Medio ambiente
Sci-innovación
Cosmos
Natura
Beneficios D
Orbe cultural
Ecotech
Noticias
Hazlo fácil

HAZLO FÁCIL

Boca de dragón, la planta que en muerte parece cráneos humanos

Por: Ecoo sfera9 de noviembre de 2022

La Boca de dragón es una planta exótica nativa del Mediterráneo, conocida científicamente como Antirrhinum majus, se caracteriza por sus flores resistentes de colores variados que duran todo el verano y otoño, y suele darse en países como Marruecos, Portugal, el sur de Francia, el este de Turquía y Siria. Recibió el nombre de ‘boca de dragón’ debido a que sus flores tienen una forma parecida a la de un dragón a punto de lanzar fuego, abriéndose como si se tratara de una boca.

Boca de dragón

La boca de dragón comienza a crecer en la primavera y se llega a conservar hasta finales del otoño debido a que se adapta fácilmente a climas templados y a zonas de sol, por lo mismo es una planta de exterior bianual. Es perenne, tiene distintos tipos y pueden llegar a medir desde los 15 centímetros hasta los 120 centímetros de alto. Entre sus distintos tipos, se encuentran las siguientes:

Antirrhinum barreliere: Posee flores de entre 20 a 25 centímetros de longitud de un color rosa violáceo con el ápice agudo y segmentos del cáliz lineares.

Artirrhinum hispanicum: Se da en el sudeste de España y se caracteriza por sus tallos cortos y hojas variadas, alternas y ovaladas.

Antirrhinum mollissimum: Esta especie tiene tallos delgados, los cuales miden desde los 8 centímetros hasta los 65 centímetros, es una planta con hojas opuestas en su mayoría.

Antirrhinum sempervirens: Con tallos delgados, colgantes y hojas opuestas.

Antirrhinum pulverulentum: Tiene tallos delgados, simples y con hojas inferiores. Cuenta con flores alternas y semillas de color pardo oscuro a negro.

Cuida correctamente la boca de dragón

No importa qué especie de la planta consigas o tengas en casa, pues a pesar de las diferencias de tamaño y color todas ellas son flores de exterior, por lo que todas requerirán de los mismos cuidados, son muy fáciles de mantener mientras no la expongamos a climas extremos, como las olas de calor o heladas.

Lo primero es saber que esta planta necesita semisombra, por lo que para asegurar una buena floración deberá recibir por lo menos seis horas de luz al día, necesitan de una temperatura cálida así que deberás tratar de evitar las temperaturas muy frías.

Su riego debe ser moderado, durante el verano habrá que aumentar la frecuencia debido al calor, pero no olvides que no debes dejar que se encharque el sustrato del jardín o la maceta. Si vive en una maceta asegúrate de que tenga un buen drenaje para evitar que las raíces se pudran u ocurra un ataque de hongos.

La boca de dragón necesita de suelos cálidos, así que te recomendamos aplicarle abono liquido por lo menos cada 15 días mientras se encuentre en su periodo de floración. Es recomendable eliminar las flores marchitas para ayudar a que broten más fácilmente y antes de tiempo.

Las calaveras aparecen ante la muerte

La boca de dragón es la prueba misma de la ambivalencia y la dicotomía misma entre la vida y la muerte. En vida es una de las flores más hermosas que existen, sin embargo, cuando perece y sus flores perecen ante el ciclo de la vida y la muerte, la planta se transforma completamente.

Sus ramas carentes de vida y reducidas a hojas secas, tienen una forma que no es posible ignorar. Parecen un racimo repleto de calaveras de color arenisco oscuro que es lo que la vuelve tan misteriosa. En vida vibra con el fuego del dragón y los colores vibrantes de sus flores, pero en muerte las calaveras en forma de cráneo humano dejan verse para luego despedir semillas y comenzar de nuevo el ciclo de la vida.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: