Así se ve una de las megaestructuras más grandes del universo (Video)

Mira la danza de 14 galaxias coludiéndose para formar uno de los cuerpos más grandes del universo jamás registrados.

Cuando se trata de entrar al plano del universo, las dimensiones de tiempo y espacio simplemente rebasan nuestra capacidad de comprensión. Por ejemplo, esta megaestructura captada desde el telescopio ALMA en Chile, que se ubica a 12.4 mil millones de años luz de donde estamos, tiene un tamaño inconmensurable.

Se trata de un cúmulo de 14 galaxias unidas gravitacionalmente por materia oscura y, aunque nosotros pudimos contemplarlo cuando tenía sólo el 10% de su tamaño actual, es uno de los cuerpos más grandes en el universo que se hayan registrado jamás.

Si bien este tipo de cuerpos termina navegando en el límite de la abstracción, por sus descomunales dimensiones, también es fundamental de vez en cuando recordar que existen planos así y, por ende, reconocer que somos ínfimos actores de la gran obra universal. Un ejercicio de humildad cósmica para luego rememorar que a fin de cuentas nosotros también estamos hechos literalmente de estrellas, y aunque minúsculos, somos también parte de algo infinito.

Al final, un poco de ontología cósmico-identitaria siempre cae bien… 



Preciosas fotografías cuentan la historia de una cultura nómada que sobrevive gracias a los renos

El fotógrafo Sardar-Afkhami dedica sus imágenes a contar la historia de culturas nómadas en peligro que mantienen un diálogo espiritual con el mundo natural.

Si los descendientes de antiguas leyendas realmente existen en la actualidad, estos son los nómadas de Mongolia. Los nómadas de Mongolia son personas aparentemente inmunes a la degeneración, que aún viven cerca de animales salvajes con sabiduría espiritual, sentido de curación y bienestar perdido por nuestras nociones de tiempo y leyes de la civilización.

Mongolia nomadas Hamid Sardar-Afkhami page12-1013-full

Así son los nómadas de Mongolia, cuya conexión espiritual con los animales se extiende más allá de la compañía de los renos y sus paisajes oníricos, sino que conviven también con lobos, águilas y osos. Los dukhas, criadores de renos en la taiga, son un pueblo indígena en desaparición.

La gente de la Taïga mongol comparte, pero no domina sus paisajes habitados por renos, osos, caballos, águilas y lobos. Crían un reno dócil y no lo matan por carne a menos que se vuelva inútil para otros fines. Los conducen a los bosques profundos y cubiertos de nieve para buscar comida y recolectar cuernos que pueden vender a las aldeas cercanas en busca de suministros básicos.

Tsataan, Dukhas o nómadas de las montañas

Originarios de Rusia, y también llamados tsataan, los dukhas están más emparentados con los lapones, los criadores de renos del círculo polar, que con los mongoles de la estepa que viven en yurtas. Son nómadas de las montañas y desplazan sus tipis en función de las migraciones en estos relieves salvajes, el único entorno favorable para sus renos, que no resisten el calor de los valles. mongolia-nomadas-hamid-sardar-afkhami 2

Entre las imágenes se hace énfasis en la caza del águila que en Mongolia es una antigua tradición. El ritual ha pasado de generación en generación, pero quedan muy pocas personas en la Tierra que aún merecen el título. Los cazadores de águilas domestican a las águilas y las usan para cazar animales más pequeños, como zorros y marmotas. No es simplemente un título para ellos, sino una forma de vida.

Afortunadamente para nosotros, el fotógrafo Hamid Sardar-Afkhami comenzó a realizar expediciones anuales al interior de Mongolia para documentar un país donde la mayoría de la población sigue siendo nómada.

Sardar-Afkhami es un erudito en lenguas mongol y tibetano, con un doctorado de Harvard. Después de vivir en el Tíbet y explorar las regiones del Himalaya durante más de una década, Hamid comparte esta serie de imágenes que reflejan la conexión ancestral entre animales humanos y animales no humanos.

mongolia-nomadas-hamid-sardar-afkhami



Una mirada profunda al cosmos: imágenes de las zonas fotografiables más remotas de nuestro universo

Utilizando el Hubble, un lente de larga exposición, y un lente gravitacional existente naturalmente, la NASA fotografió los rincones más lejanos jamás vistos del universo.

La NASA nos vuelve a sorprender con una serie de maravillosas imágenes del espacio exterior, esta vez nos muestran imágenes  de nuestro universo nunca antes vistas: las regiones fotografiables más lejanas.

ku-xlarge (1)

Para lograr este enorme proyecto utilizaron el telescopio Hubble, un proceso de larga exposición y un lente gravitacional. Este tipo de lente se forma cuando las gravedades de galaxias individuales se juntan, combinan y se vuelven tan fuertes que logran deformar el espacio que las rodea. Esta manera de doblar el espacio crea un efecto “zoom” natural que magnifica galaxias lejanas, indiscernibles de otra manera.

ku-xlarge (2)

Esta innovadora manera de observar el universo ha permitido que los astrónomos de la NASA estudien 3 mil galaxias, algunas de las cuales son las más jóvenes estudiadas hasta ahora. Según el sitio web io9, la NASA planea combinar un video con las imágenes de Abell 2744 (que fueron tomadas por el telescopio espacial Spitzer), con el fin de definir como las galaxias evolucionan y como los hoyos negros afectan su desarrollo.

Aquí vale la pena recordar lo que muchos sabemos: las estrellas que vemos (más aun, las estrellas que capturó el Hubble) en realidad son entidades que bien pudieron haberse desintegrado hace milenios. Sin embargo, el tiempo que tardan sus partículas en llegar a nosotros nos hace pensar que siguen ahí, brillando el cielo. De acuerdo a esto, podemos especular que al contemplar una estrella estamos, en cierto modo, viajando en el tiempo. Estas fulminantes fotografías del Hubble, entonces, podrían ser retratos de fantasmas, hologramas que muestran lo que estuvo ahí alguna vez y ya no existe más, lo cual solo le añade encanto al experimento.