En los últimos tiempos, el gluten se ha convertido en el blanco de críticas, la mayoría erróneas. Lo cierto es que esta proteína, presente en las semillas de varios cereales, sólo perjudica a quienes sufren de celiaquía, condición que en México apenas aqueja al 2.6 % de la población, según las últimas estadísticas oficiales.

En pocas palabras: si no eres celíaco o sufres de intolerancia al gluten, no hay razón médica que justifique abandonar esta proteína vegetal. Por el contrario, se ha demostrado que una alimentación desprovista de esta sustancia predispone a afecciones como la diabetes tipo 2 y enfermedades coronarias.

Por otro lado, salvo alimentos como la quinoa o el maíz, muchos productos libres de gluten contienen poca fibra dietaria, elemento fundamental en toda alimentación equilibrada puesto que facilita el tránsito intestinal y proporciona sensación de saciedad, algo indispensable para el mantenimiento de un peso saludable. Finalmente, vale la pena mencionar que el trigo y otros cereales con gluten son ricos en vitaminas del complejo B -ocho vitaminas-, las cuales ayudan a producir glóbulos rojos que transportan oxígeno por la sangre. 

La siguiente infografía derriba algunos mitos asociados al gluten:

gluten-pan-beneficios