La United States National Ice Center (USNIC) ha declarado el final del iceberg A68, el más grande del mundo del que ya no quedan más que rastros sumamente pequeños. El peligro inminente ante el que se encuentran las principales fuentes de hielo de la tierra no es una novedad, desde hace años las advertencias son claras. Sin embargo, parece que las acciones de la humanidad en contra del calentamiento global se encuentran varadas en políticas de papel que no han logrado trascender a la acción.

El principio del final

Las investigaciones recientes indican que nos acercamos al peor escenario del calentamiento global, lo que significa que la pérdida de hielo está experimentando un incremento cada vez más acelerado. Hace tan sólo unos meses la Agencia Espacial Europea confirmó lo que diferentes investigaciones ya venían vaticinando. Mediante una serie de imágenes satelitales, la ESA reveló que el iceberg más grande del mundo, el A68 presentaba condiciones devastadoras. En aquel entonces se detectaron varias grietas importantes en el cuerpo de hielo y desde entonces las condiciones empeoraron.

a68 iceberg más grande mundo final

El iceberg que cubría una superficie de 6 mil kilómetros, se desprendió de la plataforma de hielo conocida como Larsen-C en 2017. A partir de aquí, diversos investigadores lo han monitoreado de cerca para conocer su estado. Así se calculó que su trayectoria representaría una amenaza para Georgia del Sur en el Atlántico sur. La trayectoria de desplazamiento del iceberg generó preocupaciones, las predicciones indicaban que podría anclarse a la costa e impactar el frágil ecosistema de la isla.

iceberg a68 llegó a su final
Partes del iceberg A68 en 2020. Créditos: ESA

El final del iceberg más grande del mundo

Por fortuna su trayectoria viró de dirección y redujo las posibilidades de afectación a Georgia del Sur y sus ecosistemas. Lamentablemente el iceberg A68 ha quedado destrozado en innumerables icebergs de menor tamaño que ahora son imposibles de monitorear. Por esta razón, la USNIC declaró el final del iceberg A68, el otora más grande del mundo. Luego de 4 años de haberse desprendido de Larsen-C y flotar a la deriva.

final del iceberg más grande del mundo
ESA

Ahora, expertos del British Antartic Survey (BAS), estudian datos recopilados sobre la salinidad, la temperatura y la clorofilia del agua de mar cercano a lo que fuera el iceberg. La finalidad es determinar el impacto de agua dulce extremadamente fría del derretimiento del hielo, en una región del océano que alberga colonias importantes de pingüinos, focas y ballenas. Además de pesquerías gestionadas de forma más sostenible en el mundo.

iceberg a68 en pedazos
Zona de fragmentación del hielo del iceberg A68a. Créditos: BFSAI

Sigue leyendo: El deshielo de los glaciares antárticos llegó a un punto sin retorno