La curiosidad es una cualidad muy noble, gracias a ella somos capaces de indagar y reconocer que existe algo más grande que nosotros. No obstante, con el tiempo la capacidad de sorprenderse y en consecuencia, de indagar, se va perdiendo. Pero, si existen seres en este mundo que aún conservan la sed por descubrir, esos son los niños. Así lo demostró esta pequeña de 4 años al hallar una huella fosilizada de dinosaurio de hace 220 millones de años.

La niña de cuatro años caminaba en una playa del sur de Gales junto a su padre y su perro. De pronto descubrió la huella de dinosaurio. El fósil se encuentra en perfecto estado de conservación y tiene emocionada a la comunidad paleontológica del mundo.

huella de dinosaurio encontrada por niña de 4 años

La familia Wilder caminaba por la playa para dirigirse al supermercado, no obstante, el evento inesperado tornó la situación de un día simple, al descubrimiento de un fósil de hace 220 millones de años. En el camino la pequeña distinguió en una roca, lo que ahora se confirma que es un fósil de impresión de huella.

Poco después de colocar la fotografía del hallazgo en redes sociales, el Museo Nacional de Gales contactó a la familia para recuperar la impresión. Finalmente, los expertos recolectaron el fósil y lo trasladaron al museo. Según los científicos, el reconocimiento exacto sobre el tipo de dinosaurio que marcó la huella, resulta cuasi imposible. No obstante, lo más probable es que la impresión la haya dejado un dinosaurio pequeño y delgado que se erguía sobre sus dos patas traseras.

Huella sumamente bien conservada 

La impresión no es especialmente grande, por el contrario, mide apenas 10 centímetros de largo. A pesar de ello, es una huella sumamente bien conservada, incluso se le describió como “el mejor espécimen jamás encontrado en esta playa”. 

dinosaurio coelophysis de huella de fosil

Basados en el tamaño del fósil, los datos sugieren que es probable que la huella haya sido hecha por un dinosaurio pequeño, que medía unos 75 centímetros de alto y 2.5 metros de largo. Además, se sabe que habría sido un animal delgado con cola y que caminaba sobre sus dos patas traseras y cazaba activamente otros animales pequeños e insectos.

La curadora de paleontología del Museo Nacional de Gales, Cindy Howells, explicó que por ahora no existe registro de huesos fosilizados que coincidan con la impresión de huella. No obstante, han encontrado huellas similares en Estados Unidos, que se sabe que fueron hechas por el dinosaurio Coelophysis.

cabeza de Coelophysis dinosaurio

La pequeña paleontóloga de 4 años de nombre Lily, es amante de los dinosaurios y para agradecer su hallazgo, el Museo Nacional de Gales agregará su nombre en la placa del fósil, una vez que se reanuden las actividades que cesaron como consecuencia de la pandemia por Covid-19.

Esta historia nos demuestra que la curiosidad es una cualidad muy noble que incluso en la adultez, es sano alimentar. Quien sabe, quizá no estás mirando con detenimiento a tu alrededor que tiene sorpresas guardadas para ti.

Sigue leyendo: Demuestran que el Spinosaurus era en realidad un dinosaurio acuático