Guía para tomar la fotografía perfecta de la luna con tu teléfono

Aquí te damos algunos hacks para fotografiar a la luna sin que se vea brumosa y diminuta.

La luna es de los cuerpos celestes que más nos embrujan. Eternizarla en una fotografía es algo que a todos se nos ha ocurrido –y seguramente, todos hemos intentado–, pero la mayoría fracasamos. Comparado a la belleza inusitada de la luna, nuestro intento de fotografía no hace sino rebajarla a una especie de faro difuso e inapreciable.

Pero tomar una fotografía perfecta de la luna, donde luzca nítida y se aprecien sus detalles, es posible: incluso con el celular.

fotografiar-luna-con-celular-como-tomar-foto-luna

No es tan fácil como tomar otras fotografías, digamos, más “terrenales”. Pero los resultados son sumamente satisfactorios. Además, saber cómo fotografiar la luna con tu celular te servirá para retratarla en sus mejores momentos: aquellos donde se viste de rojo –la luna de sangre– o de intenso azul –la superluna–, o sencillamente cuando está boyante en el plenilunio; fenómenos que suceden varias veces al año y de los cuales aún nos esperan algunos en este 2018, incluido el eclipse más largo del siglo.

Pero empecemos con estos hacks para fotografiar a nuestro fascinante satélite con nuestro celular.

 

Lo que tienes que saber

Los celulares no están hechos para tomar fotos astrales (ni siquiera el iPhone de última generación). El lente es demasiado grande, el zoom ocasiona demasiado ruido y el obturador tiene pocas posibilidades para modificar la entrada de luz.

No obstante, si planeas bien tu toma, puedes tomar una fotografía que le haga justicia a la belleza natural de la luna.

fotografiar-luna-con-celular-como-tomar-foto-luna

 

1. Planeando la toma

Debes saber que el mejor momento para fotografiar la luna es cuando apenas se esté elevando en el horizonte; así evitarás que esté demasiado brillante. Paralelamente, se debe reducir la luminosidad de la imagen, así como el nivel de exposición a -1 o 1- EV. La fotografía no saldrá trepidada –lo que suele pasar en fotos oscuras– pues la luna dará la suficiente luz como para evitar eso.

Asegúrate de enfocar la luna y sujetar firmemente el celular. Así obtendrás, como mínimo, una imagen en la que se puedan ver algunos detalles de la superficie.

Aditamentos

Puedes también conseguir algunos aditamentos para tu celular. Existen, por ejemplo, lentes de cámara que realmente convierten a tu celular en toda una cámara profesional. Son pequeños y muy prácticos, como puedes ver en el siguiente video:

También hay trípodes para celular, que pueden servir para mantener fija la cámara y ya no preocuparte por arruinar la fotografía con tu propio pulso. Genial, ¿no? Además, así podrás hacer increíbles time-lapses.

fotografiar-luna-con-celular-como-tomar-foto-luna

Un gran hack: usar un telescopio

Sólo tienes que asegurarte de que no se filtre luz entre el telescopio y la cámara, para lo cual puedes usar tu mano izquierda mientras tomas la fotografía con la derecha. Si sales a algún lugar con poca contaminación lumínica, la toma puede salir aún mejor. Y lo mejor es que así no necesariamente tienes que atenerte a que la luna esté saliendo apenas por el horizonte, sino que la podrás fotografiar en cualquier momento de la noche con buenos resultados.

 

2. Apps

Existen varias apps que pueden ser de mucha ayuda en tu misión de tomar la fotografía perfecta de la luna con tu celular:

PhotoPills (disponible tanto para iPhone como para Android) te dará muchas herramientas que facilitarán la planificación y toma de fotografías de la luna. Igualmente, te servirá para otras fotografías estelares, pues te permite visualizar cualquier astro y te da información de todo lo que necesites saber sobre ellos (mejores horas, fases, eventos astronómicos). Incluso puede ayudarte a planificar y calcular paramétros para que, con un trípode, captes un fenomenal time-lapse.

Manual (para iPhone) y Camera FV-5 (para Android) te permiten modificar más aspectos del setting de tu cámara que las aplicaciones de fábrica.

fotografiar-luna-con-celular-como-tomar-foto-luna

Night Camera Lite (para iPhone) y Night Camera (para Android) te permitirán tomar mejores fotos nocturnas.

Otra app increíble es Hydra (aunque sólo está disponible para iPhone). Te ayudará a reducir el “ruido”, a incrementar la resolución y, por lo tanto, a poder usar el zoom sin preocuparte porque estropeé tu fotografía.

 

3. Edición

Por último, puedes editar tus mejores fotografías de la luna sin mucha complicación mediante aplicaciones como Lightroom. A casi todas les vendrá bien hacer un balance de color, para evitar que un color domine –por ejemplo, el rojo, al intentar tomar un eclipse–.

Así tendrás la mejor foto de la luna, lista para presumirla en Instagram o cualquier red social.

 

* Imágenes: 1) RideApart; 2) Burrito Justice; 3) Getty Images; 4) DMTrends



Puedes morir simplemente por renunciar a la voluntad de vivir, según nueva investigación

Se llama muerte psicogénica: no es lo mismo que la depresión y saberlo puede salvar vidas.

Aunque nuestro organismo es una especie de maquina de funcionamiento milimétrico, no es infalible. Depende, por supuesto, de nuestros hábitos: una vida sedentaria atrofia los músculos y debilita al corazón y la mente, pero una vida activa y una dieta equilibrada son los secretos de la longevidad. No obstante, la voluntad es una energía vital que, de faltar, puede ocasionar graves averías en nuestra máquina orgánica, y más todavía: puede conllevar a la muerte.

Morir por apatía o por una completa falta de voluntad es algo que sucede realmente. Se trata de una extraña condición llamada muerte psicogénica, que según el doctor John Leach, de la University of Portsmouth, puede ocurrir a partir de un trauma intenso. Bastan tres días para que este estado psíquico provoque la muerte.

muerte-psicogenica-morir-falta-voluntad-trauma
Laura Makabresku

Para Leach, esta condición debe diferenciarse del suicidio o la depresión extrema. Puede considerarse muy ligada a ésta última, pero la depresión no es capaz de provocar la muerte de la misma fulminante manera.

Y es que la muerte psicogenética consiste de cinco etapas

Cada una es parte de un proceso de desconexión de la realidad: una escisión entre cuerpo, mente y ambiente que podría ser ocasionado por un cambio en el funcionamiento del circuito cingulado anterior, una zona que media procesos de control ejecutivo y emocional, y que está ligada a la motivación.

Según investigaciones previas, la muerte psicogénica podría ser también una reacción a la sobreabundancia de ciertas hormonas en el organismo, liberadas por alguna vivencia traumática. En especial se ha comprobado que hormonas de adrenalina y del estrés son las más secretadas, y en exceso pueden ocasionar la muerte psicogénica.

Las 5 etapas de la muerte psicogénica

muerte-psicogenica-morir-falta-voluntad-trauma

Aislamiento

Un trauma capaz de arraigarse tanto como para causar estrés postraumático es el detonante de la muerte psicogénica. Lo primero que hacen los pacientes es aislarse y evitar toda interacción social, siendo indiferentes y sumiéndose en sí mismos.

Apatía

No obstante, un trauma no necesariamente trae consigo apatía. Pero sentirla es parte de la segunda fase, cuando la persona deja de tener energía y no hace esfuerzos en torno a casi nada y sobre todo descuida su aseo personal.

Abulia

En este punto la apatía se ha transformado en una respuesta emocional casi nula, al grado de que la persona no quiere hablar. Según Leach, este estado puede considerarse como “una mente vacía o una conciencia falta de contenido”

Acinesia

La acinesia es un estado de inmovilidad provocada por una reacción de protección. Pero en esta fase, la acinesia provoca incapacidad de movimiento debido principalmente al estado en el cual se encuentra la mente del paciente. Llega a ser tan contundente que la persona es incapaz de sentir dolor.

Muerte psicogénica

La etapa final es la completa rendición de la persona. La voluntad los ha abandonado por completo y quizá ni siquiera esperen morir. Sólo yacen tendidos sin mostrar emoción alguna ni miedo a la muerte.

Pero no debemos temer…

Según Leach,

Distintas intervenciones, como la actividad física, pueden darle a la persona un sentido renovado de elección y de control que puede llegar a romper el terrible ciclo a través de la liberación de dopamina

Así que sobrellevar la ola siempre es posible. Y aún porque una experiencia devastadora no significa encallar en la isla de la apatía sin retorno. Por eso, siempre debemos trabajar en nuestra salud psíquica y espiritual para evitar cualquier posibilidad de que se pierda una de las energías más valiosas que nos mueve: la voluntad.

Lo más importante es que mantengamos a la mente y al cuerpo conectados. Rélajate, reconectate y ubica en el mapa de tu cuerpo al estrés. No dejes de propiciar el diálogo entre estas dos entidades maravillosas, y reactualiza tu capacidad de ser empático con toda la periodicidad que te sea posible.

 

*Fotografías: Laura Makabresku



Viaje lunar: preciosas imágenes de la luna musicalizadas con Debussy (Video)

Jamás has recorrido la luna tan deliciosamente como con este video musicalizado.

Durante milenios, los seres humanos no nos hemos cansado de contemplar la luna –también la soñamos, la deliramos y la sentimos–. Pero incluso habiendo visto muchas imágenes astronómicas de este cuerpo y habiendo experimentado tu dosis humana de contemplación lunar, difícilmente habrás tenido mejor oportunidad de observarla de cerca, y de forma tan exquisita, como en este video.  

Gracias a la revista Aeon, encontramos este video creado por el Scientific Visualization Studio (Estudio de Visualización Científica) de la NASA y que se presentó en la celebración del 60 aniversario de la agencia aeroespacial. Las imágenes, que tienen una acariciable nitidez, y la música (“Claro de luna”, de Claude Debussy), se conjugan para ofrecer una especie de exquisito masaje audiovisual.

Y tú ¿hace cuánto que no acaricias la luna?