Los hábitos de los gatos domésticos parecen estar muy bien adaptados al entorno humano, no obstante, estos pequeños felinos guardan costumbres salvajes en su ADN. Son tan indómitos que, de hecho, se domesticaron a sí mismos y el humano nada tuvo qué ver en esto. Los gatos comenzaron a vivir cerca de los asentamientos humanos hace aproximadamente 8 mil años. Pero les tomó unos 3 mil años más para decidir domesticarse a sí mismos.

gato doméstico

Sabemos todo esto gracias al análisis del ADN, que muestra que el gato doméstico no presenta tantas diferencias de los antiguos. Incluso guarda todavía parecidos asombrosos con felinos silvestres. Así que pese a las grandes diferencias de tamaño y fisiología, los gatos domésticos guardan gran similitud con sus familiares más cercanos, los felinos salvajes, y todavía conservan hábitos que heredaron de ellos.

felino salvaje

Hábitos que los gatos domésticos heredaron de los grandes felinos

Rascar superficies

Aunque rascar superficies nos parezca en cierto sentido un acto de ternura y nos ponga orgullosos de nuestros gatitos, lo cierto es que lo heredaron de los grandes felinos. Este comportamiento data de mucho tiempo atrás en el camino evolutivo de los felinos. Su principal función es liberar estrés, también los grandes campeones se estresan y necesitan liberarlo de alguna forma. La solución es rascar superficies, así obtienen una gran satisfacción y pueden continuar con su día.

felinos salvajes

El equilibrio está en la cola

Los felinos silvestres tienen la necesidad de trepar con facilidad y para ello usan la cola. También la usan como un elemento de comunicación, pero al ser una extensión de la columna vertebral, funge un estabilizador del equilibrio necesario al andar, saltar y trepar. Por esta razón es que son tan buenos con los aterrizajes.

También en Ecoosfera: ¿Cómo ven los gatos el mundo? Esta serie fotográfica te muestra

Los gatos domésticos ya no tienen la necesidad de trepar para alimentarse, obtienen su alimento gracias a sus humanos. No obstante, el hábito y el placer de trepar por doquier permanece en su ADN y para ello, usan la cola como equilibrio.

gato hábitos de felino salvaje

Cazar

Un hábito de necesidad básica es la caza, no importa si son domésticos o habitantes de la vida silvestre, los felinos cazan por igual. Por ello, es común que los gatos domésticos aparte de dormir, trepar y rascar superficies, cacen animales pequeños urbanos pequeños.  

Y aunque la fuente de alimentación ha cambiado para los gatos domésticos que la obtienen de sus humanos, el instinto de caza sigue presente. Es común que como se ejerciten cazando presas pequeñas e incluso en ocasiones llevan ofrendas a sus humanos como muestras de cariño.

gato cazando

Acechar presas

El instinto de caza trae consigo la necesidad de acechar a las presas. Los felinos salvajes desde luego que acechan animales y aunque los gatos domésticos pueden hacerlo también con ratones o aves urbanas, de igual manera aprovechan cualquier oportunidad para despertar este instinto, incluso cuando el objeto no tiene vida. Cualquier movimiento repentino y sorpresivo de una cortina, persiana o escoba será suficiente para que sus pupilas se dilaten al máximo y comience el acecho.

leopardo

Sumamente territoriales

Entre los animales domésticos, los gatos resultan los más territoriales. Para ellos, no sólo el espacio que habitan les perteneces, sino que incluso marcan a sus humanos y los asumen como propios. Cuando un gato se acerca y comienza a restregar su rostro contra tus pies o piernas, no es precisamente una muestra de cariño. Más bien está impregnando su olor, como un marcaje de territorio y una señal de que, en cierto sentido, perteneces a su hábitat.

Los gatos domésticos parecen ser una versión en miniatura de sus parientes felinos más salvajes y aunque han perdido parte de este salvajismo, siguen guardando hábitos similares. Finalmente son familia y su ADN lo demuestra.

hábitos gatos domésticos felinos salvajes
FastGirl

Sigue leyendo: Descubren propiedades sanadoras en el ronroneo de los gatos