Gases como metano o dióxido de carbono quedan atrapados en estas formaciones de hielo. Las burbujas de hielo de Alaska que logró capturar el fotógrafo japonés Ryota Kajita anuncian el inicio del paisaje invernal. Sin embargo, debajo de estas increíbles formaciones se esconden los efectos provocados por la crisis climática.

nieve-hielo-emergencia-climatica-derretimiento
Ryota Kajita

Desde 2010, Kajita se ha dedicado a congelar en el tiempo estas formaciones de hielo. Cautivado por los patrones geométricos naturales y cientos de burbujas chispeantes, creó una exposición que reúne algunas señales importantes sobre las consecuencias de las actividades del ser humano.

Aunque sólo han pasado 10 años, las fotografías demuestran que las formaciones que yacen debajo de las capas de hielo se vuelven más grandes. Esto significa que la descongelación del permafrost se acelera y menos superficie se congela, se libera más metano y aumenta el efecto invernadero.

El fotógrafo espera que las imágenes de este espectáculo del clima ayuden a los seres humanos a conectar con los cambios que ocurren en el planeta. Aunque estos problemas parecen ser minúsculos, el tiempo revela tarde o temprano sus efectos.

nieve-alaska

La nieve ahora cae y cubre las burbujas rápidamente. No obstante, cada vez son menos las áreas congeladas. La naturaleza es extraordinaria, pero al mismo tiempo efímera. Ahora, muchos de nosotros disfrutamos de los paisajes invernales, de los ciclos dinámicos de la Tierra.

Las estaciones, las lluvias, el calor, la nieve, etc., todo forma parte de los asombrosos cambios del planeta. Esta exposición nos invita a repensar las abstractas formas que construyen nuestro entorno y están en peligro de perderse. 

hielo-burbujas-alaska

hielo-alaska-burbujas

 

Sigue leyendo: Hielo superiónico: un extraño tipo de agua podría habitar todo el universo