Existen 4 formas de relacionarnos con el dinero: ¿cuál es la tuya y cómo puedes hacer tus finanzas sustentables?

Saber cómo te relacionas con el dinero puede ayudarte a ahorrar y a tener una vida más sustentable.

Nuestra existencia entera está organizada en torno al dinero: ese objeto –metálico, de papel o de plástico– detrás del cual pareciera haber una fuerza indomable, indetectable para nuestros sentidos, y  que sin duda se entromete con nuestra felicidad.

Y sin embargo, pocos sabemos exactamente cómo funciona el dinero y el mundo de las finanzas…

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

Entenderlo puede llevar años. Pero hay buenas noticias: puedes navegar la existencia sin que el dinero te domine, ¡y no tienes que saber todo sobre finanzas! Sólo tienes que saber qué significa el dinero en tu vida y, en ese sentido, como te relacionas con él.

Estas son cuatro formas en las que nos relacionamos con el dinero, según el psicólogo financiero Bradley T. Klontz:

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

  • Vigilante // Eres extremadamente cuidadoso con el dinero, lo que te convierte en un excelente ahorrador en potencia.
  • Evasor // Estas convencido de que el dinero no es tan importante y, según tú, no te preocupa. Eres un derrochador en potencia.
  • Estatus // Para ti el dinero es importante, pues lo relacionas con tu valor como persona. En ese sentido, lo puedes cuidar tanto como lo puedes derrochar.
  • Adorador // Crees que el dinero resolverá todos tus problemas, lo que puede provocar que tu objetivo no sea tanto ahorrar como matarte en un empleo para conseguir más y más dinero.

Seguro te identificaste con alguno de estos cuatro patrones. Ahora, lo que hay que definir es qué hábitos necesitas generar –según tengas alguno de estos rasgos– para lograr tener finanzas más sustentables.

 

Si eres un vigilante

Vas por buen camino para ser un excelente ahorrador y poder tener una vida más libre. Pero para eso tienes que cuidarte de no ser extremadamente vigilante –no ser un tacaño, pues–. Tienes que ser un vigilante no a partir del miedo a perder dinero, sino un vigilante seguro de lo que hace, con un plan de ahorro cuidadosamente planeado.

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

 

Si eres un evasor

Necesitas reflexionar un poco sobre el dinero en tu vida. ¿Ganas una cantidad suficiente que te permite ahorrar? Hazlo sin pensarlo, aunque consideres que no servirá de nada. Aprovecha que ser un evasor te hace un poco desapegado al dinero.

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

 

Si te obsesiona el estatus

Es importante que reflexiones, primero, sobre los valores de la vida. Sólo dejando de relacionar tu valor como persona al valor del dinero podrás ahorrar. ¿Cómo? Dejando de comprar ese café carísimo que, según tu, te da mayor valor. Mejor toma otro café y lo que ahorres, guárdalo. Y si quieres, presume lo que estás haciendo, eso sí que te hará lucir bien.

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

 

Si eres un adorador

Evita hacer que todo gire alrededor del dinero, como si fuera a resolver todos tus problemas. Relaciónate sanamente con él, procurando un ahorro modesto y evitando matarte trabajando por sueldos exorbitantes, porque esto tampoco resolverá todos tus problemas.

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

 

Ahora, ¿cómo hago mis finanzas sustentables?

Tener finanzas sustentables no sólo es tener una mejor relación con el dinero –más sana–, sino realmente dejar de formar parte del circuito infinito de ganar-comprar-ganar y seguir comprando, el cual es sumamente contaminante. Por eso debes crear un sistema de finanzas sustentables, en el cual se mantenga un equilibrio entre tu dinero, tu vida cotidiana y el mundo: un equilibrio entre cuánto trabajas, cuánto gastas y cuánto logras ahorrar.

Las finanzas sustentables son más naturales: implican aprender que la abundancia no tiene que ver con dinero. Porque la abundancia está en lo que hacemos, y hacer cosas grandiosas no tiene tanto que ver con gastar como con tener creatividad y pasión.

El punto más importante para tener finanzas sustentables siempre será ahorrar, no sólo hacer más y más dinero.

finanzas-sustentables-ahorrar-dinero-formas-alternativas

En ese sentido, el mejor método de ahorro para lograr unas finanzas más sustentables es el kakeibo, un arte japonés que nos enseña a ahorrar utilizando nada más que una libreta y un bolígrafo. En realidad, no usar más que un registro minimalista es el método favorito de cientos de expertos, como Kristin Wong, quien siempre recomienda el papel y el bolígrafo, por su versatilidad y capacidad de adaptarse a las necesidades de cualquier ahorrador en potencia.

Wong también recomienda el uso de algunas apps, para quienes se sientan más cómodos utilizando gadgets y herramientas digitales. Para hacer presupuestos y administrar el dinero de manera divertida, sugiere usar Mint.

Después de esto, quizá te quedaste sin saber qué es el dinero o que pasa en Wall Street. ¿Acaso importa? Ahora sabes cómo relacionarte con tus finanzas y, lo más importante, cómo hacerlas más sustentables a partir de ello. ¿No es un alivio?



Tu personalidad define cómo te llevas con el dinero (Estudio)

¿Harías lo que fuera para ayudar a un amigo en apuros económicos? Probablemente, ser una buena persona se refleje negativamente en tus finanzas.

Nuestra relación con el dinero no siempre es racional. El dinero es una herramienta y, como cualquier herramienta, sus efectos dependen del uso que hagamos de ella. Pero más allá de una herramienta de supervivencia para estar en un mundo civilizado, el dinero refleja nuestra personalidad: nuestra relación con las finanzas puede decir mucho de nuestra relación con el mundo y con nosotros mismos, como demuestra un estudio publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology.

Un grupo de profesores del University College de Londres y la Escuela de Negocios de Columbia trataron de verificar la conexión entre las cuentas de banco y la personalidad, o dicho de otra forma, entre la salud financiera y el bienestar general. Para ello analizaron la información financiera de casi 3 millones de personas, mediante informes de bancos y un estudio longitudinal que incluyó a 2 mil individuos a lo largo de más de 20 años.

Esta información se contrastó con test de personalidad aplicados en línea para cuantificar cómo se relaciona la gente “simpática” con el dinero.

La doctora Sandra Matz encontró un patrón interesante. Durante las pruebas de personalidad, los investigadores notaron que la gente que tuvo mayor tendencia a ser calificada como “simpática” también era la que le daba menor importancia al dinero. En una entrevista, Matz afirmó que:

La gente piensa que lo que significa ser simpático es ser aquella persona que, cuando sale con sus amigos, dice: ‘No te preocupes, yo pago’. O si estás tratando de comprar un auto nuevo, vas a decir rápidamente que sí, porque quieres evitar el conflicto. Lo que vemos es que la gente simpática se preocupa menos por el dinero…

 

¿La gente buena onda está condenada a las deudas?

¿Pero por qué la gente simpática se preocupa menos por el dinero? Una de las hipótesis es que a la gente simpática le cuesta trabajo elegir entre su propio bienestar financiero y el mantenimiento de sus relaciones sociales. Pero darle poca importancia al dinero puede ser un factor de riesgo cuando se trata de manejar las finanzas personales.

Si la persona es rica, entonces no hay conflicto: puede convertirse en filántropo y ayudar a quien mejor le parezca; pero el estudio tomó en cuenta la salud financiera de personas cuyos ingresos no son tan altos –o en términos más precisos, que no pueden compensar su predisposición a ayudar a los demás con dinero, porque simplemente no lo tienen–.

En otras palabras, mientras más simpática es una persona, mayor será su tendencia a tratar de ayudar a otros, lo cual provocará que no ahorre. Una forma de evitar esto y conservar la salud financiera, según los planteamientos de la investigación, es cambiar las ideas en relación al dinero para no verlo como una herramienta egoísta, sino como una herramienta para ayudar a otros.

Nuestros descubrimientos sugieren que ser amable y confiable puede tener costos financieros, especialmente para aquellos que no tienen los medios financieros para compensar las predisposiciones de su personalidad y las actitudes hacia el dinero asociadas a ella.

Los investigadores advierten que este estudio es limitado, y que cada caso en particular puede encontrarse con variables particulares; sin embargo, analizar la relación entre la psicología de una persona y sus finanzas es importante para proponer comportamientos que generen tanto bienestar social como económico en las personas.



La ciencia de las finanzas: ahorra sin comprometer tu felicidad (te decimos cómo)

Guardar un poco de tu dinero no tiene que ser un sacrificio. Y al contrario, te puede evitar severas depresiones.

Dicen que el dinero no compra la felicidad. Pero, sin duda, es necesario para asegurarnos cierta tranquilidad y uno que otro placer. Y quizá por eso la idea de ahorrar nos es tan francamente perturbadora, pues supone prescindir de dinero que bien podríamos usar para abonar al placer cotidiano.

Pero la cuestión de ahorrar permite un tipo paralelo de felicidad: el de saber que estamos invirtiendo en nuestro futuro, en lugar de incrementar cualquier deuda que tengamos, lo cual además conduce a síntomas de ansiedad y depresión.

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Así que desde cualquier óptica ahorrar es una buena idea; aunque, por supuesto, es todo un reto. Por ello, quizá los mejores hacks sean aquellos que nos conducen a hacer del ahorro una forma de vida. Ahorrar dinero se puede convertir en un hábito cotidiano que no suponga mayor esfuerzo, ni que nos haga sentir sacrificio alguno.

Aquí te mostramos seis hacks para tu libertad financiera:

 

1. Usa efectivo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Un hack elemental y, sin embargo, muchas veces despreciado. Pero realmente usar efectivo ayuda muchísimo a ahorrar, pues contribuye a que carguemos con menos dinero y, por lo tanto, a que evitemos gastos que suelen ser completamente innecesarios (por ejemplo, de comida), mismos que pueden gestionarse de otra manera sin que dejemos de comer delicioso.

Así que te recomendamos sacar el dinero de tu tarjeta o transferirlo a una cuenta de una tarjeta que dejes en casa, y procurar sacar sólo el efectivo que realmente necesites.

 

2. Haz planes que no involucren gastar

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Salir de paseo implica siempre gastos circunstanciales que no son realmente necesarios. Ahora bien, en lugar de quedarte en casa puedes optar por salidas menos costosas; es sólo cuestión de planear y preparar. Por ejemplo, llevar algo que comer o botanear, así como también bebidas (agua, té o café).

También puedes ir a algún parque o museo en días gratuitos, en lugar de al cine. Por supuesto, en cualquier actividad lo de menos es el precio de la entrada; los gastos son siempre en comida o bebida. Así que mejor modérate o vete preparado, como hemos sugerido.

 

3. Abstente de las compras en línea

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Aunque podría parecer que las compras en línea nos permiten ahorrar, muchas veces es lo contrario: resultan tan accesibles que nos hacen gastar de más, sobre todo en cosas que realmente no necesitamos, como ropa o gadgets. Así que abstente. Mejor haz una lista de lo que de verdad necesitas, y sólo búscalo en tiendas en línea cuando ya lo vayas a adquirir.

 

4. Elige un solo servicio de entretenimiento

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Si sumamos todo lo que invertimos en diversos servicios de entretenimiento digitales, como Netflix, Bing o Spotify, la cuenta puede ascender a más de lo que imaginaríamos. Esto es porque la mayoría de estos servicios son baratos, pero una vez juntos representan bastante para nuestra cartera, una especie de gasto hormiga muy nocivo.

Así que modérate y, si puedes, comparte para que otros compartan contigo.

 

5. Usa el trueque con tu familia, amigos y compañeros

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Dile a tus conocidos más cercanos que estás ahorrando, e invítalos a hacer lo mismo. Una forma de hacerlo es implementar con ellos una dinámica de trueque, el cual es una forma antigua de economía que funcionaba a partir del intercambio de objetos, sin dinero de por medio.

De esta forma pueden intercambiarse cosas que no utilicen y evitar gastar en ellas, como ropa, libros, películas o gadgets. Esto es además algo muy sustentable, así que todos ganan.

 

6. Utiliza el Kakeibo

ahorrar-dinero-como-consejos-formas-alternativas

Por último, hay un método que te puede ayudar a alcanzar tus metas de ahorro, y que verdaderamente se puede volver parte del metabolismo de tu vida. Se trata del Kakeibo, una técnica de ahorro japonés extremadamente sencilla y con resultados inmediatos.

O puedes, simplemente, usar a tu gato para ahorrar: un truco infalible.

Guardar un poco de tu dinero no tiene que involucrar sacrificio. Y al contrario, te puede evitar severas depresiones.