En el imaginario colectivo se instaló una idea que persiste: que fumar en pipa de agua ―también llamada hookah, o shisha es menos nocivo que fumar en pipas regulares o fumar cigarrillos. Quizá esta noción parte de que la hookah permite “diluir” la nicotina en el vapor.

Además, para la hookah se utiliza tabaco natural, que por lo regular es “endulzado” con distintos saborizantes frutales.

Eso hace que el tabaco para fumar en pipa de agua parezca menos agresivo. Pero lo cierto es que también contiene nicotina y metales pesados, como el arsénico, que son fumados durante sesiones de hasta 1 hora. La hookah suele fumarse en forma de ritual: en locales hechos especialmente para ello. Esto la ha vuelto muy popular fuera de Medio Oriente, posicionándola como el segundo método más común para fumar.

Pero además, esto hace a la hookah más nociva que los cigarrillos.

fumar-hookah-pipa-agua-danino-peor-cigarrillo 

Cada inhalación de una pipa de agua equivale a un cigarrillo, lo cual tiene sentido si pensamos que por cada exhalación sale muchísimo más humo que con un cigarrillo. Por eso, según la World Health Organization (WHO), cada sesión de hookah equivale en cigarrillos a:

  • 2-3 veces la cantidad de nicotina
  • 10 veces la cantidad de monóxido de carbono
  • 25 veces la cantidad de alquitrán
  • 50 veces la cantidad de plomo

Cada hora, un usuario de hookah podría fumar el equivalente
de 100 o hasta 200 cigarrillos.

Otro estudio, realizado por distintos centros de investigación, concluyó que la hookah tiene que ver con una mayor incidencia de diabetes, obesidad y otros padecimientos, como síndrome metabólico y dislipemia. Los investigadores observaron a casi 10,000 personas: 6,724 eran no fumadores, 976 eran exfumadores, 864 eran fumadores, 1,067 eran fumadores de hookah y 41 eran fumadores de cigarros y hookah.

La prevalencia de obesidad, diabetes y otros padecimientos fue mayor en los fumadores de hookah, incluso más que en aquellos que fumaban tanto cigarrillos como hookah.

De acuerdo con los investigadores, esto podría tener que ver con que las toxinas del humo provocan resistencia a la insulina. Aunque también podría estar asociado a los hábitos que conlleva el ritual de fumar en pipa de agua en los hookah lounge.

Lo que es un hecho es que fumar en pipa de agua no es una alternativa segura. Aunque mientras surgen más estudios, lo mejor es abstenerse.