PUBLICIDAD

GUÍA GAIA

Cultiva y no tires: vegetales que sólo tienes que comprar una vez

Una cosa es tener un jardín o un huerto en el cual hacer germinar semillas. Pero algo aún más estimulante y cuasi alquímico es hacer que, de los residuos de los vegetales, surjan brotes a partir de los cuales éstos se regeneren. Pocos lo saben, pero hacerlo es posible y además, muy sencillo.

No todos los vegetales tienen esta cualidad resiliente, pero aquellos que sí la tienen sólo requieren de unos cuantos artilugios y mucha paciencia para regenerarse y así, podrán comenzar a proveernos de una fuente infinita de alimento orgánico. Así que, si quieres ser un mago de los vegetales y cultivar tus propios alimentos (lo que sin duda es más saludable, pues te ahorras los pesticidas), esto es lo que tienes que saber sobre la alquimia vegetal.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

 

¿Qué vegetales se regeneran y cómo lograr que suceda?

Para alquimistas orgánicos primerizos

La dificultad de que algunos vegetales broten depende del propio vegetal. Estos son los que implican menos esfuerzo y tiempo:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cebollín

Este es el vegetal más fácil de hacer brotar. Sólo tienes que cambiar su agua cada semana y verás los resultados; mientras tanto, serán un bonito adorno en tu cocina.

  • Corta los botones del cebollín.
  • Colócalos en vasos pequeños con agua hasta la mitad y cámbiala todos los días.
  • En 1 semana tendrás más cebollín.
  • PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

     

    Tallos de ajo (que son comestibles)

    Muchos no saben que así luce el ajo con tallo, y menos aún, que es comestible. Sólo tienes que evitar cocinar la primera parte, pues suele amargarse al fuego. Lo demás tiene un sabor parecido al del ajo pero más suave, y se queda menos tiempo en tu paladar.

  • Coloca un bulbo en una taza transparente.
  • Añade agua hasta cubrir 1/4 del bulbo.
  • En 1 semana tendrás estos deliciosos tallos para usar en la cocina.
  • PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

     

    Lechuga romana

    Ese pedazo de tallo que siempre tiramos puede regenerar hojas de lechuga en muy poco tiempo. Tendrás ensalada para la eternidad.

  • Coloca el tallo en 3 centímetros de agua.
  • Ponlo junto a una fuente de luz natural indirecta.
  • Cambia el agua conforme la vaya absorbiendo.
  • Corta la hojas cuando quieras una ensalada, y sigue germinando las hojas con el mismo tallo.
  • PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

     

    Hojas de zanahoria

    Parece un experimento de primaria, pero si tienes más paciencia que un niño, pronto tendrás un detalle culinario único. No a todos les encanta su sabor, pero puedes probarlo para tus ensaladas. Además, estas hojas tienen muchos nutrientes.

  • Coloca la corona de las zanahorias en un recipiente poco hondo y con poca agua.
  • Ponlas junto a una fuente de luz natural indirecta.
  • Mantén el nivel de agua siempre igual.
  • PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

     

    Para alquimistas orgánicos expertos

    Estos vegetales toman más tiempo y algunos requieren de ser plantados:

    Hoja de limón

    Esta hoja es perfecta para hacer un delicioso té. Lo malo es que usualmente se deshecha la mitad. Pero puedes hacer esto (que implicará plantarla):

    PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

  • Coloca la raíz en un vaso de 300ml lleno de agua.
  • Cambia el agua cada 2 días.
  • Cuando surjan brotes, en 2 o 3 semanas, planta los tallos.
  • Ponlos en un lugar donde tengan luz de sol directa.
  • Espera a ver crecer los nuevos tallos.
  •  

    Apio

    Tarda más, pero el apio también se regenera: podrás tener tu fuente ilimitada de esta verdura, que es perfecta para jugos detox.

    PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

  • Coloca el tallo en un recipiente poco hondo con agua.
  • Espera 3 días y plántalo en tierra (en una maceta bastante honda, pues sus raíces necesitan espacio).
  • Ten paciencia, pues primero surgirán las hojas y después los tallos.
  •  

    Cebolla

    Contrario a los demás vegetales, la cebolla germina sólo con tierra. Necesitarás:

    PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

  • Corta la corona de las cebollas y pélalas.
  • Déjalas en un lugar fresco y ventilado para que se sequen un poco.
  • Colócalas en la superficie de la tierra en una maceta pequeña, haciendo sólo un pequeño hueco, pero sin cubrirlas.
  • Riégalas cada tercer día.
  • Cuando desarrollen nuevas raíces, remuévelas de la maceta y plántalas en una más grande y profunda con los tallos de fuera.
  •  

    Jengibre

    Es un poco tardado, pero si logras germinar el jengibre tendrás un remedio casero excelente para las gripas inesperadas.

    PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

  • Escoge algunos trozos medianos de jengibre.
  • Entiérralos superficialmente en una maceta grande y profunda, con la raíz mirando hacia bajo.
  • Colócala en un lugar con suficiente luz directa (si el clima es muy caliente, ponla donde haya corrientes de aire).
  • Cúbrela con un plástico o tapa de vidrio para mantener la humedad.
  • Ten paciencia: en 3 meses verás los primeros brotes. En 1 año podrás cosechar tus primeros jengibres.
  •  

    La prueba alquímica de fuego: el aguacate

    Sin duda, germinar aguacate ofrece tantos retos como deliciosos resultados. Aquí la guía visual de Ecoosfera para hacerlo paso a paso:

    PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

     

    * Imágen principal: James Ransom

    Podría interesarte
    PUBLICIDAD
    PUBLICIDAD