Las historias sobre la formación de los continentes son diversas, peor muy pocas mencionan la existencia de un séptimo continente. Este es Gran Adria, el continente perdido que yace bajo el sur de Europa ¿sabías de él?

Hace unos 240 millones de años, la tierra del planeta se movía con gran intensidad. El Gran Adria en ese entonces se separaba del norte de África para desplazarse tanto que 120 millones de años después se encontraría bajo el sur de Europa.

Pocos rastros quedaron de la gran superficie de Adria, pero algunos parecen haber permanecido perdidos en las cadenas montañosas locales. De acuerdo con las similitudes geológicas encontradas cerca del Mediterráneo, los científicos se plantearon la posibilidad de la existencia de un antiguo continente. 

pangea-tierra-planeta-continentes
Vía Natgeo

Esa hipótesis lleva ya varios años rondando la historia de la Tierra. Sin embargo, hasta que la tecnología evolucionó lo suficiente se pudieron hacer las pruebas necesarias para desmentir o asegurar la existencia de Gran Adria, el continente perdido.

Por suerte, la tecnología está del lado de los científicos en esta expedición moderna y por primera vez se tiene el esquema geohistórico de la antigua masa terrestre escondida bajo Europa.

El legado de la Gran Adria, el continente perdido de África

Hace unos 250 millones de años, el mundo era un lugar totalmente distinto. La Tierra se recuperaba de la extinción del Pérmico-Triásico, etapa que estuvo apunto de acabar con la vida en todo el planeta.

Sin embargo, los dinosaurios llegaron para repoblar la Tierra y fueron naciendo los primeros mamíferos. Pero, muy aparte de este desarrollo biológico, la geología del planeta avanzaba a su propio paso creando la fragmentación.

En ese periodo, las masas terrestres se encontraban unidas en la Pangea hasta que un trozo de placa continental se desprendió de lo que ahora es el norte de África. La placa comenzó a desplazarse hacia el norte durante millones de años hasta que se estrelló contra el sur de Europa. 

gran-adria-continente-perdido-africa-europa-pangea
Universidad de Utrecht

A pesar de que la velocidad a la que chocó la masa no rebasaba los 3cm por año, ésta terminó por romper la corteza y la mayor parte de la placa continental se deslizó debajo de Europa. Ahora, la placa está atrapada a unos 1,500 km de profundidad, pero algunas rocas de este antiguo continente permanecen sedimentadas en la superficie en forma de cadenas montañosas.

Si damos un vistazo, los Apeninos en Italia, parte de los Alpes y cordilleras en los Balcanes, Grecia y Turquía forman parte de lo que alguna vez fue la Gran Adria. El nacimiento y muerte de este continente perdido es todo un hallazgo científico.

En pocas palabras, la evolución de este continente es todo un desastre geológico. Sin embargo, a ojos de los científicos y cualquier ser humano es una maravilla observar el movimiento propio de la Tierra y su forma de crear lo que hoy llamamos mundo. 

Sigue leyendo: Abya Yala: la lucha por un territorio colonizado conocido como América