las laderas del norte extendiéndose hacia Libia. Foto: ESA

Capturadas por la Agencia Europea Espacial (ESA), las fotografías que aquí compartimos invitan a mirar la Tierra con otros ojos; a contemplar su riqueza, desde un sofisticado lienzo de texturas, geometría y color. Aparecen montañas que dan la ilusión de ser papel, ríos de colores metálicos y fluorescentes, cordilleras que parecen esculpidas a mano, y una variedad de formas surrealistas.

Cuando no estamos conectados, puede suceder que lastimemos o destruyamos algo (o a alguien) porque no existe un sentido de pertenencia. Por eso, amar la Tierra (sabiéndonos parte de ella) es amar también la vida. Quizá estas fotografías nos abran la conciencia hacia el entendimiento de esto:

imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneSahara_sand_and_dust_seen_by_ESA_s_Envisat_o
Arena y polvo del desierto del Sahara, que atraviesa el océano Atlántico a lo largo de las costas de Mauritania (arriba), Senegal (centro) y Guinea Bissau (abajo). Foto: ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneRuegen_on_the_rocks_o
Las aguas heladas del mar Báltico, que rodean la isla más grande de Alemania, Rügen. Foto: JAXA/ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneSnowy_Siberia_o
Centro norte de Siberia. Foto: ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneAtacama_Desert_o
Las estribaciones de las montañas de los Andes, cerca de la costa sur de Perú. Foto: KARI/ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneAlgerian_Sahara_o
El paisaje de la Cuenca de Tanezrouft, una de las partes más desoladas del desierto del Sahara, en el centro-sur de Argelia. La región es conocida como “tierra de terror” por su falta de agua y vegetación. Foto: JAXA/ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneThe_Okavango_River_o
Al cruzar la imagen, el río Okavango forma la frontera entre Namibia al sur y Angola al norte. Foto: KARI/ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneThe_Great_Lakes_of_North_America_o
Tres de los cinco Grandes Lagos de América del Norte. Los lagos Huron (izquierda) y Erie (abajo) están parcialmente cubiertos de hielo, luego de las tormentas de nieve en Michigan y Cleveland, mientras que el lago Ontario (derecha) es completamente visible en azul. Foto: ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-dronePersian_Gulf_sandstorm_o
Arena y polvo del desierto del Sahara, que atraviesa el océano Atlántico a lo largo de las costas de Mauritania (arriba), Senegal (centro) y Guinea Bissau (abajo). Foto: ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-dronePersian_coast_o
El extremo norte del golfo Pérsico, junto con la frontera de Irán e Iraq y la desembocadura del río Shatt al-Arab. Foto: USGS/ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneA_southern_summer_bloom_o
Una floración de fitoplancton forma una figura de 8 en el océano Atlántico Sur a unos 600km al este de las islas Malvinas. Los diferentes tipos y cantidades de fitoplancton exhiben colores diversos, como el azul y el verde en esta imagen. Foto: ESA
imagenes-de-la-tierra-planeta-fotografia-aerea-droneThe_Palouse_region_oRolling Hills en la región de Palouse en el noroeste de los Estados Unidos, KARI / ESA
Rolling Hills en la región de Palouse, en el noroeste de los Estados Unidos. Foto: KARI/ESA



Los espacios otros: penetrantes perspectivas aéreas del desierto para perder la mirada

Imágenes de texturas, colores y accidentales curvas que nos invitan a diluirnos en la otredad del paisaje desértico.

El desierto es, para los sentidos, un placer ambiguo. Aunque en cada persona evoca algo distinto, siempre termina por proyectar una suerte de incertidumbre, producto de su notable diálogo con lo infinito. Pero su profundidad es, también, un extraño resquicio de paz.

Innegablemente, admirar desde el aire las topografías accidentadas y las dunas caprichosas de un desierto como el de Namibia es un privilegio. Y de alguna manera, nos invita a jugar con la posibilidad de que sean otros espacios, pues como cualquier amante de la fotografía con drones se habrá dado cuenta, mirar desde el ojo de un pájaro es admirar un mundo totalmente desconocido; diferente. Eso es lo que nos permite el trabajo de la fotógrafa Leah Kennedy.

La australiana siente una arrobadora atracción por la dualidad inherente al paisaje desértico. Y optó por la fotografía aérea para poder abstraer el territorio y mostrar, así, la dualidad de sus formas y colores. Como lo explica en su sitio web:

La fotografía aérea es una nueva perspectiva de los paisajes, son vistas menos literales y más abstractas de nuestro mundo. Proveen una mirada distinta de los paisajes comunes y a veces contribuyen a la dualidad de la imagen y a la incertidumbre sobre lo que estás viendo.

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

Este tipo de fotografía aérea no sólo es hipnotizante, pues muestra que la naturaleza es arte en sí misma.

También es una forma, como dice Kennedy, de ver las cosas desde otra perspectiva. En una suerte de delirio, nosotros imaginamos que su perspectiva invita a pensar en una heterotopía orgánica; espacios que siempre son otros, y que sólo desde la perspectiva perfecta podemos observar; es decir, un territorio que construimos gracias al dron, sobre otra realidad física totalmente distinta. 

Por eso, creemos que muchas de las fotografías tomadas por drones que son premiadas cada año son capaces de remover la conciencia, y nos llaman a cambiar la forma de ver al planeta y de relacionarnos con él.

Las fotografías de Leah Kennedy son una invitación a tejer lazos de empatía con los desiertos del mundo, lo cual es de suma importancia en la actualidad. Porque los desiertos serán territorios en disputa cuando se acabe la era de los combustibles fósiles y se imponga la energía solar. Gran parte de la energía eléctrica se generará en los desiertos –como el del Sahara–, lo que modificará radicalmente los paisajes del desierto, y seguramente cambiará también sus ciclos naturales.

Así que te invitamos a ver estas fotografías para que tengas presente al desierto y no sólo lo des por sentado, pues es uno más de los territorios del mundo –y de los más hermosos– que hay que salvaguardar.

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

desierto-fotografia-aerea-namibia-drones

 



Sublimación de la abstracción: tomas aéreas de la exquisita topografía de Islandia

Ver desde otra perspectiva este territorio nórdico es, de alguna forma, redescubrirlo.

Islandia es un paraíso de insospechada geografía. En su territorio se yuxtaponen el hielo y la nieve: las formaciones volcánicas, los ríos glaciales e incluso algunas calurosas playas de negras arenas.

Ver toda esta riqueza simultáneamente, coexistiendo en un mismo espacio geográfico, se vuelve una experiencia multisensorial. Pero, ¿cómo contemplar toda esta diversidad en un solo plano?

fotografia-aerea-islandia-fotos

El fotógrafo Stas Bartnikas, apasionado de las tomas aéreas, nos permite hacerlo con la libertad de un ave. En el trabajo de este artista, la abstracción se vuelve una sublimación, y el territorio de Islandia –un país fotogénico, como él mismo lo define– puede ser explorado de una nueva y original manera, a partir de lo que Bartnikas llama “aero-arte”.

Contrario a sus contemporáneos –que usan drones para sobrevolar el territorio–, Bartnikas prefiere hacer sus capturas a la antigua: volando en pequeños aviones y helicópteros. Esto le permite ver con sus propios ojos los patrones, formas y colores de aquellos paisajes que de otra forma serían inaccesibles.

En el caso de Islandia, tener una vista de pájaro es sin duda un privilegio para los sentidos. Porque mucho de este territorio permanece prístino, apenas trastocado por la civilización. Y así lo demuestran contundentemente las fotografías de Stas Bartnikas, que nos permiten redescubrir este territorio nórdico.

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos

fotografia-aerea-islandia-fotos