Las sensaciones de desorientación, vacío e incertidumbre son comunes y la mente humana, si no está domesticada, puede distraerse con obsesiones y adicciones, una serie de mecanismos que evaden el misterio.

Se huye del miedo. Bruce Lee tenía esto presente y decidió escribirlo, enfrentarse a sí mismo en papel a través de una serie de cartas que titularía En mi propio proceso.

Cualquier intento de escribir un artículo sobre cómo yo, Bruce Lee, me siento emocionalmente o cómo es mi reacción instintiva y honesta hacia las circunstancias no es una tarea fácil. ¿Por qué? Porque soy un hombre cambiante y cada vez mayor. Por lo tanto, lo que consideré cierto hace un par de meses podría no ser lo mismo ahora.

bruce lee-filosofia

Lee es cada vez más reconocido como el filósofo que era, desde su famosa metáfora de la resiliencia (“El agua puede fluir, estancarse, gotear o golpear. Sé como el agua, amigo mío”) hasta por sus posturas sobre la fuerza de voluntad, la imaginación y la confianza.

En mi propio proceso, su trabajo recientemente descubierto, fue la declaración de credo personal que escribió en el último año de su vida, a los 31 años.

Cuando las personas tienen un ‘yo’, en realidad, la mayoría tienen un vacío, porque están demasiado ocupados desperdiciando su energía creativa vital para proyectarse como tal o cual, dedicando sus vidas a actualizar un concepto de cómo deberían ser en lugar de actualizar su potencial como ser humano.

Bruce_Lee_-filosofia

La Fundación Bruce Lee compartió las nueve cartas de dicho texto, que redefinen los conceptos de lo que es ser un artista marcial, la honestidad, la ilusión de seguridad y la importancia de ser uno mismo, auténtico, con gran entusiasmo de descubirse responsable de uno mismo.

Quiero ser honesto, eso es lo mínimo que un ser humano puede hacer. Siempre he sido un artista marcial por elección, un actor de profesión, pero, sobre todo, estoy actualizándome para ser un artista de la vida. Sí, hay una diferencia entre la autorrealización y la actualización de la autoimagen.

A pesar de la dificultad de hacer este autoexamen en medio de su agotadora agenda de trabajo -escribía mientras filmaba Enter The Dragon y discutía con los productores hollywoodenses-, Lee insiste en la importancia de la autenticidad personal y resalta la diferencia vital entre ser y parecer.

He llegado a aceptar la vida como un proceso, y estoy satisfecho de que en mi proceso permanente, estoy constantemente descubriendo, expandiendo, encontrando la causa de mi ignorancia, en el arte marcial y especialmente en la vida. En resumen, ser real.

proceso-autoconocimiento-bruce-lee-cartas 3
Synapticstimuli

Lee habla también sobre el miedo crónico a lo desconocido:

La gran mayoría de las personas no se sienten cómodas con lo desconocido -algo extraño que amenaza su molde diario y protegido- por lo que, en aras de su seguridad, construyen y eligen patrones para justificar.

 

Así como Bruce Lee buscó el tiempo para autoexaminarse, ¿tú lo has hecho?