En 1966, en plena Guerra Fría, Estados Unidos estableció un programa ultrasecreto que consistía en la construcción de una base de ataque subterránea en Groenlandia y que ahora nos da luz sobre que el suelo de aquella región se derritió una vez en el pasado.

Estados Unidos buscaba que tuviera al alcance a la Unión Soviética, en caso de necesitar atacar al enemigo, así que optó por Groenlandia. Con el nombre de Iceworm, esta era una base disfrazada de estación de ciencia polar, que tenía el objetivo ultrasecreto de ocultar nada menos que 600 ojivas nucleares. Pero tras los primeros pasos para constituir el plan, la base fue abandonada y el núcleo de hielo extraído para su construcción quedó en el olvido en un congelador de Dinamarca.

groenlandia se dirritó

Hasta que en 2017 un equipo de científicos de la Universidad de Vermont, redescubrió la masa polar y decidió analizar las muestras de estos núcleos de hielo que se extrajeron a más de 1.5 kilómetros de profundidad de Groenlandia.

Sorprendentemente los análisis muestran hallazgos de fósiles de plantas, ramitas y hojas, lo que indica que Groenlandia se derritió una vez y estuvo libre de hielo en el último millón de años. Los científicos han determinado que, durante este periodo la superficie terrestre estuvo cubierta por vegetación e incluso de árboles.

groenlandia

Un bosque boreal bajo el hielo 

Los expertos argumentan que encontrar plantas fósiles y biomoléculas, en vez de arena y rocas, sólo puede significar una cosa; Groenlandia en el pasado geológico, pudo haber contado con un bosque boreal. De hecho, no se trata únicamente de un periodo, sino que, advierten que al menos hubo dos ocasiones libres de hielo en Groenlandia, ambos seguidos de glaciación.

groenlandia se derritio

Este descubrimiento revela que la fragilidad de la capa de hielo ante escenarios similares al calentamiento global, es mucho mayor de lo que se pensaba.

“Groenlandia puede parecer lejana, pero se puede derretir rápidamente, vertiendo lo suficiente en los océanos como para que Nueva York, Miami y Dhaka se sumerjan en el agua”, advierte Paul Bierman, geocientífico y coautor de la investigación.

Una vez más, las investigaciones apuntan a la inminente amenaza del calentamiento global y el cambio climático que persiguen al planeta. Esta no es una situación que inmiscuya a las próximas veinte generaciones, es de urgencia en el presente y tenemos muy poco tiempo para tratar de revertir las consecuencias.

Referencias:
Andrew J. Christ , Paul R. Bierman , Joerg M. Schaefer , Dorthe Dahl-Jensen , Jørgen P. Steffensen , Lee B. Corbett , Dorothy M. Peteet , Elizabeth K. Thomas , Eric J. Steig , Tammy M. Rittenour , Jean-Louis Tison , Pierre-Henri Blard , Nicolas Perdrial , David P. Dethier , Andrea Lini ,Alan J. Hidy , Marc W. Caffee y John Southon (2021). A multimillion-year-old record of Greenland vegetation and glacial history preserved in sediment beneath 1.4 km of ice at Camp Century. PNAS 118 (13). DOI

Sigue leyendo: El Océano Ártico podría quedar libre de hielo para el 2055 (necesitamos actuar)