Los acordes virtuosos de Jimi Hendrix y su efusiva psicodelia dejaron una marca indeleble en el rock, pero también inspiraron fascinantes obras de arte. El ilustrador francés Moebius instaló a Hendrix en el mundo fantástico de sus dibujos, capturando el espíritu sonoro del genio en cada escena de sus paisajes oníricos.

En el libro de ilustraciones Emociones eléctricas, Moebius dibuja los momentos que pasó con Hendrix en 1967, cuando el ídolo visitó Francia por primera vez. Entre estas imágenes sobresale una en la que Hendrix come un plato de sopa. La mano legendaria de Moebius transformó esta escena anodina en un cuadro alucinante, que acabó siendo la portada de Voodoo Soup, el álbum póstumo de Hendrix.

jimi-hendrix-moebius-ilustraciones

El papel de Moebius en la ola psicodélica que culminó en una de las más grandes épocas del rock es quizá tan importante como el de Hendrix. El ilustrador engendró un universo delirante en el que la realidad, la fantasía y la ciencia ficción son indistinguibles. Sus viñetas, inmortalizadas en la revista Métal Hurlant (o Heavy Metal), influenciaron a músicos y cineastas por igual.

El trabajo de Moebius con Alejandro Jodorowsky es un clásico de lo surreal, y a él le debemos la estética que enriquece varias joyas de la cultura pop: las películas de Miyazaki, Mad Max, Alien y Star Wars. Sin duda, Jimi Hendrix sabía apreciar la maestría del artista, o por lo menos, su capacidad de explorar los recovecos más extraños de la imaginación. 

Sumérgete en el espíritu psicodélico de Hendrix con estas ilustraciones:

jimi-hendrix-moebius-ilustraciones-7

jimi-hendrix-moebius-ilustraciones-9

 

* Ilustraciones: Open Culture